Los bebés son completamente adorables, pero cambiarles el pañal suele ser una verdadera pesadilla para nuestras fosas nasales. Y si alguna vez te ha tocado la labor de cambiar un pañal, ya te habrás preguntado: ¿Por qué las heces de bebé huelen tan mal? ¡Te lo contamos!

Las heces de bebé: ¿Por qué el intenso mal olor?

Ciertamente, la respuesta a esta interrogante es un enorme depende. Pero, ¿depende de qué? Resulta que, en líneas generales, los bebés de hasta 6 meses de edad que son amamantados exclusivamente producen unas heces de diferente color y consistencia y menos olorosa, que los bebés alimentados con fórmula, mediante biberón. Esto sucede por que, al parecer,la fórmula es una sustancia más compleja y requiere de más tiempo para ser digerida por los sistemas digestivos de los bebés que la leche materna.

En este sentido cabe destacar una ventaja de amamantar. Algunas bacterias beneficiosas para el sistema digestivo están presentes en la leche materna y se transmiten a su bebé durante la lactancia. Estas bacterias que pasan al bebé, se instalan en su sistema digestivo, ayudándolo.

Otro cambio en el olor de las heces de bebé viene también una vez que los pequeños comienzan a comer otros alimentos, en ese caso, el olor de sus desechos se volverá más fuerte y variado.

Por qué las heces de bebé huelen tan fuerte

El olor de las heces de bebé es generalmente un reflejo de cuánto tiempo estuvo la caca en los intestinos: cuanto más tiempo pase allí conviviendo con las bacterias, más fuerte olerá.

Otro punto a considerar: parece que las cesáreas y las tomas con fórmula pueden alterar la recepción de bacterias digestivas “buenas” por parte del bebé. Debido a que los bebés que nacen por cesárea no viajan a través del tracto vaginal, no reciben exposición a las bacterias de la madre. Lo que ayuda a intensificar el olor de la deposición porque estas bacterias “buenas” que no ha recibido ayudan a que la digestión sea más eficiente.

En un estudio, se encontró que los bebés nacidos por cesárea tenían menos tipos de bacterias y una menor presencia de cepas específicas de bacterias útiles. En algunos casos, hubo una ausencia de ciertas cepas de bacterias por completo. Los bebés alimentados con fórmula, en lugar de leche materna, también tenían menos cepas de bacterias presentes, y mostraron mayores cantidades de Clostridium difficile, una bacteria asociada con la aparición de alergias. Y esto, como hemos dicho, intensifica el olor.

Es necesario estar muy pendiente, algunos bebés con excrementos de olor muy agrio o simplemente malolientes pueden tener intolerancia o alergia a algo que están consumiendo, por lo que, en caso de que sea muy fuerte, es necesario consultar al médico.

También te podría interesar:

La canción que encanta a los bebés, probada científicamente. ¿La escuchas?

Imágenes: TawnyNina

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here