Si tienes una empresa, son muchos los aspectos que determinan el cuidado diario. Desde los gastos fijos como el alquiler o la nómina, hasta los variables como los servicios, todo influye y puede afectar la rentabilidad a fin de cada mes. Por ello, en la temporada navideña en la que las temperaturas descienden, es importante prestar especial atención a estos gastos variables.

Tanto por un asunto de cuidado al medio ambiente como por economizar en las operaciones diarias, te conviene incorporar algunas acciones que se orientan al ahorro energetico empresa Acompáñanos a conocer los consejos más eficaces para lograr un ahorro energético real en tu empresa, durante la temporada decembrina.

5 trucos para el ahorro energético en las empresas

Cuando se acerca a Navidad, son muchos los aspectos que empiezan a cambiar. En primer lugar, las decoraciones navideñas, repletas de luces y adornos, se hacen un asunto común. En segunda instancia, el descenso en las temperaturas obliga a mantener encendidos durante más tiempo los aparatos de calefacción.

El ahorro energético se ha convertido en un tema público. Incluso los entes gubernamentales comparten medidas de ahorro y eficiencia energética que la población en general debe tener en cuenta durante esta temporada. Pero en el caso concreto de las empresas, hay otra serie de consejos y trucos, que pueden ayudarnos a manejar de manera más eficiente los recursos energéticos. Acompáñanos a conocerlos.

1. Prioriza el trabajo híbrido o remoto

ahorro energético

El trabajo remoto es una tendencia que viene en crecimiento. Con la pandemia del Covid-19, incluso muchas empresas adoptaron modalidades remotas o híbridas de forma regular. Pues, los meses fríos del año son el mejor momento para poner en práctica esta metodología. En el caso de que tu empresa se inserte en un rubro que lo permita, lo ideal es establecer un régimen de trabajo remoto o híbrido. Ello implicará que tus oficinas tengan menos tiempo de funcionamiento físico y, por lo tanto, de gasto energético.

2. Invierte en el aislamiento térmico de tu oficina

Cuando hablamos de aislamiento térmico, muchos pequeños y medianos empresarios lo relacionan con un gran gasto, que muchas veces no están dispuestos a afrontar. Pero la realidad es que se trata de una inversión a largo plazo. Si comparas el costo de la instalación con la reducción en las facturas de electricidad que tendrás de ahí en más, te darás cuenta de que es una inversión que vale la pena. Ten en cuenta, por ejemplo, que por las ventanas se pierde entre el 25% y el 30% del calor de los ambientes.

El aislamiento térmico puede consistir en medidas simples como reducir las fugas térmicas con materiales especializados. Juntas de caucho, de espuma o de silicona autoadhesiva son de los más económicos para mantener la temperatura en las áreas. Ahora, si apuestas a soluciones más eficaces, duraderas y profesionales, lo ideal es trabajar con ventanas de doble cristal.

3. Regula la temperatura de tus ambientes

Sumamos a los trucos y consejos para ahorrar energía en tu empresa durante esta temporada, el hábito de regular la temperatura de los ambientes. Te sorprendería saber como unos pocos grados en la temperatura de tus oficinas pueden ser determinantes a la hora de pagar las facturas del mes. Lo ideal en este sentido es regular los termóstatos y las válvulas termostáticas en los radiadores. De esta forma se mantiene una temperatura estándar. También es importante que si tu oficina tiene calefacción eléctrica, la regules para que esté encendida solo en horario laboral.

4. Revisa los radiadores

De la mano con el consejo anterior, es importante para el ahorro energético que revises los radiadores de manera periódica. Esto no solo te ayudará a evitar fugas o problemas de funcionamiento en general. También será fundamental para mejorar el rendimiento y la eficiencia energética de la calefacción. La revisión de los radiadores es un proceso bastante simple. Es cuestión de abrir las llaves y comprobar que el agua circula de manera normal. En caso de que no lo haga o tenga ruidos, lo ideal es llamar a un servicio técnico para que haga el diagnóstico correspondiente.

5. Utiliza iluminación de bajo consumo

Y cerramos con este listado de consejos prácticos para ahorrar energía eléctrica durante la navidad y el invierno, con la recomendación de que uses iluminación de bajo consumo en todas las áreas de tu empresa. Se trata de una medida rápida, simple, muy fácil de ejecutar y económica. Comprar las bombillas ahorradoras no representará un gran egreso en tu presupuesto y, en cambio, te ayudará a ahorrar mucha energía, y a que tu empresa funcione bajo parámetros más ecológicos y responsables con el medio ambiente.

Empieza a aplicar ahora mismo estos consejos, y verás como los resultados se dejan sentir en la reducción de tus facturas mensuales. También en la construcción de una conciencia ambiental empresarial, que aumentará el valor de tu negocio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here