Los vínculos que unen la arquitectura con el diseño interior son el espacio y la luz, a través de estos dos es que nosotros logramos comprender la magnitud de la palabra habitar y con ellos hacerlo bien; es decir, que nos encontremos en un lugar confortable, cómodo y que se adapte a nuestras necesidades. Con la llegada de la industrialización numerosos productos surgieron para quedarse en nuestros hogares y de esta manera aportar comodidad a nuestro hogar. Un ejemplo claro es el estor paqueto de puntogar, un producto en el que hoy queremos ahondar. ¡Acompáñanos a conocerlo! No te arrepentirás. 😀

¿Qué son los estores paqueto?estor paqueto

Estos productos de vieja data han sido siempre la elección predilecta para que nuestro hogar sea lo más confortable posible, se trata de unas cortinas plegables diferentes a las de rollo. Los estores paqueto se llaman así por el estor ligero que tiene la tela para hacerse plegables. A diferencia de las cortinas de rollo estos no tienen varillas, sino cintas verticales que permiten su extensión y contracción.

La gran diferencia entre los estores paqueto y los habituales es precisamente eso: la cinta vertical que traen; eso no significa que no existan más diferencias… Queremos contar que las hay y muchas, así que si estás en busca de unas nuevas cortinas para tu hogar, te recomendamos leer este artículo.

1. Materiales

Para comenzar con las diferencias entre los estores habituales y los paqueto debes saber que la materialidad, dependiendo de la empresa con quienes los compres cambia drásticamente. Al cambiar la estructura de los estores, estos permiten que se puedan utilizar muchas más telas y tejidos.

La composición de los estores paqueto suele ser casi siempre la misma: un 80% de poliéster y un 20% de lino. Sin embargo, a lo largo del tiempo han venido incorporando mejores materiales y diversidad de colores. El costo del estor paqueto al igual que los estores habituales cambia de acuerdo con el tamaño y la tela que este lleve. Aún así, los paqueto te asegurarán más variedad en sus diseños.

2. Limpieza

Otra de las diferencias entre los estores paqueto y los habituales es la forma en cómo se pueden limpiar. Si en tu casa tienes estores habituales sabrás de antemano que estos solo pueden limpiarse en seco o lavarlos a mano, pues es imposible ponerlos en la lavadora y que estos no sufran daños, todo precisamente por las divisiones para plegarlos que van insertos dentro de la tela.

Por el contrario, con el uso de los estores paqueto tú podrás limpiarlos en cualquier lavadora sin funciones especiales. Como estos poseen cintas en lugar de elementos rígidos no tendrán problema en ser colocados en la lavadora. Asimismo, puedes utilizar el detergente que convencionalmente utilizas para lavar tu ropa. Algunas recomendaciones que te dejamos aquí, es que ojalá laves los estores con agua fría, esto para garantizar que la tela no pierda su color y también si decides plancharla, puedes hacerlo a una temperatura baja y sin vapor.

Si sigues las cortas instrucciones que te hemos dado, te aseguramos que no tendrás ningún problema de durabilidad con el estor paqueto.

3. Cambiar de estor

Si llegaste a este artículo pensando en que era hora de cambiar tu estor por uno nuevo y que cambie un poco el ambiente de tu hogar, este tercer factor ayudará en tu decisión. Los plegables habituales suelen llevar dos soportes a los cuales este se sujeta frente a la ventana. Si quieres cambiar tu estor por un estor paqueto pero te preocupa el costo que pueda adquirir al cambiar todo (incluyendo los soportes), te diremos que no debes preocuparte más. ¡Los soportes de tu anterior estor te servirán!

Tal como lo lees, los estores paquetes tienen las mismas medidas que los habituales, por lo que no tendrás problema en instalar este si ya tenías uno anterior. Todo se resume en una operación sencilla: comprar un estor paqueto y renovar tu hogar.

4. Funcionamiento

Seguro que una de las diferencias más intrigantes es si existe algún cambio en el funcionamiento de los estores de paqueto. Bueno, la diferencia estructural es la posición de las varillas para plegar el estor. En este sentido el funcionamiento sí varía un poco y se divide en dos tipos: el accionado, que se trata del uso de un cordón para recoger la tela; y por el otro lado un sistema mecánico o de compacto que recoge los hilos de manera mucho más delicada, haciendo que esta se doble en más partes llegando a cubrir el soporte que sostiene el estor.

Estos dobleces más pequeños se dan gracias a la estructura de las telas usadas, pues estas tienen a su vez varias hileras de anillas alineadas verticalmente. Por estas discurren dos hilos que van cosidos en la parte inferior de estor paqueto, cuando este último mecanismo se acciona, son estos hilos los que van recogiendo la tela sobre sí misma.

Para terminar solo te podemos decir que el estor paqueto es una opción atemporal para decorar y ambientar tu hogar. Con ellos puedes obtener estilo y elegancia, pero también funcionalidad y practicismo. Si piensas cambiar de persianas ¡el estor paqueto es una muy buena elección!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here