¿Eres jefe o líder? Sin duda es una pregunta que muchas personas se hacen a lo largo de la vida, y más aún cuando tienen cargos de liderazgo en una empresa. En general, un líder es considerado como un enfoque más efectivo y deseable que el de jefatura.

¿Por qué muchas personas prefieren ser líderes en lugar de considerarse jefes?  La respuesta es sencilla: el liderazgo se centra en inspirar y guiar a las personas hacia un objetivo común, mientras que un jefe está relacionado con el control y la autoridad.

El liderazgo motiva a las personas a dar lo mejor de sí mismas y a trabajar juntas de manera colaborativa, mientras que un jefe genera miedo y una mentalidad de «seguir las órdenes».

Sin embargo, es importante tener en cuenta que ambas son necesarias en ciertas situaciones. Por lo tanto, esencial que un líder tenga cierto grado de autoridad y poder para tomar decisiones, así como alcanzar metas. En este artículo descubrirás si eres jefe o líder.

jefe o lider
Infografía ofrecida por Wrike – Software De Administración De Proyectos

¿Eres jefe o líder? Conoce la definición de «jefe»

Un jefe es un individuo que tiene autoridad y responsabilidad sobre un grupo de trabajadores o una organización. Este término es utilizado a menudo en el contexto de los negocios y la gestión, donde es el responsable de supervisar y dirigir a un equipo de empleados.

Además, tiene la autoridad para tomar decisiones importantes, asignar tareas, establecer objetivos y evaluar el desempeño de los empleados. También posee responsabilidades adicionales como el presupuesto, la planificación y la toma de decisiones estratégicas.

Sin embargo, es importante mencionar que en la actualidad el término «jefe» ha sido reemplazado por la palabra «líder», puesto que se busca un enfoque más colaborativo y menos jerárquico.

Con el siguiente análisis descubrirás si eres jefe o líder.

Un jefe…

  • Adopta una actitud omnisciente que no desea perder.
  • Es incrédulo frente a los cambios concernientes a su disciplina, su terquedad lo conduce a mantener las mismas políticas aunque sean obsoletas.
  • Utiliza la intimidación para llevar a cabo lo que se propone, porque según él es la mejor forma de tratar a los empleados. Puede usar frases como “Si no haces esto, vas a perder tu empleo”, «¿Acaso quieres perder tu puesto?”, “Si no trabajas las dos horas extras, no regreses mañana”.
  • Alimenta su ego de superioridad maltratando a sus colaboradores, usualmente habla de cómo logró sacar adelante su empresa y que por eso es único y especial. Piensa que los demás son seres inferiores.
  • No se relaciona ni crea lazos de fraternidad con sus trabajadores, solo los ve como una herramienta de trabajo para obtener ingresos. No le importan los problemas personales de su equipo, tampoco desea conocerlas. Cuando ingresa por la puerta de la empresa no saluda a nadie, muestra una cara de seriedad y si alguien lo mira, frunce el ceño.
  • Todas sus disposiciones son incuestionables, aunque sean equivocadas. No permite que nadie lo aconseje ni le diga qué hacer porque él lo sabe todo, por ende, cada una de sus acciones son “perfectas”.
  • Controla y supervisa a sus colaboradores de una manera exagerada, es decir, es demasiado intenso hasta el punto de causar estrés, presión y sobre todo, pide rapidez en la entrega de un trabajo, aunque no se haya revisado con anterioridad.
  • Sanciona cualquier error de una manera cruel, no escucha ninguna excusa ni tiene en cuenta la opinión de quien cometió dicha falla. Además, no reconoce los logros de sus colaboradores, ni les da un beneficio por haber hecho un excelente trabajo.

Entonces, ¿eres jefe o líder? ¿Te sientes identificado con la anterior lista?

¿Qué es un líder? jefe o lider

Un líder es una persona que tiene la capacidad de inspirar y guiar a un grupo de personas hacia un objetivo común. El liderazgo hace referencia a la habilidad de influir en las acciones junto a las decisiones de los demás, no necesariamente implica tener autoridad formal.

Asimismo, puede ser alguien que tiene un título o cargo oficial, por ejemplo, un gerente o un presidente, pero también suele ser alguien que ha ganado el respeto y la confianza de los demás a través de su carisma, conocimientos y habilidades.

Los líderes efectivos son capaces de motivar y guiar a las personas, crear una visión compartida y establecer metas claras. Además, son capaces de tomar decisiones estratégicas, resolver problemas, superar obstáculos.

Utiliza la siguiente descripción para descubrir si eres jefe o líder.

¿Eres jefe o líder? Descubre las características de un líder…

  • Permite la lluvia de ideas en una reunión, escucha sugerencias, recomendaciones y respeta la postura de sus colaboradores. En pocas palabras, accede a un intercambio de ideas para mejorar el bienestar de la organización.
  • No utiliza su poder como un instrumento de amenaza, al contrario, aprovecha su jerarquía con el fin de impactar de forma positiva la vida de sus trabajadores y familiares.
  • Confía en sus colaboradores, permitiéndoles potenciar todas sus habilidades intelectuales y personales, delegando parte de su “poder” para agilizar, gestionar y planificar el trabajo con mucha más facilidad.
  • Crea ambientes de interacción, donde cada uno conoce las expectativas del otro, hay un choque cultural si es el caso, y sobre todo, se sanan discordias y malas actitudes de ciertos individuos. También comparte experiencias que son capaces de mejorar la vida emocional del equipo.
  • Tiene la capacidad de transmitir confianza y empatía en sus colaboradores sin caer en las faltas de respeto o en el abuso de la autoridad. Cuando entra a la empresa saluda a todo el mundo con una sonrisa y se preocupa por el bienestar de cada uno de sus trabajadores, fomentando un ambiente de buenas relaciones interpersonales.
  • Posee la cualidad de adaptarse a los cambios, acepta actualizaciones en cualquier elemento empresarial, aprende de ello y se lo transmite a sus colaboradores. Por ejemplo, si sale una nueva política en la sección de medioambiente, enseguida lo lleva a cabo porque sabe que es indispensable estar en sintonía con el mundo.
  • Escucha con atención las críticas y las utiliza para mejorar.

Ahora, ¿eres jefe o líder? La respuesta te va a guiar a mejorar tus procesos y la forma en la que trabajas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here