¿Qué es lo primero que te viene a la cabeza si te decimos las palabras Cutty Sark? Seguramente estarás visualizando ya la clásica botella de Whisky escocés que todos conocemos y que tanta tradición dispone. Pero si indagamos un poco en el origen de esta bebida destilada de cebada y malteada, es cuando aparecen esas súbitas curiosidades que dan vida a nuestro espacio. Como adelanto te diremos que sí, que también hay una bruja dejando su estela en medio de esta historia.

¿Levamos anclas?

La bruja de los vientos exóticos

Cutty Sark fue uno de los veleros más legendarios del mundo. Y decimos legendarios porque desgraciadamente, a pesar de que el gobierno británico lo conservó en dique seco en Greenwich (Londres), acabó quemándose en el 2007 mientras se estaban iniciando unas tareas de restauración.

Fue el barco más rápido de su época (1869) una maravilla de los mares destinada al transporte del té que logró superar al que hasta entonces, era el barco más veloz del océano: el Thermopylae, quien solía tener fama de ser el barco que llevaba más velozmente el preciado té desde los puertos chinos hasta Inglaterra.

el-velero-cutty-sark

 

El Cutty Sark, no solo era un as de la velocidad, también se alzó como uno de los clippers más bonitos construidos hasta entonces, ingeniería de origen escocés cuyo nombre procedía de un poema de Robert Burns. En él, se hablaba de un joven granjero que salía por las noches de su humilde casa para espiar en un bosque a un grupo de brujas semidesnudas. Una de ellas, Nannie, llevaba un «camisón apretado» y sugerente, es decir, un cutty sark, en dialecto escocés.s

Este precioso y legendario barco, ganó en numerosas ocasiones al  Thermopylae en la famosa ruta del té por el Índico, recorriendo hasta 8.000 millas en sólo 60 días incluso sin timón, y utilizando uno improvisado que el mismo capitán construyó con sus manos. Unas hazañas históricas que le hicieron llevar incluso una veleta en forma de camisón recordando a la bruja que le daba su original nombre.

la-leyenda-de-cutty-sark

Aunque también cabe decir, que como barco mítico, dispone también de cierta oscuridad en su leyenda, un hecho traumático que marcó para siempre al Citty Sark. Y es que según muchos, el mítico clipper, estaba realmente embrujado. Era demasiado rápido, demasiado bello, algo innatural… Cutty Sark había traído de prontonla mala suerte a su tripulación. James Wallace era su capitán, un hombre con carácter que tras unas discrepancias con su tripulación, acabó suicidándose lanzándose al mar a la altura de la isla Krakatoa, dejando que los tiburones lo devoraran. Un hecho que enturbió para siempre su leyenda.

Su decadencia llegó en 1895, pero  tras su estela océanica quedaron cientos de travesías en la ruta del té y otras decenas de viajes para traer la lana de las ovejas australianas. Un barco glorioso que bien mereció recibir su homenaje dando su mítico nombre a una marca de Whisky.  O mejor dicho, el nombre de una atractiva bruja para una bebida sugerente e histórica.

Imagen: Tom WattVisit GreenwichAndy Roberts

4 Comentarios

  1. Excelente articulo Valeria! Me encanto! Curiosamente para la navidad pasada le regale una copia miniatura exacta a mi suegro que tiene cierta fascinacion con embarcaciones. Me impresiono cuando vi el nombre de el articulo porque sinceramente no sabia nada de el excepto que habia existido y que la miniatura era una replica de un famoso barco «Cutty Sark».

    • Estupendo Kero! Muchas gracias! La verdad es que la historia del Cutty Sark es realmente curiosa. Los relatos marinos están llenos de magia y siempre merece la pena hablar de ellos. No me extraña que a tu suegro le guste el tema de las embarcaciones. Un abrazo desde todo el equipo, Kero!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here