Si has viajado a Estados Unidos o Canadá es posible que te hayas encontrado alguna vez con ellos. Es fácil identificarlos: viajan en pequeñas carretas tiradas por caballos, visten cofias, largos vestidos y colores muy poco llamativos. Sus expresiones denotan serenidad y algo de reserva, tal vez, porque no se sienten cómodos en un mundo dominado por la tecnología y la modernidad. Si los has visto, ya sea frente a frente o en la televisión, sabrás que nos estamos refiriendo los Amish, un grupo religioso y étnico, descendiente de inmigrantes  alemanes y suizos que desarrollan sus vidas a lo largo de 22 asentamientos en Ohio. Hoy en Supercurioso te contamos más para que conozcas esta curiosa comunidad.

La comunidad de los amish, atrapados en el tiempo

1. Historia de la comunidad amish

Los amish surgieron del movimiento anabautista que comenzó en Suiza en el año 1525. En aquel momento se conoció a este grupo como «los hermanos suizos» y eran parte de la Reforma Radical. Después, en 1693, un personaje llamado Jakob Amman creó una disciplina más estricta para este grupo, que aun hoy los sigue caracterizando. Fue en este momento que los seguidores de Amman se hicieron llamar «los amish».

Como te imaginarás, fue con las olas de migración desde Europa hasta norte América que los amish llegaron a las costas de este continente. Dentro de la historia amish, el siglo XVII es uno que se recuerda de manera especial. Allí ocurrió una de las divisiones más importantes de la comunidad amish, quedando una parte muy tradicional y otra que empezó a adquirir una identidad menonita.

2. Normas y costumbres de los amishcultura amish

Son anabaptistas, gentes aparentemente sencillas que nos obligan a volvernos hacia ellos para observarlos con curiosidad e incomprensión. ¿Cómo pueden vivir con tanta humildad y aislamiento? Es como si los años y los siglos no hubieran llamado jamás a las puertas de sus hogares para traerles las comodidades y los adelantos. No tienen televisores ni lavadoras, ni jamás se acercarán a un teléfono móvil ni tendrán su perfil en Facebook.

Defienden el pacifismo, la vida sencilla, evitan la tecnología moderna e intentan mantener los férreos principios del siglo XVII. Nada de gas en sus cocinas y aún menos luz eléctrica. Sus humildes hogares están iluminados por lámparas de petróleo… tampoco necesitan más: sus vidas se inician al alba y acaban cuando el sol bosteza ya en el horizonte. Integrados por completo con los ciclos de la madre naturaleza.

Los amish no son un grupo unificado. Para 2013 se habían contado 42 diferentes sub grupos de esta comunidad. Divididos entre los amish de antigua y de nueva orden, las costumbres no cambian mucho entre ellos. Viven en entornos rurales, intentando alejarse lo más posible de la tecnología que sobrepasa al siglo XVII.

Todos intentan vivir de manera modesta y tradicional, usando carruajes. Sin embargo, algunos grupos usan elementos más modernos como cortacéspedes con motor, ordeñadoras mecánicas, gas propano, refrigeradores, inodoro con descarga, agua corriente, sierras mecánicas, tractores y hasta lavadoras eléctricas.

Aunque para algunas personas estas son unas terribles normas amish, para otras son simplemente una forma de vida diferente a la que se acostumbra con facilidad alguien que nazca en esta comunidad. Lo que sí es cierto es que las comunidades más estrictas son las Nebraska Amish, Swartzendruber Amish y Troyer Amish.

3. ¿Cuál es su religión?

Los amish _ religion

Cada comunidad de Amish, de las 22 que hay registradas en la actualidad, disponen de su propio líder religioso, una figura que puede ser más o menos estricta. Son ellos quienes pautan el estilo de vida de su grupo de hombres y mujeres, y ellos quienes interpretan las normas de la Biblia de acuerdo a unas leyes no escritas y transmitidas de modo oral, llamadas Ordnung.

Los amish que descienden de suizos siguen defendiendo la no violencia y abogan por el bautismo entre adultos. Precisamente, se llaman anabaptista porque no bautizan niños, sino adultos. Se dice entre ellos que esta practica religiosa debe ser consciente y voluntaria, por ello solo se practica en mayores de edad. Así mismo, esta comunidad promulgó la separación entre iglesia y estado.

Además, creen en someterse completamente a lo que llaman «la voluntad de Jesús», esta se expresa mediante reglas colectivas que se contraponen al individualismo. El rechazo a la vida individual es una de las razones por las cuales los amish rechazan la tecnología. Esta comunidad dice que la tecnología actual promueve el trabajo individual y de-merita las construcciones colectivas.

Los Amish más estrictos rechazan cualquier tipo de tecnología moderna. Otros, sin embargo, pueden admitir un ligero cambio en las cofias de las mujeres, los tirantes de los hombres e incluso admitir por ejemplo el uso de botones (asociados para ellos a las ropas de las Fuerzas Armadas, de ahí que sus ropas solo puedan cerrarse mediante corchetes…).

4. Vestimenta amish

La moda que suelen seguir no necesita de vaqueros ni de los últimos modelos de los grandes almacenes. En absoluto, son extremadamente espartanos en su estilo: los hombres suelen llevar trajes de colores oscuros, sombreros de paja y largas barbas. Las mujeres amish, por su parte, utilizan vestidos largos con cofia y delantal, no pueden llevar joyas  y jamás, jamás se cortan el cabello. Se limitan a enrrollárselo en un moño detrás de sus cofias.

Una curiosidad bastante singular de los Amish, es que las muñecas con las que juegan las niñas no tienen cara. ¿Y por qué? te preguntarás. Se trata de una costumbre que tiene su origen en la Biblia:

«no te harás escultura ni imagen alguna, ni de lo que hay arriba en los cielos, ni de lo que hay abajo en la tierra, ni de lo que hay en las aguas debajo de la tierra». 

«no te postrarás ante ellas ni les darás culto. Porque yo, Yahveh, tu dios, soy un dios celoso, que castigo la iniquidad de los padres en los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me odian» (deuteronomio)

5. La vida amish

Esto justifica también el que los Amish eviten ser fotografiados o grabados. Además, según la comunidad amish, la fotografía fomenta la vanidad. La religión, sus principios y sus tradiciones, son guías esenciales que hay que seguir para que las comunidades sigan conservando sus principios frente a la imparable modernidad, siempre seductora. ¿Cómo conseguirán los más jóvenes resistirse a este mundo atractivo de vídeos musicales, cine, fiestas e Internet? Lo desconocemos. Tal vez el misterio se encuentre en su armonía como grupo, como comunidad. Ante cualquier problema los Amish se reúnen de inmediato para ayudarse.

Se dice que entre ellos no existe la violencia, los enfrentamientos o las palabras amenazantes (sí, al menos en teoría). Los padres educan a sus hijos desde pequeños enseñándoles que no deben herir los sentimientos de los demás, que no deben enemistarse ni dejar de lado a un amigo o un hermano (de hecho, es normal que tengas hasta 11 hermanos).

Un modo de vida respetable, sin duda…aunque para muchos de nosotros difícil de entender. Y tú ¿podrías vivir como un auténtico Amish? Si es así, ya sabes, empieza por dejarte crecer la barba, ponte una cofia o un delantal… y cierra de inmediato el ordenador o el móvil con el que estás leyendo este artículo.

6. ¿Dónde viven los Amish?

No toda la comunidad amish viven en norte América. Los amish también viven en América central y del sur. Comenzando el siglo XX un grupo amish se asentó en América Latina. El punto de llegada fue Paradise Valley, cerca de Galeana en Nuevo León, México. Sin embargo, este asentamiento solo duró entre los años 1923 y 1926.

Los amish también intentaron vivir en Honduras entre 1968 y 1978. Sin embargo, este asentamiento también fracaso; en este país ya no hay presencia de este pueblo. Hasta en el pequeño país de Belice hay comunidades de amish o menonitas de la antigua orden. Esta comunidad se llama «mennonitas de Noah Hoover» y también son muy restrictivos en sus practicas, sobre todo las que tienen que ver con utilizar tecnología y vestimenta moderna.

Es difícil de adivinar pero los intentos migratorios de estos menonitas no fueron solo en los siglos pasados. Apenas en 2015 una comunidad amish se estableció en sur América.  Estos asentamientos se llevaron a cabo por la nueva orden amish. Los lugares de llegada fueron al este de Catamarca en Argentina; y, en Bolivia, en la conocida como Colonia Naranjita, muy cerca de Santa Cruz.

Es intrigante saber por qué los amish deciden migrar en el siglo XXI cuando no se ven expulsados por hambrunas, como lo fueron de Europa en siglos pasados. La razón que tienen los amish para migrar es intentar huir de las influencias de la sociedad moderna en su población. Por ello van hacia el sur, guiados por el cliché blanco de que más al sur es más salvaje.

Sin embargo, los amish se siguen encontrando con tecnología donde quiera que vayan. También llama mucho la atención saber cuáles son las prácticas de estos grupos en los nuevos territorios. Si algo se sabe de los amish en centro y sur América es que también hablan plaudietsh.

Y, bueno, hasta acá ha llegado nuestro acercamiento a la vida de este pueblo. Esperamos que te haya gustado y te hayas interesado más por la comunidad amish. Si quedaste con ganas de más, te recomendamos esta curiosa entrada de la genetica de los amish: los hace vivir más años. Además, recuerda que en Supercurioso no solo escribimos artículos, sino que esperamos también leerte a ti. Por ello te invitamos a dejar tus aportes u opiniones en la sección inferior de comentarios. ¿Qué dato añadirías sobre la comunidad amish? ¿Qué piensas sobre su modo de vida? 😉

4 Comentarios

  1. Siempre me han parecido interesantes las formas de vida en comunidad que devienen o bien de las normas bíblicas (judíos ortodoxos, amish, griegos ortodoxos) o se culturas nómadas ancestrales (los gitanos). Buen post y sería genial ver algo sobre los gitanos que tanta presencia han tenido en el imaginario popular de la península y de América.

  2. Genial este articulo, he visto documentales de Amish que los llevan a La Vegas o ciudades grandes a que conozcan mas del nuevo mundo, muchos se arriesgan y deciden quedarse en la actualidad.
    Me parece genial, creo que es como una forma de mostrar que por todo lo que hoy sufrimos (Tecnología) ellos ni lo notan, por que viven con lo que tienen, con lo que la naturaleza les da y bueno a decir verdad el ser humano no necesita mas que esto…
    Excelente articulo!

  3. Cerca de mi casa hay una comunidad menonita, son personas muy amables y respetuosas se llevan bien con la gente y es agradable tratar con ellos….

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here