Estos hermosos y nobles animales son mundialmente famosos por su gran memoria y es que al parecer esa capacidad para no olvidar es lo que los condena a morir de tristeza cuando pierden a una cría.

¿Puede un elefante morir por amor?

Para algunos elefantes es muy difícil afrontar el tema de la muerte, especialmente si se trata de una cría. El lazo formado  entre una hembra elefante y su cría es uno de los fuertes de todo el reino animal. De hecho, esta relación puede durar mucho más tiempo después del período de crianza, a diferencia de la mayoría de las especies animales, quienes se separan de sus hijos una vez que estos son adultos.

elefantes2

Para los elefantes el tema de la muerte es algo muy serio y pueden entrar en un proceso de duelo que de no superarlo puede terminar con la muerte del afectado. Así que la respuesta ante la pregunta de si un elefante puede o no morir de amor es positiva, estos nobles animales generan lazos muy fuertes y a veces se les hace muy difícil salir del proceso de duelo después de una muerte importante.

Los científicos creen que la clave de este proceso se encuentra muy relacionada a su excelente memoria y en la capacidad de formar lazos en la perpetuidad. Sorprendentemente cuando un elefante está enfermo recibe la ayuda de los demás y cuando finalmente muere le hacen una serie de homenajes póstumos e inclusive en algunas ocasiones arrojan tierra y hojas sobre el cadáver.

El síndrome del corazón roto

Las personas pueden morir debido a la tristeza y estrés que desemboca en una profunda depresión. Lo mismo ocurre con los elefantes, cuando una madre pierde a su cría ésta suele apartarse de la manada durante días. En ese proceso de duelo la madre camina en círculos, lo huele y acaricia con su trompa, si la elefante no logra salir de su luto, tiende a dejar de comer hasta morir.

elefantes1

Es también un caso muy impactante cuando es una cría la que pierde a su madre, en este sentido, la manada suele adoptar y proteger al pequeño.

Los elefantes no dejan de sorprendernos, sin duda alguna, son unos de los animales más nobles que existen y tenemos muchas más cosas en común de lo que podíamos pensar.

Si te ha gusta este post, no puedes dejar de leer: Daphne Sheldrick, el “hada madrina” de los elefantes y rinocerontes huérfanos

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here