El uso de la marihuana con fines terapéuticos no es una novedad, pero el hecho de que pueda servir para curar enfermedades y no sólo para tratar algunos síntomas y consecuencias de ciertos tratamientos agresivos es una noticia importante.

Con este artículo no queremos incentivar el consumo de marihuana sino únicamente sacar a la luz estas nuevas investigaciones. Como ya hemos visto en otros artículos, fumar marihuana regularmente tiene efectos negativos.

Propiedades medicinales de la marihuana

Un grupo de investigadores de la Universidad de California del Sur ha descubierto una nueva vía a través de la que el principal componente activo de la marihuana, el THC, puede suprimir las funciones inmunes del cuerpo.

La marihuana es la droga ilegal de uso frecuente en muchos países, pero a medida que se ha ido legalizando en algunas zonas, como algunos estados de los EE.UU., para fines médicos e incluso recreativos, el interés por conocer su potencial sanador se ha incrementado. Es el caso de estudios de investigación como este, que están descubriendo nuevas e innovadoras aplicaciones potenciales de esta droga para la salud.

La marihuana es ahora utilizada con regularidad y éxito para aliviar las náuseas y los vómitos que muchos pacientes con cáncer experimentan como efectos secundarios de la quimioterapia, para luchar contra el síndrome de desgaste que hace que algunos pacientes con SIDA pierdan cantidades significativas de peso y de masa muscular y para  aliviar el dolor crónico que no responde a los opiáceos, entre otras aplicaciones.

Marihuana para el tratamiento de enfermedades autoinmunes

El estudio de la Universidad de California del Sur ha puesto al descubierto una nueva aplicación potencial para la marihuana: la supresión de la respuesta inmune para el tratamiento de enfermedades autoinmunes. El trabajo se basa en los últimos descubrimientos científicos que dicen que el entorno en el que el ser humano vive, en realidad pueden desencadenar cambios que se producen fuera del ADN humano, pero sin embargo puede producir alteraciones en la función de los genes controlados por el ADN. Estas moléculas externas que tienen la capacidad de alterar la función del ADN se conocen colectivamente como epigenoma. En este estudio, los investigadores querían averiguar si el contenido de tetrahidrocannabinol (THC) que se encuentran en la marihuana tiene la capacidad de afectar a la expresión de ADN a través de vías epigenéticas fuera del propio ADN.

Los hallazgos recientes muestran que el THC puede cambiar moléculas críticas de epigenoma llamadas histonas, conduciendo a la supresión de la inflamación. Estos resultados sugieren que a pesar del potencial impacto negativo de fumar marihuana podría ser beneficiosa para la supresión de la inflamación en el cuerpo. Pero también sugieren que, debido a su influencia epigenética hacia la supresión de la inflamación, el uso de marihuana podría ser eficaz en el tratamiento de enfermedades autoinmunes tales como la artritis, el lupus, la colitis, la esclerosis múltiple y similares, en las que la inflamación crónica juega un papel central.

¿Qué opinas sobre el uso medicinal de la marihuana? ¿Está a favor o estás en contra? Déjanos un comentario con tu opinión o sigue con nosotros el debate a través de las redes sociales.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here