Barcelona es un gran museo modernista al aire libre, que podemos conocer de primera mano a través de un free tour Los free tours permiten conocer todas las historias, lugares clave y anécdotas de una ciudad de forma cómoda y divertida.

Hoy en día Barcelona es una ciudad muy conocida en el mundo entero. Sus monumentos, playas, bares y arquitectura la han convertido en el destino favorito de muchas personas, ya sea para hacer turismo o para pasar allí una buena temporada. Si bien las Ramblas, la Sagrada Familia, el Parque Güell o la Casa Batlló son puntos clave e imperdibles, la ciudad condal esconde otros muchos secretos y alberga grandes historias incluso en sus baldosas, literalmente. Dicen que para conocer una ciudad hay que conocer su gente y su historia, y en el caso de Barcelona su historia está plagada de estilo modernista.

Una buena manera de conocer este enclave a fondo es realizar un free tour por Barcelona. De esta manera podremos visitar la ciudad de forma guiada pero relajada, tal y como si nos la enseñase un amigo o una amiga. Lo bueno de los free tours es que permiten recorrer las zonas más importantes de la ciudad sin perder detalle y solo dejándonos llevar. Yendo a free tours de empresas como GuruWalk no tendremos que estar pendientes de mapas ni GPS, solo debemos preocuparnos de disfrutar y aprender. Además, podemos interactuar con la persona que nos guía y preguntarle no solo por lo que está explicando, sino sobre dudas, recomendaciones o consejos para seguir conociendo la zona una vez que termine el recorrido.

barcelona modernista 2

La manera de proceder en este tipo de visitas es muy sencilla: solo habrá que estar en el lugar indicado a la hora prevista, y juntarnos con el grupo que va a realizar la visita, que suele partir de una plaza céntrica. Por otra parte, el nombre de estos paseos no debe llevar a error. El «free» de su etiqueta no quiere decir que sean gratuitos, si bien es verdad que ofrecen una gran libertad. Pero el precio lo escoge cada persona y se realiza al final del recorrido, por lo que cada uno/a puede decidir la cantidad que considere justa y adecuada a sus propias circunstancias. Así, al terminar, la sensación será la de haber pasado un buen rato con amigos/as descubriendo una ciudad nueva.

Además de los tours clásicos, existen otros más específicos para conocer zonas o historias concretas de cada geografía. Por ejemplo y como decíamos antes, el modernismo de Barcelona. En GuruWalk ofrecen varios tours para para descubrir la Barcelona modernista. Uno de ellos parte del centro histórico, una zona cuya belleza salta a la vista, y muestra el arte y el contexto social de aquella época en la que surgió dicho estilo. Quienes hagan la visita descubrirán las obras más emblemáticas del movimiento, firmadas por artistas tan célebres como Gaudí y por otros no tan conocidos pero igual de impresionantes.

Para asegurarnos de tener sitio en el tour y que la organización pueda controlar el número de personas -más importante que nunca en esta situación- es necesario reservar por Internet antes de asistir. Como hemos dicho no hay que pagar ningún importe, simplemente avisar de que asistiremos a la cita.

Mientras dura el tour se tiene la impresión de haber viajado no solo en el espacio sino también en el tiempo, y se logrará entender cómo y por qué surgió aquel movimiento que hoy impregna las calles de la ciudad, sobre todo en el centro. Como no podía ser de otra manera, el tour termina en la Sagrada Familia, obra maestra del genio Gaudí, que como todo el mundo sabe todavía no se ha terminado de construir.

Una vez terminado el tour, todavía queda mucho por hacer, por lo que es posible aprovechar para visitar la Sagrada Familia por dentro. Entrar en el edificio es un regalo para los sentidos a pesar de estar inacabado; y es especialmente impresionante cuando cae el sol y las luces de la tarde entrar por sus vidrieras.

Pero no es necesario entrar en ningún lugar cerrado para maravillarse con el modernismo de la capital catalana, ya que este está por todas partes. Sin ir más lejos, en las populares baldosas grises que es imposible no pisar cuando se pasan varios días en la ciudad. El «panot» de flor o Flor de Barcelona fue creada por el arquitecto modernista Josep Puig i Cadafalch, que la ideó para la famosa Casa Amatller. Hay quién dice que esta losa y esta flor de cuatro pétalos que podemos encontrar por el Ensanche iniciaron una revolución arquitectónica.

En resumidas cuentas, si queremos descubrir de forma adecuada y divertida el mayor museo modernista al aire libre, la mejor de las opciones es reservar un free tour. De esta forma, podremos visitar Barcelona de la mano de un guía o una guía que nos enseñará todos los detalles, curiosidades y anécdotas como si de un/a amigo/a se tratase. Todo ello con la comodidad y la garantía que supone poder pagar al final del recorrido la cantidad que creamos correcta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here