No hay mayor reto para el mundo de la historia y la arqueología que encontrar el Santo Grial. Son muchos los documentos que nos hablan de esa pieza sagrada tan deseada, dándonos una ligera constancia de que realmente existió… y quizás sigue existiendo. Pero ¿dónde? Nadie lo sabe. El Tercer Reich y Hitler ya emprendieron su búsqueda particular sin demasiado éxito.

Pero ¿Y si te dijésemos que hace poco la policía británica asaltó un pequeño pub en Hertfordshire llamado Crown Inn, dispuesta a dar con el Santo Grial? Te explicamos cómo terminó el asunto.

El Santo Grial o la «Copa de Nanteos», que se escondía entre las cervezas de un pub británico…

No es una localización especialmente simbólica, lo sabemos. Seguramente hasta el propio Indiana Jones quedaría sorprendido. La verdad es que son muy pocos los datos que disponemos hoy en día sobre su posible emplazamiento. La mitología cristiana nos dice que esta copa fue la utilizada por Jesús para celebrar la comunión durante la Última Cena. Y más aún, son muchos quienes afirman además que el Santo Grial dispone de auténticos poderes sobrenaturales.

Quizá por ello estaba tan interesado el Tercer Reich en tenerla en su poder. Una reliquia que el propio Hitler ansió poseer con gran fervor, convencido que con solo beber de ella lograría la inmortalidad para él y todos los que tuvieran la sangre pura y la nobleza aria. Pero no la hallaron en ninguna parte de Europa ni siquiera en el monasterio de Montserrat en España, ni en los Pirineos, ni en Irán o en todos los castillos cátaros que llegaron a visitar. En ningún sitio. Cada empresa acabó en una frustración absoluta.

Tal vez… se les olvidó rastrear en un pequeño pueblo británico. Concretamente en Lea, Herefordshire.

Esta curiosa historia se ha sucedido este mismo mes de agosto. No hay más que buscar en los medios de comunicación para poder informarnos de esta curiosa y desconcertante noticia que ha dado la vuelta al mundo. La policía de West Mercia entró de pronto con un gran dispositivo en el pequeño pub. ¿Y cuál era la misión? La que cualquier arqueólogo o amante de la historia desearía protagonizar: buscar la antigua copa que  utilizó Cristo en la Última Cena. El Santo Grial.

Según varios testigos y como después informó la propia prensa, la policía llegó incluso a buscar en un cochecito de un bebe de 13 semanas y entre sus pañales durante la redada. ¿Lo encontraron? En absoluto.

Santo Grial

Pero afinemos un poco más la información. La policía, al parecer, confundió un poco los términos. Lo que en verdad buscaban era «La Copa de Nanteos», un cuenco de madera que para algunos es el Santo Grial, pero que en realidad no era más que una reliquia muy especial que, el mes pasado, le fue robada a una mujer en Weston under Penyard. Alguien le había dejado dicho cáliz  a esta mujer porque estaba muy enferma. Ya que dicho objeto, al parecer, dispone también de propiedades curativas. Pero una tercera persona, lo había robado.

Fue tanta la expectación levantada que al final, la BBC y el portavoz de la policía tuvieron que emitir un comunicado para aclarar lo sucedido:

[quote_box_center]No estamos buscando el Santo Grial, simplemente estamos investigando el robo de una reliquia. El objeto robado es conocido como la Copa de Nanteos. Si se hace una búsqueda en Google, se puede comprobar que algunas personas creen que es el Santo Grial. Esta copa fue llevada al Reino Unido por José de Arimatea después de la muerte de Jesús y más tarde trasladada a la Mansión Nanteos cerca de Aberystwyth, Gales, por siete monjes de la Abadía Strata Florida, Ceredigion, durante el reinado de Enrique VIII. Después de la muerte de los monjes, la Mansión paso a manos de la familia Powell. La propietaria Margaret Powell mantuvo el cáliz guardado en un armario de una biblioteca.[/quote_box_center]

Lo que se deduce de esto, es que al parecer se usaba dicha copa con finalidades curativas entre aquellas personas más creyentes. Hasta que al final, sabiendo que dicha reliquia salía muy a menudo de su emplazamiento original, alguien muy avispado ha aprovechado para robarla. Sin lugar a dudas, de ser vendida alcanzará un precio muy jugoso dentro del mercado negro de las reliquias.

Mientras, lo sucedido en el pequeño pub ha quedado como una gran anécdota entre los vecinos del pueblo. El día en que la policía asaltó un pub en busca del Santo Grial y encontró solo… una ensaladera.

Imagen: Kamal Hamid

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here