Cuenta la leyenda urbana que en Estados Unidos un grupo de niños de 15 años estaba jugando a policías y ladrones por la noche. Mientras jugaban se les ocurrió la “brillante idea” de poner a prueba su valentía. Decidieron que para demostrar lo aguerridos que eran entrarían en un cementerio por la noche. Lo harían de uno en uno mientras el resto del grupo esperaría en la puerta.

El primero en saltar la valla del cementerio fue precisamente el niño más cobarde, debía dar la vuelta a todo el cementerio y volver. Saltó la valla y lo inundó la oscuridad. Sus compañeros lo perdieron de vista y esperaron a que regresara, pero pasaba el tiempo y esperaban y no regresaba. ¿Dónde se había metido?

Decidieron saltar todos al interior del camposanto para buscarlo, cuando lo encontraron se quedaron horrorizados. ¡Estaba muerto y con cara de espanto!. Cuando vieron las heridas de sangre en sus rodillas se dieron cuenta de lo que había pasado: Al ir corriendo en la oscuridad del cementerio, el chico se tropezó con la rama de un árbol, pensó que alguien lo había agarrado por el pie y murió de un infarto al corazón. Se podría decir que murió de miedo ya que la atmósfera nocturna del cementerio creó tal sugestión en la cabeza del niño, que al sufrir el traspiés sucumbió su corazón al susto.

¿Qué crees? ¿Verdad o leyenda? ¿Puede esto realmente pasar?

Imagen: Fairy Heart

7 Comentarios

  1. Yo conozco otra version no con un niño si no un gaucho aqui en Uruguay fines del siglo XIX o principios del siglo XX bien no se… pero cuenta que en una pulperia lo que hoy es un bar tres gauchos pasados de copas se apostaron su valentia pasado una noche en el cementerio, bueno fue uno de ellos se interno en el cementerio se sento cerca de una lapida saco su facon en el pasto y ahi se quedo. Llego la mañana y el gaucho no aparecia cuiando los otros fueron a ver los encontraron muerto sobre la lapida lo que paso cuando el clavo el facon los hizo sobre su poncho sin darse cuenta y al levantarse al amanecer penso que alguien lo sujetaba y bue lo demas historia contada.

  2. «Hay más historias, las típicas de todo cementerio. Por ejemplo, el estudiante de medicina que desafió a sus compañeros clavando un clavo en la pared del cementerio y, mientras lo hacía, sintió que una mano le agarraba el tobillo, una mano muerta que salía de la tierra. Todos los cementerios tienen una variante de esta historia: por lo general, el desafío es una carrera atravesando el cementerio.»
    «Alguien camina sobre tu tumba: mis viajes a cementerios», Mariana Enriquez, 2013.

  3. Mismas historias en distintos lugares del mundo,todas ellas tienen su variante pero al fin y al cabo la historia es la misma….

  4. Yo lo había oído pero en el cementerio del barrio de Flores (Argentina),algo parecido: un grupo de alegres jóvenes con copas demás decidieron hacer frente a sus miedos y cruzar corriendo el cementerio,aclaro que el cementerio tiene dos salidas y es posible ir caminando de una a otra,es una calle ancha..a un costado tiene un monumento encerrado entre barrotes de metal dándole un aspecto muy lúgubre..al parecer hacia mucho frío y se dispusieron a cruzar corriendo,largaron la carrera y a uno de los jóvenes se le enganchó el saco largo que llevaba puesto con los barrotes de metal dándole un infarto y muriendo en el acto pensando que alguien le había agarrado el saco….

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here