Desde tiempos inmemoriales, la imagen que nos devuelve el espejo ha sido motivo de interés de hombres y mujeres. Nuestro estado físico se ha hecho un elemento fundamental para la construcción del autoestima, y de esto deriva la forma en que nos presentamos ante el mundo como profesionales, en nuestras relaciones personales, y en todos los ámbitos de la vida. Procedimientos comunes como pequeños arreglos de cuerpo y rostro, se han hecho cada vez más comunes, y entre ellos, destaca el que concierne a la nariz. Si estás pensando en hacerte una rinoplastia en Zaragoza, este artículo seguro te interesará.

La cirugía plástica a escala mundial es un sector demandado mayoritariamente por mujeres. Se estima que más del 85% de los procedimientos estéticos son realizados por féminas, mientras que el 15% restante lo realizan los hombres. Lo fundamental en el caso de la cirugía plástica, es que su realización vaya conforme a un auténtico deseo de la persona, y a un pleno convencimiento de que el procedimiento tendrá un impacto positivo en la forma en que percibe su cuerpo, y por tanto, en su autoestima. Existen algunos procedimientos estéticos que se han consolidado como los más solicitados. Descubramos cuáles son.

Las 5 operaciones estéticas más solicitadas

1. Rinoplastia

Las operaciones estéticas más habituales.

La rinoplastia u operación de nariz es una cirugía que se encamina a armonizar la nariz de una manera estética, e incluso también funcional, mejorando la respiración. El objetivo con este procedimiento es alcanzar un tamaño, proporciones y forma adecuados, que vayan en consonancia con el rostro del paciente y el ideal estético que éste tiene. Al ser una cirugía que cambia la forma en la que se ve nuestro rostro, resulta fundamental a la hora de pensar en hacernos una rinoplastia, ponernos en manos de un cirujano plástico que tengas experiencia en este procedimiento.

El procedimiento de rinoplastia suele ser principalmente de dos tipos: de aumento o reductoras. Las primeras generalmente se orientan a mejorar la estética facial de aquellas personas que tienen la nariz ancha y poco proyectada. Sin embargo, la técnica más común es la reductora. Esta busca disminuir el tamaño de narices que son demasiado grandes, mejorar las puntas caídas o eliminar la protusión en el dorso conocida como giba, y que suele ser bastante común.

2. Mamoplastia

La mamoplastia es una de las cirugías estéticas más comunes y solicitadas. Se trata de una intervención que busca modificar el tamaño y forma de los senos. La mas común de sus tipologías es el aumento de mamas, en la que se emplea generalmente un implante, o incluso grasa del propio paciente, para aumentar el tamaño de los senos, mejorar y elevar su forma. Son distintos los procedimientos que pueden seguirse para esta operación, pero los más comunes son los que se realizan por vía axilar, por la areola, o por el surco submamario, en el que la cicatriz queda oculta en la caída natural del seno.

También existen las variantes de mamoplastia de reducción, que es solicitada por mujeres cuyos senos tienen dimensiones muy grandes, generándoles incomodidad. La variante para los pacientes masculinos es la Ginecomastia, en la que se extrae la grasa circundante de los pezones del hombre.

3. Liposucción

Las operaciones estéticas más habituales..

También se destaca entre las cirugías plásticas más comunes, la liposucción o lipoescultura. Se trata de un procedimiento en el que se extrae grasa acumulada en diferentes zonas del cuerpo. No es en absoluto un tratamiento contra la obesidad, sino una técnica para eliminar grasa localizada y moldear el cuerpo de una forma más armónica. Para su realización, se introduce en el tejido adiposo del paciente, una cánula que estará conectada a una máquina de vacío, que tiene por objeto aspirar la grasa de la zona tratada. Suele ser común su utilización para eliminar la grasa del abdomen, brazo, caderas, muslos, rodillas, tobillos y papada.

4. Blefaroplastia

La bleferoplastia es el segundo procedimiento estético de rostro más común, después de la rinoplastia. Se trata de una intervención que se realiza con el objetivo de rejuvenecer la apariencia de los párpados, mediante la remodelación de los tejidos perioculares. Es una de las cirugías sobre las que se han hecho más avances, desarrollando técnicas que son mínimamente invasivas y no producen cicatrices. El resultado es una apariencia más juvenil del párpado, y por tanto, un rostro más fresco y jovial.

5. Abdominoplastia

Este procedimiento quirúrgico viene sumando popularidad de forma destacada durante los últimos años. Se trata de una cirugía que implica un mayor nivel de complejidad que la liposucción. Su objetivo es reconstruir la pared abdominal, eliminar el exceso de piel y de grasa, y tensar los músculos del abdomen. El resultado final es un abdomen y cintura remodelados, más estrechos y de mejor forma.

Las cirugías estéticas son una herramienta que la ciencia médica moderna pone al servicio de todas aquellas personas que quieran mejorar su aspecto físico y sentirse más seguros de su imagen. Lo fundamental es que el paciente esté absolutamente seguro del procedimiento que desea hacerse, que maneje expectativas realistas, y que siempre se ponga en manos de profesionales especializados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here