Durante siglos muchas personas con particularidades físicas se vieron obligadas a sobrevivir exhibiéndose en los circos, en Supercurioso os hablamos de los casos de Mademoiselle Gabrielle, la bella mujer partida por la mitad o Francesco Lentini, el hombre con tres piernas y dos genitales, entre otros. Este es también el caso de la mexicana Lucía Zárate, la mujer más pequeña del mundo.

La mexicana Lucía Zárate, la mujer más pequeña del mundo

Lucía Zárate era una mujer inteligente y capaz, que además de castellano hablaba algo de inglés y gozaba de buena salud. Su particularidad consistió en ser tan extremadamente menuda, que se ganaba la vida exhibiéndose en un circo.

La mexicana Lucía Zárate, la mujer más pequeña del mundo

Lucía nació en el año 1864, en Úrsulo Galván, Veracruz. Al nacer midió 17 centímetros y los médicos no le dieron prácticamente ninguna esperanza de sobrevivir. Se equivocaron y la niña fue cumpliendo años aunque su desarrollo se paró entre los 5 y 7 años. El diagnóstico médico fue que padecía enanismo primordial ostidisplástico microcefálico , una enfermedad que hoy está en el grupo de enfermedades minoritarias. Fue la mayor de 4 hermanos que no presentaron esta enfermedad.

La mexicana Lucía Zárate, la mujer más pequeña del mundo

Cuando tenía 12 años se mudó con su familia a los EE.UU. ya que, aunque era una familia acomodada, allí vieron la posibilidad de ganarse la vida con la exhibición pública de la niña. Durante varios años viajaron por muchos países cosechando grandes éxitos. Llegó a actuar ante la Reina Victoria y los Zares de Rusia. En 1866, se tiene constancia de que fue examinada por un grupo de médicos en Oxford, que la midieron, dando como resultado una altura de 51 cm. y una cintura de 10 cm. aunque no pudieron certificar que tuviera doce años, ya que su dentición correspondía a una criatura de 6.

La mexicana Lucía Zárate, la mujer más pequeña del mundo

Aparentemente Lucía era feliz en ese mundo, ya que se la consideraba una gran atracción y se la consentía y mimaba para que estuviera contenta. Se unió al circo Barnum y fue pareja artística de Francis Joseph Flynn, al que llamaban «General Mite» y que medía apenas 6 o 7 cm. más. Su espectáculo consistía en representar ambos, como pareja, escenas cotidianas.

Cuando contaba 17 años el Libro Guinness de los Récords la incluyó en su registro, era la mujer más pequeña del mundo. La muerte le sobrevino de una trágica manera. El año 1890, estando de gira por EE.UU. junto con sus padres, el tren en que viajaban quedó bloqueado por la nieve en las montañas de Nevada. Permanecieron aislados durante 15 días. Tristemente, Lucía murió de hipotermia.

La mexicana Lucía Zárate, la mujer más pequeña del mundo

Hoy en día la exhibición pública de una persona con una particularidad física nos parece un hecho absolutamente inmoral. Quizá realmente Lucía se considerase una artista y estuviera contenta con su vida en el circo, pero la mayoría de las personas que se vieron obligadas a mostrarse ante un público morboso, lo hicieron porque no tenían otra salida.

Si te ha interesado este artículo, quizá quieras conocer la historia de las auténticas Rapunzel: las 7 hermanas Sutherland.

Imágenes: Scott BealeArne Hendriks

1 Comentario

  1. Interesante artículo que describe lo delirante que fue en su momento aprovechar el morboso interés del público por las personas que presentaron anormalidades genéticas como hoy en día se definen estas discapacidades. Que mejor plataforma para exhibir a una persona que los circos pues mas que tratarlos como seres humanos, los trataban como animales pues el interés de los dueños era el económico a costa de la humillación de dichas personas. Desgraciadamente para la ciencia médica más que buscar una solución las personas con discapacidades, representaban una oportunidad de estudio en vivo sin ningún interés en proteger la privacidad de los pacientes en la mayoría de los casos. Creo que las personas sensibles hubiésemos deseado que dichas empresas llamadas circos modernos fuesen como: El circo de la mariposa, el cortometraje producido por Joshua Weigel y protagonizado por Eduardo Verastegui, Nick Vujicic y Doug Jones en 2009. Pero el mundo es imperfecto y la naturaleza humana compleja e impredecible en muchas ocasiones. Por último parece increíble que nadie pudiese haber abrigado a este diminuto ser humano llamada Lucía y su muerte se deba a la hipotermia, completamente indignante. Felicidades y muchas gracias por compartir esta historia Carmen, saludos desde Mérida, Yucatán, México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here