La mujer que asegura ser un gato atrapado en un cuerpo humano
Valora este post

¿Has sentido algo parecido alguna vez? ¿Que eres otro ser dentro de tu cuerpo, por ejemplo, un gato atrapado en un humano? La naturaleza de nuestra psique es fascinante, y casi siempre contiene la respuesta a todas estas preguntas.

La mujer que asegura ser un gato atrapado en un cuerpo humano

Nano, que así se llama esta chica, tiene 20 años y es de Noruega. Dice que a los 16 se dio cuenta de que en realidad era un gato, y los psicólogos y médicos que la trataron descubrieron que podría padecer un trastorno como la dismorfia, que está asociada a la sensación de que tu cuerpo es de una especie equivocada.

Otros trastornos psiquiátricos relacionados con sentirse de diferente especie son la licantropía clínica o la disforia. En estos raros trastornos, la persona suele sentirse extraña y creer firmemente que puede convertirse, se ha convertido o es un animal distinto al humano.

Así se siente Nano, que es un gato atrapado en un humano. Está segura de poseer muchas características felinas, como un mayor sentido de la audición, aversión al agua y visión nocturna. Se autoidentifica luciendo un par de orejas de gato y una cola, y cuatro piercings alrededor de la boca a modo de “bigotes”. Para ella, el aumento de su capacidad auditiva es la mayor ventaja de ser un gato, y asegura que puede ver mejor de noche que de día. Y que, a pesar de sus intentos, no ha podido cazar hasta ahora ningún ratón.

La mujer que asegura ser un gato atrapado en un cuerpo humano

Cuando ve a un perro, su reacción es la esperada: sisea, se eriza y se arquea, y ella explica que su instinto es el responsable. Le encanta dormir en el alféizar de la ventana, anda a  cuatro patas y si la vemos hablar podemos adivinar los gestos de un gato.

Lo más curioso de todo es que Nano consiguió un compañero, Svein, que tiene muchas personalidades y una de ellas es, precisamente, la de un gato. Resulta perfecto, pues se comunican a través de sus maullidos, que ambos afirman entender por completo. A pesar de todas las ventajas que supone ser un gato atrapado en un humano, para Nano la vida gatuna es agotadora, aunque está segura de poder acostumbrarse.

Sin embargo, su psicóloga le ha dicho que hay posibilidades de que ella supere esta fase, a lo que Nano muestra un gran escepticismo, pues piensa que será un gato atrapado en un humano toda la vida. Te dejamos un corto vídeo de Nano, para que seas tú quien decida qué sucede con esta chica.

https://www.youtube.com/watch?v=5u26l31ZeFo

Y ahora dinos, ¿piensas posible que esto sea verdad, o más bien un trastorno psicológico? Lee también sobre Billy Milligan, el hombre de 24 personalidades.

Imágenes: Youtube

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here