Valora este post

En Supercurioso te hablamos una vez del síndrome de Cotard que provocaba que una persona creyera que estaba muerta. Esta vez queremos hablarte de otro síndrome muy angustioso que hace que quién lo padece esté absolutamente seguro de que sus genitales se están retrayendo progresivamente hasta desaparecer. ¡Terrible!

El Síndrome de Koro

Este síndrome tiene su origen en Asia, concretamente en el sudeste, y se considera de origen cultural. Se cree que el término «Koro» procede de Indonesia y significa «cabeza de tortuga», una parte del cuerpo que efectivamente es retráctil. Esta afección puede provocar histeria en masa al extenderse entre una comunidad. Aunque se considera que su origen está en Asia, también se han dado casos en África, América y Europa.

¿Cómo se manifiesta este síndrome?

De pronto, el hombre o mujer tiene la impresión que sus genitales (o en el caso de la mujer, también los pezones) están reduciendo su tamaño. Esto le provoca un miedo atroz y hace que padezca graves ataques de ansiedad, pudiendo llevarlo incluso a la muerte.

desorden mental

Muchas veces, en el caso de los hombres, especialmente, lo que dispara este síndrome es el la retracción real de los genitales por efecto del frío o de alguna influencia externa. Aunque esta es una reacción fisiológica normal que se soluciona a corto plazo, la persona que padece Koro no es capaz de percatarse de que todo está volviendo a la normalidad. Tiene la sensación de que este efecto se está exacerbando a medida que pasa el tiempo.

Aunque este síndrome puede desaparecer en pocos días, también se puede volver algo crónico y la angustia que provoca puede tener fatales consecuencias, dependiendo del paciente. En el caso de los hombres, tienen la sensación de que su aparato reproductor se irá retrayendo hasta desaparecer en su bajo vientre y en el caso de las mujeres, si es que sufren Koro respecto a los pezones, creen que quedarán como una masa uniforme. Realmente angustioso.

ansiedad chica

Cuando la ansiedad llega a una fase extrema muchos de los pacientes pueden llegar a recurrir a métodos físicos para evitar perder sus genitales, por ejemplo usando cordeles y cables o sosteniéndolo y tirando con sus manos. Estas prácticas pueden provocar graves heridas que hay tratar rápidamente para evitar males mayores.

Posible origen de este síndrome

Generalmente se considera que este síndrome es cultural. No obstante, su verdadero origen no está del todo claro, ya que hay muchas personas no asiáticas que lo padecen y no han oído hablar previamente de esta afección. En estos casos se cree que sus desencadenantes puedan ser la culpabilidad surgida de una promiscuidad o por masturbarse o la impotencia.

Este síndrome se trata con psicoterapia en los países occidentales y con rezos y rituales religiosos en los países asiáticos (debido a su origen cultural).

Si te ha gustado este artículo, puede que te interese saber por qué atraen tanto los senos femeninos.

Imágenes: RabihAlejandro Malleamassimo ankor

6 Comentarios

    • No es correcto que denomines a este tipo de personas con el adjetivo que acabas de usar, puesto que como dice ahí es un trastorno psicológico, no es pura vanidad ni miedo inducido, es algo que en algún punto deja de depender de esas personas y se vuelve tan grave que acaba por deteriorar su calidad de vida y estabilidad mental, no es una situación banal, estamos hablando de enfermedades, en este caso mentales.

  1. Ante estos males, solo tienes que pensar en Jesus y el te dara amor y paz.

    Todo en esta vida es gracias a el, gracias a el la gente vive feliz, tiene curas a sus enfermedades….todo es gracias a Jesus

    Rezad por el y el os hara felices y inmortales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here