Pocas cosas pueden resultar tan angustiantes para un padre o una madre, como el hecho de no saber dónde está su hijo. Cuando ocurre un terrible hecho como este, toda la familia se moviliza, se notifica a las autoridades y las energías se concentran en hallar al menor. Y en ese momento, cada hora puede representar la diferencia entre la vida y la muerte. A partir de 1996, todo el sistema de búsqueda de niños desaparecidos se transformó. Fue aquel el año del origen de la alerta Amber. Gracias a este sistema, cerca de mil niños han podido ser rescatados, tan solo en territorio norteamericano. Pero detrás de él se esconde una trágica historia que enlutó a una familia y a un país. Acompáñanos en Supercurioso a conocer cuál es la historia de la alerta Amber.

1. El origen de la alerta Amber, qué es y cómo funciona

niños desaparecidos

La Alerta Amber es un sistema de notificación para niños desaparecidos, mediante el cual tanto la policía como los ciudadanos trabajan en conjunto para encontrar a la víctima. Sus siglas corresponden al término en inglés Americans Missing: Broadcasting Emergency Response. Aunque nació en territorio norteamericano, la historia de la alerta Amber alcanzó tales niveles de relevancia, que ha sido incorporado por más de diez países alrededor del mundo, entre los que se cuentan Australia, Canadá, Alemania, España, México, Emiratos Árabes Unidos, entre otros.

Antes de precisar el origen de la alerta Amber, queremos contarte cómo funciona este sistema. Cuando un niño desaparece, la policía reúne la mayor cantidad de evidencia y datos posibles sobre el caso. Posteriormente, se transmiten dichos datos por todos los medios disponibles: televisión, radio, pantallas en las autopistas, redes sociales. La idea de su implementación es que la información llegue a la mayor cantidad de ciudadanos posible, para que en caso de ver a alguien que reúna dichas características contacte inmediatamente a los investigadores.

Si bien cada país tiene sus propias regulaciones y directrices en relación con el origen de la alerta Amber y su manera de implementarla, hay ciertos parámetros generales que permiten su activación: debe ser un joven menor de 18 años, que un departamento de policía valide la información de su desaparición, reunir suficientes datos para poder transmitirlos a la población, como por ejemplo las características del vehículo, descripción física del secuestrador y también de la víctima, entre otras.

¿Quién fue Amber Hagerman?

historia de la alerta Amber

Si bien es cierto que este sistema aporta una utilidad valiosísima en la actualidad, la historia de la alerta Amber está marcada por la tragedia. El método debe su nombre a una pequeña de nombre Amber Hagerman. Era la noche del sábado 13 de enero de 1996, cuando la pequeña de tan solo nueve años jugaba con su hermano menor, en el estacionamiento de una tienda del centro de Arlington, en los suburbios de Dallas, Texas. Los niños llevarían unos diez minutos andando en bicicleta por el lugar, cuando Amber fue secuestrada.

Aquel hecho que marcaría el origen de la alerta Amber solo fue visualizado por un testigo. Él declaró a la policía que la niña había sido llevada a la fuerza por un hombre blanco que conducía una camioneta negra. La noticia fue difundida en los medios de comunicación. Decenas de voluntarios se sumaron a la búsqueda. Agentes del FBI también hicieron lo propio, pero no hubo caso.

Cuatro días después del secuestro, un hombre que paseaba a su perro descubrió el cuerpo sin vida de Amber en un canal de aguas residuales del norte de Arlington. Los resultados de la autopsia revelaron que Amber fue violada y luego degollada. También se descubrió que la niña había sido asesinada dos días antes de haber encontrado su cuerpo, por lo cual se pensó que de haber más coordinación entre los diferentes organismos de investigación quizás Amber habría podido ser encontrada con vida.

2. El origen de la alerta Amber

Aquella tragedia sacudió a Texas y al país entero, y marcó el origen de la alerta Amber. Un año después del hallazgo del cuerpo sin vida de la niña, ya esta metodología se había implementado. Donna Norris, la madre de Amber, exigió leyes más estrictas para los delincuentes sexuales. El congresista Martin Frost, representante del distrito Whitson, propuso crear una Ley de Protección llamada “Amber Hagerman”, en la que se planteaba crear un registro nacional de delincuentes sexuales. Finalmente en el año 2003 el Presidente George W. Bush firmó la Alerta Amber como legislación.

Los hechos que llevaron a la creación del sistema fueron pragmáticos: las autoridades analizaron que contaban con la información suficiente para localizar a la niña desaparecida, y sin embargo, no tenían los medios para transmitirla de manera masiva, rápida y eficiente a la ciudadanía. Lo que marcó la historia de la alerta Amber fue un estándar para la integración de boletines de emergencia en el caso de la desaparición de menores. El primer paso de la utilización del sistema fue la emisión de boletines a través de una estación de radio local, en octubre de 1996.

Luego la alerta Amber pasó a formar parte de la legislación, y se ajustaron las características para incluir información que estuviese estandarizada. Desde el origen de la alerta Amber se estableció que los boletines de alarma debían llevar una fotografía clara del menor extraviado, en la que se le apreciara en su estado actual. También sus datos y señas particulares, cómo vestía la última vez que se le vio, dónde estaba e información de contacto con las autoridades y familiares, así como información relevante sobre su desaparición.

Además de estos boletines, forma parte del sistema la emisión de información a través de una distribución de mensajes de texto a celulares y transmisiones de televisión y radio en un área determinada. También se despliegan los datos en pantallas de tráfico e instituciones gubernamentales. Todo un bombardeo de información a la población civil, que hace que se familiaricen con el caso, que se mantengan alerta, y que en caso de ver al menor o a su secuestrador, den aviso inmediato a las autoridades.

Los estudios criminalísticos han demostrado que las primeras horas tras la ocurrencia de un secuestro son las más vitales y pueden marcar una diferencia entre la vida y la muerte de las víctimas. De allí la gran importancia y valor de la Alerta Amber. Gracias a ella y a la colaboración de los ciudadanos, se han podido rescatar con vida a miles de niños alrededor del mundo. Y tú, ¿Conocías el origen de la alerta Amber? ¿Habías escuchado hablar de la fatídica historia de Amber Hagerman, a quien debemos este sistema? Déjanos todas tus ideas en un comentario. Estaremos encantados de conocer tu opinión.

1 Comentario

  1. Saludos! Actualmente laboro en la Policia. Recientemente tuvimos la investigación de un menor que desapareció de los previos de una escuela a las 11:30am, se entrevistaron familiares, maestros se realizó una búsqueda y el menor no fue localizado hasta 5 horas después. Y si no hubiera sido localizado. La preocupación que tengo es que para activar la Alerta Amber unos de los requisitos es que se tengan información del vehículo o de la persona que lo secuestro pero no en todos los casos se tiene esa información o alguien ve que lo secuestran. En esos caso que las primeras horas son vitales. No se debe activar la alerta. Creo qué hay una pequeña Laguna en la ley. Agradeceré que me aclaren la duda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here