Sí, como lo lees. Han creado el primer espermatozoide robótico o ciborg. Este importante e interesante avance científico se convertirá en el método de inseminación artificial por excelencia. Continúa leyendo y descubre de qué se trata.

¿El primer espermatozoide robótico?

Un grupo de científicos alemanes del Instituto de Nanociencias Integrativas de Dresde lograron crear que lo que se considera uno de los avances científicos más importantes en cuanto a fertilidad se refiere. Se trata de un espermatozoide robótico capaz de superar los obstáculos que se le presenten hasta fertilizar con éxito el óvulo.

sperm1

El equipo científico ya había diseñado un prototipo parecido en el año 2014, el mismo se basaba en envolver las células espermáticas en una película de hierro y en una cápsula de titanio. La idea era guiar este prototipo a través de campos magnéticos. Sin embargo, el grupo responsable de este avance llevó al mismo al siguiente nivel, mejorando aún más este espermatozoide robótico.

El trabajo que fue publicado por la revista científica Nano Letters explica que, si bien los científicos continúan utilizando los campos magnéticos, decidieron no encapsular el espermatozoide en titanio. Por el contrario, le colocaron pequeñas hélices que envuelven la cola del mismo, las cuales al girar lo impulsan con fuerza hacia adelante.

El tamaño de estas pequeñas hélices es de unos 50 micrómetros de largo por 5 de diámetro, lo que significa que su longitud vendría siendo igual al diámetro de un cabello humano, impresionante, ¿cierto?

Al igual que el prototipo anterior, la dirección de este espermatozoide robótico es controlada a través de campos magnéticos, lo cual garantiza que el mismo pueda llegar e introducirse en el óvulo sin ningún tipo de inconveniente.

sperm2

Los creadores de este importante avance, decidieron bautizar su invento como Spermbot. Los mismos explicaron que cuando el espermatozoide ha cumplido su misión las hélices se desprenden del mismo y regresan a través de la vagina hacia el exterior. Es por esa razón que el Spermbot es “reciclable”, por lo que puede volver a utilizarse nuevamente.

Este nuevo avance se encuentra todavía en fase de pruebas con animales. Hasta los momentos ha sido probado con los espermatozoides de los toros; sin embargo, se espera que pronto pueda darse el salto definitivo al ser humano. De tener éxito, sería otra alternativa más a la reproducción asistida que favorecería especialmente a aquellos hombres con problemas de movilidad espermática.

¿Qué opinas sobre este nuevo avance científico?

Si te gustó este artículo, no puedes dejar de leer: ¡¿Los egipcios conocían el espermatozoide?!

Imágenes:Image Editor,Iqbal Osman, Arlen

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here