Han pasado más de 2000 años desde que los griegos vieron su mundo caerse a pedazos, o, cuando menos, todo lo que su cultura había avanzado. Más de 2000 años y todavía nos siguen sorprendiendo. Los primeros en aprovechar su sabiduría fueron los romanos, y desde entonces el hombre no ha podido dejar de mirar hacia atrás para contemplar todo lo que aquella civilización aportó a la cultura humana. Y todavía seguimos descubriendo cosas nuevas, hace poco más de un siglo, por ejemplo, algunos investigadores se toparon con el primer aparato tecnológico de alta complejidad conocido en el mundo, el cual fue construido, nada más y nada menos que por los griegos, y al cual bautizaron Mecanismo de Anticitera. ¿Conoces este misterioso aparato? Acompáñanos en Supercurioso a descubrir de qué se trata.

El Mecanismo de Anticitera, la computadora más antigua del mundo

El Mecanismo de Anticitera, la computadora más antigua del mundo

Encontrado en el año 1900, el Mecanismo de Anticitera tomó al mundo por sorpresa, puesto que nadie se esperaba que una máquina tan avanzada pudiera provenir de una época tan lejana. De hecho, el mecanismo de alta complejidad más antiguo encontrado hasta entonces databa del siglo V de nuestra era, es decir, más de 500 años después de haber sido elaborado este grandioso mecanismo. Sin embargo, su descubrimiento no fue un hallazgo tan definitivo, puesto que los investigadores que lo encontraron no sabían exactamente de qué se trataba, y todavía pasarían muchos años más antes de que se descubriera todo lo que este aparato podía hacer.

1. El descubrimiento de esta máquina

El descubrimiento del Mecanismo de Anticitera agarró a todos por sorpresa. Para empezar, nadie lo estaba buscando y de no haber sido por una tormenta en la rocosa isla de Anticitera probablemente hoy seguiría siendo desconocido. Resulta que unos investigadores estaban buscando esponjas marinas en los alrededores de la isla fueron hasta Anticitera para refugiarse de la tormenta y, una vez allí, decidieron aprovechar el tiempo investigando en las costas de la isla. Fue entonces cuando descubrieron los restos de una galera romana que había naufragado hace más de 2000 años, y en ella el cúmulo de tesoros de la Grecia Antigua más importante encontrado jamás. Entre los objetos que encontraron estaba, además, la asombrosa máquina.

En principio, solo parecía una extraña máquina de bronce corroído, no tan interesante como se descubriría luego. Pero con el tiempo algunos expertos en el área se empezarían a interesar en el mecanismo, y, por decirlo así, a desentrañar los misterios que escondía. Pasaron más de 50 años antes de que se empezara a descubrir los misterios que escondía este artefacto, y el primero en examinarlo a profundidad fue el físico inglés y padre de la cienciometría Derek J. de Solla Price. A través de un análisis minucioso que incluyó estudios de rayos X del aparato, entre otros medios, Derek pudo descubrir que el aparato contenía unos 27 engranajes internos que operaban de extraña manera. Para Derek, desentrañar a fondo este aparato era un reto, puesto que nadie había visto algo similar que proveniera de la cultura griega.

De hecho, los únicos artefactos que podían parecerse al Mecanismo de Anticitera llegaron a la tierra unos 1.500 años después que este particular artefacto, lo que hacía sospechar a los científicos que pudiera tratarse de un artefacto que había caído en el mismo lugar, pero muchos años después. Por fortuna, los resultados de las investigaciones develaron que el aparato tenía la misma antiguedad que el resto de los objetos que habían encontrado en la galera romana. Es decir, se trataba, sin lugar a dudas, de un aparato construido por los griegos, una de las curiosidades de Grecia.

2. ¿Para qué servía el Mecanismo de Anticitera?

Para qué sirve este aparato

Pues, bien, ya hemos visto cómo fue descubierto el Mecanismo de Anticitera, pero ahora es momento de responder a la pregunta acerca de para qué era utilizado este increíble artefacto. Para descubrir la respuesta a esta incógnita los investigadores tuvieron que desentrañar el artefacto por dentro, a través de diversos estudios, para poder dar con su utilidad. No era una cuestión fácil, puesto que aunque ya conocíamos para entonces los relojes mecánicos, los cuales funcionaban de una manera similar (a través de sistemas de engranajes interconectados), la verdad era complicado desentrañar qué es lo que señalaba este particular mecanismo. La respuesta, no obstante, fue descubierta con el tiempo: este increíble aparato, considerado por muchos como una computadora mecánica, servía como un pequeño sistema solar que ayudaba a comprender los ciclos lunares.

No se trata de una cuestión baladí, puesto que en la antigüedad los ciclos lunares marcaban el tiempo. Por ejemplo, era a través de los ciclos lunares que se marcaba el inicio o el final de la época de siembra, crecimiento y cosecha de diversos productos de la agricultura antigua. De la misma manera, la luna estaba involucrada en diversos rituales culturales marcados por episodios como eclipses, los cuales el mecanismo podía predecir a través de sus emulaciones de los ciclos lunares. Ahora bien, lo sofisticado de este mecanismo es que este no funciona exactamente como un reloj, el cual gira siempre entre las 24 horas del día, sino que va mucho más allá.

A diferencia del día, que invariablemente tiene 24 horas, los ciclos lunares no se repiten en períodos invariables sino que a veces avanzan a cierta velocidad, y otras veces logran completar el ciclo a mayor o menor velocidad. Pese a esto, los científicos han descubierto que el Mecanismo de Anticitera era capaz de predecir con exactitud los ciclos lunares, pues estaba diseñado para ascelerar o frenar su ritmo de acuerdo con los distintos ciclos lunares. Siendo así, los investigadores concluyeron que este mefcanismo es una de las herramientas más complejas construidas en la antigüedad, y algunos, como te dijimos más arriba, lo consideran la primera computadora, capaz, incluso, de predecir el futuro, o al menos algunos rasgos del futuro. Pero, ¿quién diseñó este asombroso aparato?

3. ¿Quién creó este artefacto?

Entonces, ¿quién fue el creador de este artefacto? Para descubrirlo, los investigadores tuvieron que desentrañar el contexto histórico en el que había sido producido. Este mecanismo no solo era capaz de predecir los ciclos lunares, sino también conocer de antemano cuándo tendrían lugar muchos de los eventos más importantes de la antigüedad griega (que estaban marcados por los ciclos lunares). Dentro de los diversos eventos cuya fecha podía determinar, los investigadores notaron que en el aparato aparecían con mayor relevancia diversos eventos de la ciudad griega de Corinto, uno de los destinos que visitar en Grecia. Los nombres de estos eventos estaban enmarcados con letras muchos más grandes que los de otras partes de Grecia, y esto fue una gran pista para los investigadores.

La era de la que provenía también ayudó a los investigadores, quienes pudieron determinar que el aparato había sido producido en Siracusa, más o menos durante el siglo III antes de Cristo. ¿Y quién era el matemático e inventor de esa época en Siracusa? Nada más y nada menos que Arquímedes, uno de los físicos, inventores y astrónomos más importantes de su época. Todas estas coincidencias llevan a pensar que fue él el autor material del Mecanismo de Anticitera, uno de los artefactos más sofisticados de la antigüedad.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre el Mecanismo de Anticitera? ¿Conocías este asombroso aparatos inventado por los griegos de la antigüedad? Y, ¿qué otro gran aporte de la Grecia Antigua crees que debamos comentar en Supercurioso? Déjanos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here