Todo espacio, sean cuales sean sus condiciones iniciales, puede convertirse en un verdadero paraíso, en un oasis de encuentro y relajación, si diseñamos para él la decoración adecuada. Sea que busques un hogar cálido, confortable y familiar, un departamento moderno y audaz, una casa divertida y llena de energía, o quizás una oficina sofisticada, cada detalle de la decoración influye. El color de las paredes, los muebles, los pisos, las lamparas, y por supuesto, la elección de los estores o las cortinas. Y este es un punto super importante para completar el ambiente de cada espacio.

Los estores o cortinas no solo sirven para aportar uniformidad o un toque diferente a la decoración, pudiendo ser sencillos o más bien llamativos. También sirven para regular la entrada de luz natural, haciendo tus espacios más luminosos o más acogedores. La modernidad también suma, con opciones tan prácticas como los estores sin taladrar de fábrica de estores. Descubre las tendencias en cortinas y estores y decide el que mejor quedará en tu espacio.

Datos claves de los estores y cortinas: ¿Cuál le conviene a tu espacio?

¿Estor o cortina? Los datos que te ayudarán a elegir

Cuando estás decorando ese espacio que se convertirá en tu lugar especial, cada detalle cuenta. Los cuadros, los floreros, los pequeños adornos, la biblioteca. Pero entre los más importantes, además de los muebles o el color de las paredes, están los estores o cortinas. Se trata de un complemento vital de la decoración, pues aporta intimidad a las áreas, regula la entrada de luz natural y además complementa con los colores, el estilo que hayas seguido al decorar.

Muchos no saben cuáles son las diferencias entre un estor y una cortina, y justo por ello terminan llevando a casa la opción menos conveniente. Cada una de estas alternativas tiene características particulares, que hacen que puedan funcionar mejor de acuerdo al lugar en que las quieras instalar. A simple vista puede que no distingas la diferencia entre uno y otro, e incluso hay quienes los usan juntos. Pero los verdaderos aportes de cada uno aparecen en torno a su funcionalidad. Veamos un poco más de cada modelo.

¿Cómo son los estores?

estores

Los estores son cubiertas de ventana que sirven para regular o bloquear el paso de la luz exterior, así como aportar a la decoración. Son la alternativa más práctica para resolver el asunto de las ventanas sin tener que comprar cortinas elaboradas o incluso tener que requerir los servicios de una costurera. Además, te permiten regular de manera muy práctica la entrada de luz, pues funcionan mediante un tejido que se enrolla de manera vertical.

El estilo más clásico de los estores es el de listones horizontales que van apilados unos sobre otros, unidos por algunas cuerdas en un sistema de poleas, a través del cual las persianas suben y bajan. Sin embargo, los diseños se han ido modernizando de manera fantástica, para dar opciones para la decoración de los espacios. Ahora también encuentras estores enrollables que son como una muestra de tela lisa que cubre toda la ventana, aportando minimalismo y elegancia. Funcionan de manera bastante simple, con un solo cordón para bajar y subir la tela.

La diversidad de posibilidades con esta opción es infinita. Puedes conseguir estores adaptados justo a la medida de tus diferentes espacios, en cualquier tipo de tejidos, screen, ideales para la noche o para el día, traslúcidos u opacos. Si quieres decorar, por ejemplo, el cuarto de los más pequeños del hogar, también puedes conseguirlos con los estampados más divertidos. Otra novedad en torno a esta opción, que viene revolucionando el mercado, son los estores sin taladrar. Su practicidad es su mejor característica, ya que no necesitarás de agujerear o clavetear las paredes, sino que podrás instalarlos con la misma seguridad, con otros métodos como adhesivos extrafuertes o enganches regulables.

¿Cómo son las cortinas?

estores o cortinas

Por su parte, las cortinas son la versión más clásica de cubrir nuestras ventanas y aportar a la decoración de los espacios. Su función práctica en el hogar es la misma: cubrir las ventanas, dar un plus a la decoración y regular la entrada de luz natural. Pero la diferencia fundamental radica en la practicidad y en el estilo. Las cortinas son piezas de tela que cuelgan en frente de la ventana y que generalmente se cubren con el piso. Las encontrarás en diferentes estilos, telas, colores, grosores. Pueden ser simples o estampadas, y tener una estructura lineal o más ornamentada en la tela. Deben ser instaladas de manera fija en la pared, así que su movilización no resulta sencilla. Generalmente las cortinas están asociadas con un estilo bastante más clásico para decorar.

Ahora que ya sabes cuáles son las características, las diferencias y funcionalidades de estas dos alternativas, podrás liberar tu creatividad para darle a tus espacios este toque de elegancia, dinamismo, confort y comodidad que vaya con tu estilo y el de tu familia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here