La mitología de las diferentes culturas que poblaron la tierra es, sencillamente, impresionante. Es de allí de donde provienen las criaturas más increíbles que la imaginación humana ha sido capaz de producir. Dioses, hadas, espectros, animales fantásticos y mucho más. En Supercurioso somos unos aficionados a todo tipo de criaturas curiosas y, por lo tanto, unos investigadores empedernidos sobre mitología, ya se trate de la griega, la romana, la asiática o, en este caso, la mitología nórdica. Es de esta última de la que queremos hablar, específicamente de los elfos de la mitología nórdica, unas criaturas fascinantes que te encantarán. ¿Conoces la historia y el origen de los elfos? Acompáñanos en este artículo para que descubras todo lo que debes saber sobre estas fascinantes criaturas.

Los elfos en la mitología nórdica

Los elfos en la mitología nórdica

Los elfos son criaturas místicas. Consideradas superiores a los hombres, dentro de la mitología nórdica estas criaturas prístinas se ubicaban entre los mortales y los dioses y eran reconocidas tanto por su belleza como por su actitud caprichosa. Inmortales o, cuando menos, con una longevidad excepcional, pulcros y sabios, en casi todas las mitologías los elfos han sido considerados muy similares a los hombres, aunque con marcadas diferencias. Pero, exactamente, ¿cuál es el origen de los elfos dentro de la mitología nórdica? Y, ¿qué papel ocupan en el mundo? ¿Qué representan estas sagradas criaturas?

Son estas las preguntas que nos saltan a la cabeza cuando empezamos a hablar de los elfos, y es que estas criaturas místicas se han mantenido como una de las más misteriosas no solo de la mitología nórdica, sino de cualquier otra mitología que las ha mencionado. Vamos a conocer un poco más sobre estas misteriosas criaturas.

1. ¿Cómo eran los elfos de la mitología nórdica?

Criaturas pristinas, de un color blanquecino brillante. Para algunas culturas, los elfos eran un poco más grandes que los hombres y eran considerados inmortales, o de una longevidad demasiado extensa como para que el ser humano conociese de sus muertes. Dentro de la mitología nórdica, los elfos eran criaturas más cercanas a los dioses que los hombres, y fueron considerados los primeros pobladores de la tierra. Algunos historiadores de la mitología nórdica, no obstante, los retratan más bien como seres ligeramente más pequeños que el hombre, caracterizados por sus orejas puntiagudas. Además, se diferenciaban del hombre por sus ojos almendrados, sus largos cabellos lisos y poseen una gran hermosura inigualable.

La apariencia de los elfos de la mitología nórdica también se distingue por su piel, la cual es de color blanquecino y de apariencia delicada. No obstante, esto es solo una impresión, pues la verdad es que los elfos son muy fuertes y resistentes. Además, estas criaturas cuentan con gran agilidad y habilidades para la batalla. Otro aspecto que resalta de los elfos es su personalidad, la cual puede variar y, sobre todo, ser impredecible para los hombres. Aunque varíe según la comunidad en la que viven, un aspecto común del caracter de los elfos es que estos suelen ser muy reservados y no suelen confiar mucho en las personas. No obstante, dentro de la vida cotidiana y si logran establecer una buena amistad con los hombres, estas criaturas pueden resultar muy colaboradores. Son, además, muy buenos amigos y bastante bondadosos.

Algunos expertos en la mitología nórdica señalan que un elfo podía vivir unos 100 años, aunque esto realmente es bastante difícil de definir. En todo caso, su apariencia se mantiene bastante joven a lo largo de su vida, ya que su envejecimiento no se manifiesta como en los seres humanos. Sin arrugas ni imperfecciones, cuando envejecen su brillo se oscurece un poco, al igual que su piel, y los rasgos de su rostro se ven más maduros. Al igual que los humanos, los elfos generan descendencia a través de la reproducción e, incluso, dentro de la mitología nórdica, hay historias de criaturas que han sigo engendradas por la unión entre elfos y humanos, las cuales se conocen como semielfos.

2. ¿De dónde provenían estas criaturas?

De dónde provenían estas criaturas

Pues, bien, ya hemos visto cómo eran los elfos de la mitología nórdica, pero, ¿de dónde proviene estas criaturas? Pues, bien, aquí es donde la historia de los elfos se pone interesante. Como te dijimos más arriba, para algunos estudiosos de la mitología nórdica los elfos fueron los primeros pobladores de la tierra. Los elfos son criaturas que provienen de la naturaleza, y en algunos casos son considerados dioses o semidioses nórdicos. Siendo así, estas criaturas nacieron de la naturaleza y son una especies de guardianes de esta, de ahí su confrontación con la raza humana.

Gracias a los dones que la naturaleza les ha otorgado, los elfos son seres poderosos y místicos con capacidades que están muy por encima del hombre. En este sentido, los elfos son capaces de enfermar a los humanos, pero también de curarlos. Más allá de estos y otros dones que poseen, la verdad es que las capacidades enteras de los elfos son más o menos desconocidas para el hombre, ya que en la mitología nórdica se habla de diversas habilidades que estos poseen e, incluso, de muchas que no conocemos.

3. Elfos en la literatura y en la actualidad

Pero los elfos no son solo criaturas que pertenezcan a la antigüedad y a la mitología nórdica precristiana, sino que han sobrevivido hasta la actualidad y han formado parte de la fantasía moderna. Gracias a J. R. R. Tolkien y sus frases de El Señor de los Anillos, los elfos han vuelto a la vida en la modernidad para presentarse como las criaturas mágicas y misteriosas que son. Su aparición en la cultura popular reciente siempre los inviste de un misterio, como en el caso de los elfos domésticos que vimos en la saga de Harry Potter.

En la actualidad los elfos siguen siendo criaturas misteriosas, y también bastante populares. Diversas sagas y libros han tratado directamente sobre estas criaturas encantadoras, y su presencia es cada vez más frecuente dentro de la cultura popular. Originales de la mitología nórdica, estos no han dejado de aparecer investidos de las fantasías que otras partes de Europa y el mundo generaron en torno a estas criaturas. Desde el elfo noble, perteneciente a los bosques, misterioso y distante, pasando por el elfo doméstico, hasta llegar al pequeño elfo vestido de verde y que ayuda a Papá Noel a confeccionar los juguetes que reparte en la víspera de navidad, los elfos, de una u otra manera, siempre han estado presentes en nuestra cultura como unas criaturas mágicas y bastante particulares.

De hecho, dentro de la cultura popular se han encontrado muchos tipos diversos de elfos, entre los cual podemos encontrar el elfo domésticos, los elfos oscuros, el elfo del bosque, el elfo de la noche, los elfos guerreros, los arqueros, los elfos marinos, los elfos grises y muchos más.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre los elfos de la mitología nórdica? ¿Te gustaría saber más sobre estas increíbles criaturas? Y, ¿cuánto crees que pueda vivir un elfo? Déjanos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here