Recibir un buen masaje al finalizar un largo día es un placer indescriptible. En general, los masajes cumplen una función terapéutica y relajante. Con ellos, el cuerpo se libera del estrés y de otros dolores, por lo que es una herramienta para mejorar la salud y el bienestar. Existen muchos tipos de masajes, entre los que destaca el masaje tailandés. Su tradición es milenaria y, por supuesto, proviene de Oriente, por lo que suele ser muy apetecido entre los turistas de aquel lugar. Sin embargo, su técnica se ha popularizado alrededor del mundo y ya es posible disfrutar de ellos con toda la profesionalidad del caso. 

Si buscas obtener todos los beneficios de los masajes tailandeses, te recomendamos sasithai masajes, el mejor centro de masajes tailandeses en Madrid. Con ellos, podrás gozar del equilibrio entre energía, mente y cuerpo, para sentirte verdaderamente descansado, empoderado y en total balance, tanto por fuera como por dentro. Relájate mientras los expertos trabajan tus puntos energéticos. Si quieres conocer más sobre todo lo que conlleva el masaje tailandés, no dejes de leer.

¿Qué es el masaje tailandés?

beneficios masaje tailandes

Este tipo de masaje combina movimientos de presión y extensión del yoga con el shiatsu (acupresión). Esta última se trata de una técnica originaria de Japón y propia de la medicina alternativa, en la que se aplica presión por cortos periodos de tiempo a lo largo de los puntos de acupuntura, con la intención de mejorar el flujo del qi y, por ende, conseguir un equilibrio interno. Además, se suelen utilizar con aceites herbales y naturales, uno de los tratamientos más beneficiosos para aliviar el cuerpo y cuidar la belleza de tu piel.

Este masaje, al igual que todos los masajes de la cultura oriental, consiste en un tratamiento médico preventivo, por lo que no es necesario esperar a sentir algún mal para acudir. Al contrario, puedes recurrir a un masaje tailandés en cualquier momento. Toma esta opción como un hábito saludable para tu salud.

Origen del masaje tailandés

Antes de hablar de las funciones de este tipo de masajes, queremos contarte un poco sobre su historia. Como podrás suponer, su origen se remonta a tiempos milenarios. Específicamente, se asocia con los monasterios y a los pueblos de las afueras de Bangkok.  Se dice que fue creado por el Dr. Shivago, muy cercano a Buda, con la intención de mantener su salud y la de sus discípulos en el estado más óptimo. Para poder crear el masaje tailandés, el Dr. Shivago hizo una especie de recopilación de distintas técnicas de la medicina asiática. Durante la peregrinación de Buda, este personaje fue adoctrinándose especialmente en la medicina ayurvédica, la filosofía yóguica y en el hatha yoga. 

Con el paso del tiempo, se fueron creando dos métodos distintos: uno emplea más la digitopuntura y el otro la apertura del cuerpo con amplios estiramientos. Estas comparten que buscan desbloquear el cuerpo físico, emocional y mental, para permitir que entre en equilibrio, o bien para evitar el desequilibrio que conlleva a males y enfermedades. Por supuesto, ambos métodos no alteran los principios ni los objetivos terapéuticos del masaje.

Funciones de los masajes tailandeses

beneficios masaje tailandes

Ahora que sabemos más sobre el masaje tailandés, es hora de conocer sus beneficios. Si bien podríamos decir que combate cualquier malestar en el cuerpo, ya que el cuerpo encuentra su estado más óptimo por lo que física, emocional y mentalmente está libre de cualquier malestar, hay algunos beneficios que queremos resaltar.

1. Mejora la postura

En el masaje tailandés se trabaja sobre los músculos. Al estirar la musculatura y trabajar sobre el movimiento de la columna vertebral, se mejora la postura. Se vuelve a un estado erguido, que normalmente se pierde al encorvarnos por estar frente al ordenador o por cargar elementos muy pesados.

2. Desbloquea el flujo energético

Como lo mencionamos, en el masaje tailandés no solo se busca el bienestar físico, sino también el energético. Así, se busca la regulación entre estos dos puntos, mediante el desbloqueo de distintas zonas de nuestro cuerpo que están sin la mejor carga energética.

3. Mejoramiento de los sistemas

Con el masaje tailandés, se equilibra el qui del cuerpo, lo que favorece un mejor riego sanguíneo, la capacidad respiratoria y mejora de los sistemas.  De esta manera, se favorece la autocuración del mismo cuerpo. Por ejemplo, funciona para tonificar el sistema nervioso, activar el sistema linfático y fortalece el sistema inmunológico.  A su vez, como el masaje tailandés estimula la circulación en los vasos capilares, mejora la apariencia de la piel; equilibra la secreción sebácea y deja la piel más hidratada y suave.

4. Flexibilidad y fuerza

Aunque cualquiera puede tomar un masaje tailandés, se recomienda para personas con dolores musculares, de articulaciones o de huesos, pues elimina dolores en áreas específicas al aplicar presión. Igualmente, fortalece los ligamentos y tendones y evita lesiones de actividades cotidianas o deportivas.

Además, ayuda a la flexibilidad al aumentar la consciencia corporal y el control por los movimientos y extremidades. Esto facilita la amplitud muscular y la correcta ejecución de distintos ejercicios, posturas y actividades.

5. Reduce el estrés

El masaje tailandés disminuye significativamente el nivel de estrés. Esto produce un alto grado de relajación que a su vez reduce otros factores contaminantes y perjudiciales como el insomnio, la fatiga, la ansiedad y más. En este mismo sentido, ayuda a regular los estados de ánimo. Todo esto funciona en conjunto para la armonía y conexión entre cuerpo, mente y alma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here