Estudiar no es tan fácil como parece. Requiere de una gran fuerza de voluntad, predisposición y concentración para que el tiempo que pasemos delante de esa gran cantidad de hojas sea productivo.

Quizás ya sepas que la motivación, hacer esquemas o hablar en alto son consejos que siempre nos dan para estudiar de una manera más efectiva. Pero, hoy no solo te hablaremos de esto, sino de otros muchos aspectos que se pasan por alto y que te ayudarán.

6 formas de estudiar antes de un examen que son muy efectivas. ¡Toma nota!

Recuerda que la constancia y estudiar con antelación son las claves para que las preguntas que te hagan en el examen no te sorprendan. ¿Dónde aparecía esto? ¿Mencionaban a este señor en el tema? Cuidado… planifica bien los días que necesitarás para sacar una buena nota.

estudiar

1. Bye, bye distracciones

Cuando estudias ¿cuánto tiempo pierdes mirando el móvil o abriendo twitter o facebook? Estar constantemente conectados puede desviar nuestra atención. Si estás memorizando, es mejor que pongas bien lejos el ordenador y apagues el móvil. Aunque creas que podrás evitarlo, la tentación te llevará a mirarlos.

2. ¿Música para concentrarse? Una opción no apta para todos

Muchas son las personas que estudian mejor con música, pero ¡cuidado! Esta opción no sirve para todos. Para algunos puede ser uno de los motivos que nos lleven al punto número uno.

Si quieres probar, es mejor evitar la radio o canciones pegadizas. La mejor música para estudiar debe crear un clima de calma y concentración. Prueba con melodías suaves, incluso música clásica que sirva para crear ambiente. Puedes también atreverte con la música chill out.

3. ¡Muévete!

¿Creías que para estudiar con eficacia había que estar pegados a la silla? Nada más lejos de la realidad. Hacer ejercicio físico antes de entrar en materia puede mejorar nuestra concentración y asimilar mejor los conceptos. Incluso, puede ser muy positivo antes de asistir al propio examen. ¡Liberaremos tensiones!

ejercicio

4. Cuida tu alimentación

Estás estudiando y te rugen las tripas o tu afán por dejar esta tarea tan tediosa te anima a visitar la cocina una y otra vez. Si quieres aprovechar bien tus horas de aprendizaje, come a tus horas evitando la comida basura. Si incluyes alimentos como las almendras en tus comidas estas te darán energía para que aguantes todas esas horas que le dediques al estudio.

5. ¡Cambia de lugar!

Tal vez esta recomendación tampoco se pueda generalizar, pues hay personas que no son capaces de estudiar a menos que sea en su lugar de siempre (cocina, habitación, biblioteca).

Pero, para algunos cambiar la rutina del lugar donde se estudia puede ayudar a retener más conocimientos, incluso mejorar la concentración. Sería positivo que alternases entre tu casa y diferentes bibliotecas públicas. Aunque no lo creas, ¡serás más productivo!

estudiar1

Eso sí… si estudias en casa preocúpate por mantener la zona en perfecto orden. A veces el caos que hay a tu alrededor refleja tu propio caos mental.

6. No te dés el atracón

Si quieres llevar tu examen lo mejor preparado posible, evita dejarlo para el último momento pasando una gran cantidad de horas intentando memorizar. Esto solo provocará que te agobies y que no aprendas.

Planifica bien los días que vas a necesitas y haz descansos. Cada persona es diferente, ¿cuánto puedes mantener la concentración? Puedes estar una hora estudiando, descansar unos 15 minutos haciendo algo que te guste, estirando las piernas y, después, volver al ataque.

Te sentirás mucho mejor que pasar horas sin exprimiéndote sin piedad. Además, así tendrás tiempo para hacer resúmenes, esquemas e incluso simulacros de exámenes. Una buena forma de no estresarse.

estudiar2

Todos hemos dejado para el último momento el examen de esa asignatura que odiábamos. Pero, lo único que logramos fueron nervios, ansiedad y que no aprendiésemos nada. Estudiar de forma efectiva no solo nos ayudará a sacar una nota aceptable en un examen. Nos permitirá saber cómo organizarnos ante futuras responsabilidades, como la entrega de un proyecto, la realización de un estudio estadístico sobre datos de nuestra empresa o la preparación de una presentación.

Aunque creas que esto no te sirve de nada, es una forma de practicar lo que el día de mañana harás en otros aspectos de tu vida. Organizarse es útil. ¿Empezamos ya? No te pierdas Las mejores técnicas para estudiar menos y aprender más.

Imágenes: PourquoiPasUnsplash, Skeeze, Anher, plume223

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here