El espacio sideral está lleno de misterios, muchos de los cuales aún escapan por completo del conocimiento humano. Pero a medida que pasan las generaciones y los avances de la ciencia y la tecnología van dando pasos agigantados, nos acercamos a la comprensión de muchos fenómenos. Conocer sobre la aparición de nuevos planetas, o cómo se forman las estrellas son temas que han generado el interés y pasión de muchos, por generaciones.

Si has tenido la oportunidad de estar alguna noche al aire libre o desde tu balcón contemplando el paisaje del cielo nocturno, y te ha aparecido una estrella fugaz, estarás de acuerdo en que es un de los más lindos espectáculos naturales. A lo largo del día, son varias las estrellas fugaces que pueden surcar el cielo en diferentes direcciones. Cuando este fenómeno se multiplica, ocurre lo que llamamos lluvia de estrellas. Si te interesa continuar aprendiendo sobre este encantador suceso natural, descubrirás que México es uno de los mejores lugares para apreciarlo.

¿Qué es una lluvia de estrellas?

Si ya de por sí, el paisaje de un cielo estrellado es objeto de admiración, la posibilidad de contemplar una lluvia de estrellas es algo fantástico. Algunas de ellas se han hecho muy famosas con el paso del tiempo, como las llamadas Lágrimas de San Lorenzo, Perseidas o Alfa Monocerótidas. El fenómeno de la lluvia de estrellas no siempre es perceptible al ojo humano, y su origen se encuentra en lo que se conoce como un cuerpo progenitor, es decir, un objeto que las produce.

Partimos de la existencia de las estrellas fugaces, que se forman en base a dos elementos: una partícula sólida que se encuentra fuera de la Tierra, y que recibe el nombre de meteoroide, y una atmósfera para el que meteoroide interacciones. La fuerza de gravedad que existe en nuestro planeta atrae todo lo que se encuentre a su alrededor. La velocidad de las partículas atraídas por la tierra aumenta, hasta que logran entrar en la atmósfera, cuya densidad detiene un poco su avance tan veloz.

Esa acción de frenado que ejerce la atmósfera sobre las partículas, calienta el meteoroide a temperaturas tan elevadas, que se vuelve incandescente y se va desintegrando. Todas estas partículas de luz que van quedando a medida que el meteoroide va perdiendo su forma original, es lo que podemos apreciar en el cielo nocturno, como encantadores halos de luz en movimiento.

¿Cuáles son las lluvias de estrellas que pueden verse en México?

lluvia de estrellas

Cada tipología de lluvia de estrellas está asociada a un ente progenitor en particular. Es así como el cometa 109P/Swift-Tuttle se asocia con la lluvia Perseidas, el asteroide Phatetín con las Gemínidas y el cometa 1P/Halley con las Oriónidas, entre otros ejemplos. Esto también determina las épocas del año y los lugares en los que las lluvias de estrellas se presentan con mayor magnitud. México es uno de los mejores, pues en diversas zonas de su territorio, ofrece panorámicas de las lluvias de estrellas que resultan extraordinarias.

La lluvia de estrellas Perseidas

Una de las lluvias de estrellas que con mayor potencia pueden apreciarse en el cielo mexicano, es la de las Perseidas. Es justo en la constelación de Perseo donde se origina este fantástico espectáculo de la naturaleza, en el que la velocidad de las estrellas puede incluso superar los cincuenta kilómetros por segundo. Unos doscientos meteoros pueden recorrer el cielo en el lapso de una hora.

En agosto de 2020 este fenómeno se presenta con especial fuerza. Si bien la lluvia de estrellas Perseidas se presentará en todo el mundo, el epicentro de su magnitud estará en México. En una noche clara, las estrellas podrán apreciarse desde cualquier parte del territorio, aunque los científicos recomiendan buscar lugares que estén alejados de la contaminación lumínica

La lluvia de estrellas Líridas

La lluvia de estrellas Líridas reciben su nombre por estar ubicadas en la constelación de Lyra. Se trata de un fenómeno que se rastrea hasta hace 2.600 años. Se ve con especial potencia en el cielo mexicano. Lo más recomendable para verla, es desplazarse hacia lugares abiertos, al aire libre y con poca contaminación lumínica. También fijarse en el horario en el que se ha proyectado la aparición del fenómeno, y dirigirse al lugar de observación al menos media hora antes. Acostumbrar los ojos a la oscuridad nos ayudará a presenciar con mayores detalles la lluvia de estrella. No son necesarios los telescopios, sólo con nuestra mirada atenta, será suficiente.

La lluvia de estrellas Cuadrántidas

Generalmente el mes de enero es la época más usual del año para apreciar la lluvia de estrellas Cuadrántidas. Se trata de un fenómeno que solo suele presentarse en el hemisferio norte, y en México se ve con especial potencia. Esta lluvia de estrellas, a diferencia de las Perseidas, es de muy corta duración. Mientras las Perseidas pueden extender su brillo durante días, las Cuadrántidas alcanzan apenas unas horas de duración. Sin embargo, son de una gran belleza, pues en su punto máximo pueden apreciarse entre 60 y 200 estrellas fugaces por hora. Para disfrutarlas, lo ideal es dirigirse a espacios abiertos, al aire libre y con poca luz.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here