5 fábulas mexicanas que debes conocer | ¡Te sorprenderán!
4.1 con 44 voto[s]

Como ya sabréis, una fábula es principalmente una historia que tiene como protagonistas a animales que hablan y de la que podemos extraer una enseñanza. En este artículo, os vamos a hablar de fábulas mexicanas, ya que la de México es una de las culturas que más nos apasiona. Por su riqueza y mezcla de distintas influencias, en este artículo te vamos a mostrar 5 fábulas mexicanas que debes conocer.

La cultura mexicana, tanto la mitología como las costumbres del país, es muy rica. Sus cuentos populares o fábulas, no se quedan atrás. Aunque es difícil, conocer la procedencia de las fábulas ya que se cuentan en varios países con algunas pequeñas modificaciones. Seguro que conoces algunas de estas historias que se cuenten en tu país, pero las que podrás leer aquí te sorprenderán. ¡Descúbrelas!

5 fábulas mexicanas que debes conocer | ¡Te sorprenderán!

1. El perro fiel

fábulas mexicanas

En esta fábula mexicana se cuenta la historia de un hombre que tenía un perro al que no paraba de maltratar, debido entre otras cosas a la situación de pobreza que pasaba. El espíritu de los animales, Kakasbal, habló con el perro maltratado y le sugirió que abandonase a su amo, ya que todos los días recibía muchas palizas. El animal se negó en rotundo diciéndole que nunca escaparía porque él era un perro fiel, a pesar de que su dueño nunca se lo agradeciera. El espíritu fue tan insistente que el perro le hizo creer que aceptaría su propuesta. Para ello, debía venderle su alma y el animal tendría un deseo. El can le pidió al espíritu un hueso por cada pelo, ante eso el espíritu se puso a contarlos hasta que el perro se acordó de su amo y se movió a propósito para que éste perdiera la cuenta. Tras el enfado del espíritu, el animal aseguró que fue por las pulgas. Este proceso se repitió hasta cien veces, entonces Kakasbal se dio cuenta de que el perro no quería venderle su alma. Por lo que le respondió al perro, «me has engañado, pero me has dado una lección, porque ahora sé que cuesta mucho más comprar el alma de una animal que la de un ser humano».

2. El águila y la flecha

fábulas mexicanas

Esta historia, nos presenta a un cazador que intentaba cazar un águila valiéndose de su arco y sus flechas. Tras muchos intentos, finalmente hirió al ave, ésta mientras se retorcía de dolor pudo ver como las plumas de la flecha eran de águila. No pudo evitar pensar lo desdichada que era, ya que había sido herida por alguien de su propia especie. En esta fábula podemos extraer la lección, de que no hay derrota más dolorosa que la que se produce con nuestras propias armas.

3. El camello, el elefante y el mono

fábulas mexicanas

Tras la muerte del león, que era el rey de la selva, muchos animales se postularon para ser su sucesor. Los más populares eran el camello y el elefante, pero alguien al que no se tenía en cuenta alzó su voz. El mono empezó a sacar los defectos del camello y del elefante, ya que otros no se atrevían a hacerlo. Por lo que los animales pronto comprendieron que aquellos no eran los mejores reyes que podrían llegar a tener. El mono demostró que la fortaleza se mide con las debilidades de cada uno.

4. La cabra y el cabrero

fábulas mexicanas

En esta fábula, una cabra quedó rezagada del resto debido a que quería disfrutar del pasto un rato más. Un joven, para escarmentarla, le lanzó una piedra con tan buena puntería que le rompió uno de sus cuernos. Arrepentido, el muchacho se dirigió hacia ella suplicándole que no le dijera nada a su dueño. A lo que la cabra le contestó que, aunque ella no mencionara la historia, el cuerno roto le delataría. La moraleja es que antes de realizar cualquier acto, considera las consecuencias que podría tener.

5. El caballo y el soldado

fábulas mexicanas

Durante la guerra, un valeroso soldado alimentó a su caballo con buena cebada. Una vez acabada, el animal fue relegado a las tareas del campo por lo que volvió a hacer un trabajo muy pesado y a ser alimentado con paja. Al cabo del tiempo, volvió a declararse la guerra y el soldado necesito los servicios de su caballo que ahora más parecía un asno. El soldado se dio cuenta entonces de algo muy importante: si quieres que tus posesiones se mantengan en un buen estado, tienes la obligación de cuidar de ellas.

Tras leer estas maravillosas fabulas mexicanas, estamos deseando leer tu opinión y confirmar que realmente te han enseñado algo valioso. ¿Conocías alguna de estas fabulas mexicanas o son totalmente desconocidas para ti? ¿Cuál de todas ellas te ha gustado más o consideras que es más educativa? ¿Conoces alguna fabula más para añadir a nuestra lista? Esperamos que este artículo haya sido de tu agrado y te emplazamos a que nos dejes todos los comentarios posibles para que podamos leerte. ¡Anímate a escribirnos! 

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here