Valora este post

De todas las distintas embarcaciones que navegan por sus canales, las góndolas de Venecia son las más conocidas. Es un antiguo bote de remos, que evolucionó durante los últimos 1000 años para convertirse en la elegante embarcación de hoy. Descubre su historia.

Así evolucionaron las famosas góndolas de Venecia

Son un popular epítome de la cultura de Venecia, pero sus orígenes resultan misteriosos. Las góndolas de Venecia, rígidas en su apariencia actual y complicadas en su evolución, son un emblema de esta hermosa ciudad italiana.

Hoy en día, las góndolas son notablemente uniformes. Pesan 700 kg, tienen 280 componentes y usan ocho tipos de madera: lima, alerce, roble, abeto, cereza, nogal, olmo y caoba. Todos tienen un remo (hecho de haya) y una horquilla de nogal, cada uno tallado para adaptarse a los gondoleros individuales y diseñado para permitir ocho maniobras distintas.

Todas son de exactamente 10,87 metros de largo y 1,42 metros de ancho, y un lado 24 centímetros más largo que el otro. Esta última anomalía llegó tarde en la evolución de la góndola, en el siglo XIX. Agregada para compensar el peso del gondolero, el desequilibrio le da a la góndola su aspecto distintivo magro y ligeramente “caótico”.

Otros refinamientos son mucho más antiguos. Algunos estudiosos afirman que las góndolas datan del año 697, aunque la primera referencia en documento y aceptada es de 1094. Nadie, sin embargo, está seguro de dónde proviene el nombre; algunos dicen que tiene orígenes malteses o turcos, otros que provienen de la palabra griega para “taza” o “mejillón”. Sea cual sea su origen y el de su nombre, la góndola evolucionó gradualmente. Las aguas poco profundas y lodosas de la laguna veneciana exigían una embarcación de poca profundidad desde la antigüedad.

En el siglo XIII, el barco tenía 12 remos; para el XV, la “góndola” se había encogido y para 1562 los barcos estaban tan cargados de decoración, que las autoridades emitieron una ley especial que prohibía la ostentación de cualquier tipo.

A partir de entonces, las góndolas se hicieron de un negro uniforme y sus exteriores se restringieron a solo tres adornos: una cola rizada, un par de caballitos de mar y un fèrro (en la parte delantera) de múltiples puntas o proa. Estos siguen siendo los únicos elementos metálicos de la góndola.

La historia de las icónicas góndolas de Venecia

Los orígenes de la proa son aún más misteriosos que los de la góndola: algunas tienen cinco pettini, o púas, unos seis (tal vez simbólicos de los seis sestieri o distritos de Venecia).

La punta simple de la proa, que mira hacia atrás, puede ser un símbolo del Palacio Ducal, la isla de Giudecca en Chipre (parte del antiguo imperio de Venecia) o la Plaza de San Marcos. La “cuchilla” de bordes anchos que cubre la proa puede representar el mar, un lirio, un sombrero de dogo, una alabarda veneciana o el puente de Rialto.

Hay muchas teorías respecto al fèrro -la parte delantera ornamentada- se inspiró en las galeras romanas, en un hacha judicial o en las barcazas funerarias del antiguo Egipto.

Sin duda, el misterio de la evolución de las góndolas de Venecia le da un añadido al encanto que un paseo sobre ellas puede tener.

¿Qué te parecen estos datos sobre las góndolas?

Te invitamos a leer:

– 30 Curiosidades de Venecia cautivadoras | Con Imágenes

– Cómo mataban a los vampiros en la isla Lazareto en Venecia

Imágenes: Wikimedia Commons

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here