Conocida como la Tierra de la Magia Negra, Mayong es una aldea en el distrito de Morigaon, Assam, India. Ubicada en orilla del río Brahmaputra, se trata de un lugar rodeado en un aura de misterio y rica historia, gracias a la cual se ha convertido en una atracción turística. Entérate de sus secretos.

Magia negra y brujería en la aldea hindú de Mayong

Mientras que algunas aldeas pasan de generación en generación habilidades como la agricultura o la artesanía, los ancianos de Mayong pasan brujería y magia a la juventud del lugar.

Según la leyenda local, el nombre «Mayong» se originó de la palabra sánscrita «maya», que significa «ilusión». En este lugar, cuentan, las personas han sido transformadas en animales, monstruosas bestias han sido domadas y los hombres han desaparecido en el aire haciendo «Luki Mantra».

Con esta reputación, Mayong ha sido el centro de la India para la brujería y la magia desde su creación hace muchos siglos. En los primeros días de Mayong, según dice la leyenda, si se cantaba el «Mantra Uran» se era capaz de volar por el aire y la tierra, para aterrizar directamente al lado de su verdadero amor.

La llamada capital hindú de la magia Negra y la brujería MayongAsimismo, cuentan que las brujas y los santos de la magia negra se refugiaron en los bosques Mayong hace años. Se dice que en 1337, el ejército de 100.000 jinetes de Muhammad Shah murió a manos de los brujos en un lugar cerca de Mayong. Las excavadoras incluso han encontrado espadas en Mayong que se asemejan a las utilizadas para sacrificar a seres humanos en otras partes de la India.

Hoy en día Mayong es tan oscuro y misterioso como hace siglos, pero levemente más abierto y reciben turistas que llegan atraídos por la fascinante historia de la aldea. Los lugareños de Mayong ofrecen lectura de palma a estos visitantes y dicen ser capaces de predecir el futuro con la ayuda de cristales rotos y conchas marinas.

Si algo abunda en Mayong, son los brujos. Los curanderos locales curan los dolores colocando un plato de cobre en la fuente de la lesión y esperan a que el plato se «coma» la afección.

Hay un sinnúmero de hechizos en Mayong, sin embargo, según la mitología, ninguno de ellos tiene el poder de cambiar el clima. Los locales creen que  la magia no puede luchar contra la furia de la naturaleza, y es por esa razón no hay hechizo contra las inundaciones anuales. Aunque no se pueden enfrentar a las fueras de la Madre Tierra, en Mayong, los animales y la magia a menudo sí van de la mano. Esto se puede ver en el Festival Mayong-Pobitora, que celebra la fusión entre la vida silvestre y la brujería.

Como imaginarás, este lugar no es solo un reclamo para los extranjeros, sino también para los propios hindúes. Algunos de ellos viajan a Mayong para practicar la magia oscura y aprender los secretos de la brujería, otros simplemente se acercan para visitar el cercano Santuario de Vida Salvaje Pobitora, que alberga la población más densa del mundo de rinocerontes.

¿Te gustaría visitar Mayong, la capital hindú de la magia negra?

Descubre:

– Los Imp, diablillos al servicio de brujas y hechiceros

– Devadasi: Esclavas y prostitutas de la diosa de la fertilidad en la India

Imágenes: Ramesh_Kannan/LaughingRaven

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here