Según dicen, no hay lugar más tétrico y escalofriante que una granja de cuerpos. En Tennessee, por ejemplo, se encuentra la más importante de todas ellas. Con casi 1, 2 hectáreas, uno puede encontrarse con infinidad de cuerpos en diversas fases de descomposición y abandonados en las formas más inusuales. ¿Un acto puramente inhumano? ¿Un escenario morboso sin más? En absoluto.

Estos lugares pertenecen a universidades especializadas en antropología forense y tienen como finalidad esencial, estudiar el proceso de descomposición con tal de obtener información y conocimiento sobre esta área tan importante para la resolución de muchos casos policiales. Pero, obviamente, ello no quita que se alcen como los lugares más horripilantes del mundo, ahí donde, de entrar de casualidad al perdernos por un camino, podemos vivir la peor pesadilla de nuestra vida.

Las escalofriantes granjas de cuerpos

Se sabe, que la ciencia forense dispone de mucha más antigüedad de la que nosotros pensamos. En la China del siglo XIII por ejemplo, se recoge el caso de un hombre que estaba investigando la muerte violenta de un campesino en una pequeña aldea.

Le habían cortado el cuello con una guadaña. Para averiguar quién había cometido semejante salvajismo, citó a que todas las personas llevaran sus guadañas a la plaza del pueblo. Una vez expuestas, el investigador dejó escapar unas pequeñas moscas. Al instante, todas ellas se agolparon en una guadaña en particular, una que, a pesar de estar completamente limpia, aún contenía las sustancias básicas que atraían a las moscas. Fue infalible.

A28_660x330

La primera granja de cuerpos que se conoce está situada en Tennesee. Dispone de mucho terreno, el suficiente como para enmarcar numerosos cadáveres que el Centro Forense de Antropología estudia y observa cada día. Es decir, se trata de un escenario habitado exclusivamente por cadáveres a los que se les hace seguimientos con el fin de obtener informaciones sobre su proceso de putrefacción, en diferentes circunstancias: enterrados, semi-enterrados, vestidos, desnudos, con cuerdas, al lado del agua, sumergidos…

Fue inaugurada por el Dr. William Bass en el año de 1971, quien era muy consciente de la necesidad de conocer estos procesos del cuerpo humano con tal de servir de ayuda a la policía. De ese modo, se establece mejor el momento de la muerte, o cómo los elementos externos aceleran o demoran la corrupción de los tejidos, huesos u otros órganos. De hecho, son muchos los casos que se han podido resolver gracias a los conocimientos que se adquieren en esta granja.

b09c775924d4e408c10ecbd54ac0343d_660x330

A día de hoy, en esta granja de Tennesee disponen de 40 cuerpos. Hemos omitido mostrar en este artículo determinadas imágenes que, sin lugar a dudas, sería difícil asumir para muchos de nosotros por lo escabroso del tema. Pero si eres de los que dispone de un «estómago fuerte», las encontrarás fácilmente por la red. Pero llegado este punto puede que te preguntes ¿de dónde salen los cadáveres?

2990027176_913ce24201_o_660x330

Hasta no hace mucho eran cuerpos de indigentes. Personas sin recursos y sin familiares que los reclamaran. Pero ahora,  son personas que, libremente, eligen donar sus restos mortales al centro para facilitar los estudios de la ciencia forense. Decirte, además, que la granja de Tennesee no es la única que existe, también podemos encontrar otra mucho más pequeñita en Carolina, con apenas cuenta con 300 metros cuadrados.

body farm 3_1352932826265_326800_ver1.0_640_480_660x330

La de Texas es la mayor, dispone de 2 hectáreas. Pero digamos que la de Tennessee es la que más trascendencia tiene; en ella, estudian la descomposición de los cadáveres bajo tierra, sobre el agua, a cielo abierto, e incluso dentro de los coches. Todo sea por la ciencia y por resolver cualquier caso criminal.

Así que ten cuidado, si alguna vez paseas por un bosque buscando setas, y te encuentras de pronto con varios cadáveres a la intemperie, pueden haber tres razones: estás en el escenario de un crimen de un asesino en serie, estás en el jardín de la granja de la matanza de Texas o, sencillamente, has llegado a una granja de cuerpos.

body500_660x330

Y ninguna de las tres opciones será precisamente agradable.

Si has «soportado» este artículo sobre las granjas de cuerpos, te invitamos a conocer más lugares escalofriantes.

Imagen: Susan Marks

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here