Seguramente habrás oído hablar del increíble Harry Houdini (1874-1926), un escapista e ilusionista que revolucionó el mundo de la magia y el escapismo por la espectacularidad y modernidad de sus números. El secretismo con el que mantenía sus trucos, su lucha contra los falsos espiritistas y su constante investigación del mundo paranormal llenaron su vida de misterio y magia, convirtiéndose en unos de los personajes más atractivos, enigmáticos y sugerentes de principios del siglo XX. En este artículo os mostramos 8 datos fascinantes sobre Harry Houdini.

El enigmático Harry Houdini: 8 datos que descubrir

  1. Un hombre, mil nombres

    Harry Houdini fue su nombre artístico, pero su nombre real fue Erik Weisz, nacido en 1874 en Budapest, Hungría. En 1878 toda su familia se trasladó a Estados Unidos y él cambió su nombre por el de Ehrich, también Ehrei y, finalmente, Harry.

    Houdini cartel
    Harry Houdini, cartel en el que se anunciaba como «El Rey de las cartas».

    Su nombre artístico se inspiró en el apellido del mago Robert Houdin (1805-1871) , ilusionista francés y considerado como uno de los padres de la magia moderna. Tuvo varios otros nombres artísticos como Eric el Magno, El Rey de las Cartas o Eric, el príncipe del aire.

  2. Un artista precoz
    Su primera actuación tuvo lugar cuando el tenía tan sólo 9 años. Era trapecista y contorsionista en un pequeño circo que fundó con unos amigos. Su objeto era ayudar económicamente a su familia y para ello recorrió varios circos y espectáculos ambulantes, sin dejar de estudiar magia y otras profesiones que le pudieran ayudar a conocer en profundidad el escapismo. Así, trabajó gratuitamente como cerrajero para saber cómo funcionaban los mecanismos de bloqueo.

  3. Interés por lo paranormal

    Houdini sentía un morboso interés por la muerte y el Más Allá, llegando a adquirir la primera silla eléctrica, el escritorio de Edgar Allan Poe o investigando sobre la vida de varios asesinos como John Wilkes Booth, asesino de presidente Abraham Lincoln en 1865.

    Escapista e ilusionista
    Harry Houdini

    Tras morir su madre, se interesó por el espiritismo, aunque más bien por desmontar a los falsos espiritistas y los fraudes que existían en el mundo de lo paranormal. Fue gran amigo de Sir Arthur Conan Doyle, escritor y creador de Sherlock Holmes, y admirador de Houdini. ¿Algo curioso? Conan Doyle creía que Houdini tenía poderes sobrenaturales.

  4. La esposa de Houdini, un amor más allá de la muerte

    Houdini se casó con una de sus ayudantes, Bess Rahner, una joven de baja estatura que solía ayudarlo en el truco de la metamorfosis. Según cuenta la historia, se casaron en 1884, dos semanas después de conocerse. Vivieron juntos hasta la muerte del mago y ella siguió intentando contactar con él y esperándolo diez años después de su muerte.

    Fotografía antigua Harry Houdini
    Harry Houdini con su madre y su esposa en 1907.

    Durante ese tiempo, Bess acudió a varios espiritistas esperando poder contactar con Houdini y comunicarse los dos gracias a un código de palabras que él le había dejado escrito. Nunca contactó con él y, diez años después, ella decidió apagar la vela que mantenía encendida en su espera.

  5. Mayer Samuel Houdini, el hijo imaginario de Houdini

    También se especula con la teoría de que Houdini no tuvo hijos pues se quedó estéril debido a haberse expuesto a numerosas sesiones de rayos X. Para compensar la falta de hijos en su matrimonio, Houdini se inventó un hijo imaginario al que bautizó como Mayer Samuel Houdini.

  6. Houdini como pionero de la aviación

    Tras el primer vuelo de los hermanos Wright en 1909, Houdini empezó a sentirse muy interesado por el mundo de la aviación. Así que se propuso aprender a volar, algo que hizo en Alemania. Algunos testimonios le consideran como el primer hombre que voló en Australia. Concretamente, Houdini realizó un pequeño vuelo en el año 1910 en el aeródromo de Melton.

  7. Orgulloso de ser americano

    Houdini se sentía muy americano y patriota, llegando al punto de ocultar su verdadera nacionalidad y declarar que había nacido en Appleton, Wisconsin. Durante la Primera Guerra Mundial se presentó como voluntario, siendo rechazado por su edad, 41 años. A pesar de su disgusto, se dedicó a hacer espectáculos de magia en Europa para distraer a los soldados. 

    Harry Housini ya mayor
    Harry Houdini

    Uno de sus números, “Money for nothing”; consistía en hacer aparecer una enorme cantidad de monedas que luego regalaba a los soldados. Se cuenta que así repartió más de 7.000 dólares de su cuenta a los soldados.

  8. Un gran coleccionista de libros

    Harry Houdini llegó a tener más de 5.000 libros en su casa. Para su cuidado y mantenimiento contrató a un bibliotecario y solía llevarse cientos de ellos en sus giras. A su muerte, y cumpliendo su deseo, se donaron a la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.

    Si te interesa la vida de este gran hombre, te gustará leer la historia del Houdini albino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here