El alcohol es, junto al tabaco, una de las drogas legales más populares y por ello también de las más peligrosas. La carencia de prohibiciones la pone al alcance de casi cualquier persona y, como todo en esta vida, hay que hacer un uso responsable de ella para que no termine generándonos problemas de diverso tipo. Pero yéndonos a lo científico, es curiosa la forma en la que el alcohol es tolerado y manejado por nuestro organismo cuando lo tomamos y es esto mismo lo que queremos que descubras con este artículo.

El alcohol es absorbido en un 20% por el estómago

Al tomar alcohol absorbemos un 20% del mismo a través del estómago y un 80% por el intestino delgado, aunque lo que influye directamente en estos porcentajes es la graduación alcohólica de la bebida y qué hayamos comido antes de beber. ¿Por qué? Bueno, en cuanto al primer punto, cuanto mayor sea la graduación de la bebida, más rápido la absorberemos y en cuanto al segundo punto, cuanta más comida hayamos ingerido, menos alcohol del que hemos bebido absorberemos.

alcohol-428392_640

Una vez que el alcohol pasa al torrente sanguíneo se distribuye por todo el cuerpo y comienza a actuar, produciendo el estado de embriaguez que todos conocemos. Mientras, nuestro cuerpo está haciendo todo lo posible para deshacerse de él ,pues no olvidemos que por muy controlado que tomemos, el alcohol no deja de ser una droga que el cuerpo rechaza.

El hígado hace la mayor parte del trabajo

Son los pulmones y los riñones quienes se encargan de eliminar alrededor de un 90% de alcohol mediante la orina y la respiración. Por este último punto es que podemos entender porque la policía use un alcoholímetro en el que tenemos que soplar aire (llamado espirómetro de forma profesional) para saber con qué grado de consumo de alcohol estamos conduciendo.

El resto del alcohol se pierde mediante el sudor y gracias al trabajo del hígado que lo va descomponiendo poco a poco en ácido acético. Cuando bebemos poco somos ligeramente conscientes de las consecuencias físicas de haber tomado alcohol, pero si tomamos en exceso estas consecuencias se vuelven mucho más evidentes.

visiones

Estas son conocidas por la mayoría: dificultad para caminar, dificultad para hablar claramente, lapsus de memoria, lentitud a la hora de responder a ciertos estímulos, visión nublada y malestar generalizado. En algunos casos se puede llegar a producir el vómito  y en los más graves el exceso de alcohol puede llevar al coma etílico y a la muerte.

¿Conocías su efecto en tu cuerpo? ¿Imaginabas que lo eliminabas a través de la orina y la respiración?

5 Comentarios

  1. El hecho de ingerir comida antes de beber alcohol, no significa que el cuerpo absorba menor cantidad de alcohol, eso es un mito. El cuerpo absorbe todo el alcohol bebido, solo lo hace de manera más lenta en comparación de cuando se tiene el estómago vacío.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here