¿Alguna vez has hecho autostop? es una buena manera de viajar gratis, ¿no crees? ¡Hasta los robots lo hacen! Anímate y descubre un poco a cerca de HitchBOT, el robot autoestopista que fue diseñado para viajar a dedo ¡como todo un mochilero!

Robot autoestopista; HitchBOT ¿lo ayudarías?

Este gracioso robot del tamaño de un niño pequeño fue construido en 2014, en Canadá, como parte de un experimento social.

02

HitchBOT posee un GPS que permite conocer su ubicación en cualquier momento, una cámara que permite sacar fotos de los lugares que visita y lo más curioso; posee un software especial que le permite mantener conversaciones con las personas que lo recogen, aunque no siempre sean muy lógicas ¡le encanta hacer amigos! La información que maneja proviene de Wikipedia y se conecta por medio de un sistema de reconocimiento de voz, que busca palabras clave para crear conversaciones ¡de seguro mantiene charlas muy curiosas!

Lo único que parece que HitchBOT no puede hacer es moverse por el mismo, es por esto que quien decida recogerlo se debe encargar de transportarlo ¿recogerías a un robot en mitad de la carretera?

Pero, ¿de qué se trataba el experimento? El equipo canadiense que diseñó el robot autoestopista buscaba analizar la relación que tienen las personas con la tecnología, querían saber que sucedía si se situaba la robótica en un escenario improbable ¡y que más loco que un robot que haga autostop!

01

Después de recorrer exitosamente Canadá, Alemania y los Países Bajos, el robot autoestopista fue a los Estados Unidos, su punto de partida fue Peabody Essex Museum en Salem, Massachusetts y su destino era llegar al Exploratorium, en San Francisco, recorriendo en el trayecto lugares turísticos como el Times Square, el Monte Rushmore ¡e incluso el Gran Cañón del Colorado! ¡Un robot muy aventurero!

El robot autoestopista ocasionó furor en las redes; puedes buscarlo en Facebook, Instagram y Twitter y revisar sus aventuras, claro que este reconocimiento también ayudaba a que la gente le diera aventones más fácilmente, pero de todas maneras nunca fue algo demasiado difícil ¡HitchBOT hizo muchísimos amigos y asistió a eventos que ni te imaginas!

Lamentablemente, HitchBOT fue destruido por un vándalo después de recorrer tan solo 400 kilómetros de terreno estadounidense. El robot fue hallado decapitado y sin extremidades, algo que ciertamente deja mucho que pensar: ¿Por qué alguien destruiría a este robot autoestopista? Es triste ver como el ser humano tiende a destruirlo todo, algunas veces sin grandes razones.

Este hecho afectó mucho a sus seguidores quienes incluso trataron de encontrar al culpable.

Cabe decir que, a pesar de la decepción, sus creadores aseguraron que se sentían felices por las reacciones que el robot autoestopista había generado en las personas que sí le respetaron y le llevaron consigo, al menos hasta Philadelphia.

03Analizar el comportamiento de las personas y su relación con este tipo de tecnología traerá muchas conclusiones de cómo será el futuro, ya que seguramente nos veremos rodeados no solo de robots autoestopistas sino de toda clase de personajes. ¿Los trataremos con tanta crueldad? ¿O los respetaremos en una alegre convivencia como hicieron la mayoría? Por ahora quedan los recuerdos de HitchBOT, sus miles de aventuras vividas y amigos de camino.

No te pierdas Robots sexuales: ¿fantasía o una realidad cada vez más cercana?

Imágenes: Martijn Zilverschoon, thekirbster.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here