Después de forjar una carrera y entregar la vida a un trabajo, nada suena mejor que la jubilación. Ya lo sabes, el cuerpo ya no es el mismo, los sueños quizás se han alcanzado y lo que quieres es descansar, relajarte y disfrutar de las vacaciones o aficiones que no has sido capaz de disfrutar durante su vida laboral. Pero, ¿podría ser que la jubilación perjudique la salud de quien se acaba de retirar? Quizás dejar de trabajar no es tan idílico como imaginas.

¿La jubilación perjudica la salud?

Desgraciadamente, todo parece apuntar a que, de hecho, es así, o al menos eso es lo que sugiere una investigación del Instituto de Asuntos Económicos, donde se explica que si bien la jubilación puede beneficiar a la salud del jubilado al principio, al reducirse el estrés y crearse tiempo para otras actividades, los efectos adversos aumentan conforme pasa el tiempo y deja de ser un descanso, para ser una rutina.

La Jubilación Puede ser mala para tu salud

En dicho estudio, se encontró que la jubilación aumenta las posibilidades de sufrir una depresión clínica en alrededor de un 40%, y de tener al menos un diagnóstico de enfermedad física en un 60%.

Es difícil de comprender. Si llevamos toda una vida trabajando y deseando este momento de libertad y calma, ¿por qué la jubilación puede ser perjudicial para su salud?

Primero, una vez la emoción de una vida sin ataduras empieza, también lo hace la que en muchos casos se convierte en una etapa de soledad y aislamiento. Esto sucede cuando la vida social de alguien estaba atada a su trabajo, al retirarse, de algún modo se pierde. Entonces, se vuelve necesario empezar de nuevo, crear nuevos círculos y situaciones sociales. Algo que en algunos casos puede resultar difícil, por ejemplo, dependiendo de donde resida la persona puede encontrar una falta de espacios y/o situaciones en los que crear estos nuevos vínculos.

Una de cada cinco personas jubiladas en la vejez experimentan depresión, según la Fundación de Salud Mental y aquellos que viven solos debido a duelo o divorcio todavía tienen mayor riesgo. Esto, por el lado emocional. Si le sumas los problemas de salud física que vienen con la edad, también pueden hacer que las personas sean más vulnerables a problemas de salud mental.

Claro, que también están los que toman la jubilación como una gran oportunidad para hacer cambios positivos en el estilo de vida, deshacerse de malas rutinas y adquirir conductas mucho más saludables. Sobre todo si se trata de personas que cuentan con una red de amistades y contacto social más allá de su trabajo, que hagan más llevadera la posible sensación de soledad.

La Jubilación: ¿Puede ser mala para tu salud?

En conclusión, puede que los beneficios de la jubilación dependan bastante de la actitud que la persona retirada adopte frente a su nueva vida, si bien hay estudios que señalan que puede tener efectos perjudiciales, otros dicen que se trata de cómo decide uno pasar su tiempo retirado. Por lo que, antes de jubilarse, es importante planificar cómo distribuirá su tiempo libre adicional de manera significativa, atractiva y saludable.

También te podría interesar:

Progeria, la triste enfermedad que convierte a los niños en ancianos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here