¿Quieres gozar de la nieve y de las estaciones europeas de esquí más destacadas con tu jet privado? Descubre con nosotros el top 3 de los mejores sitios a visitar, para tener una experiencia única.

Durante los meses de invierno, aumentan notablemente la cantidad de vuelos en jets privados, hacia muchas de las maravillosas estaciones de esquí, que las montañas de toda Europa nos ofrecen. Acceder a esos paisajes y estampas propias de una postal, es mucho más fácil y sencillo si lo hacemos con un cómodo vuelo privado en nuestro propio Jet. Es por dicho motivo, que hoy queremos destacarte las estaciones de esquí, más bien acondicionadas para que puedas elegir sin posibilidades de equivocarte. ¡Saca el máximo provecho de tu tiempo!

Acceder por carretera desde el aeropuerto más cercano hasta la cima de la montaña, puede ser todo un reto agotador además de una pérdida de tiempo, conduciendo por serpenteantes y peligrosas calzadas medio heladas. Un recorrido que muchas veces nos puede quitar el ánimo y las ganas de ir a esquiar. ¿No sería maravilloso poder llegar hasta allí volando? La buena noticia, es que esta alternativa ya es una realidad en los puertos de montaña más selectos y mejor preparados.

Si no dispones de tiempo que perder, ni ganas de complicarte la vida haciendo kilómetros innecesarios, escápate con tu jet privado a estos 3 fantásticos lugares de montaña que te recomendamos hoy. Y consigue en un abrir y cerrar de ojos, llegar a las crestas nevadas y paisajes más espectaculares que probablemente nunca hayas visitado.

¡Sal de la rutina, haz una pausa para coger aire y ven volando a los resortes de esquí más exclusivos de Europa!

Top 3 estaciones de esquí europeas

1. Gstaad, Suiza

Como dijo la actriz y cantante británica Julia Andrews: «Gstaad es el último trozo de paraíso en este mundo loco». Sin duda este lugar es uno de los sitios más hermosos y absolutamente fascinantes de todo Europa. Un sitio donde las montañas empiezan a quedar nevadas a principios de octubre y que no empieza a derretirse hasta finales del mes de mayo. Lo que significa pistas abiertas y con una buena capa de nieve durante medio año. Dejando estampas de película, para cualquiera que desee escapar de la realidad por unos momentos.

El aeródromo privado de Saanen, a tan solo 5 kilómetros del lugar, es el punto de acceso más fácil y rápido para llegar a dicho destino. Haciendo de esta infraestructura, uno de los factores más importantes a la hora de elegir estación de esquí, para los viajeros que utilizan con frecuencia sus jets privados. No importa lo lejos que estés de Gstaad, saca el máximo provecho de tu tiempo y ven volando a este maravilloso lugar.

2. Meribel, Francia

Esta es otra de las joyas que esconden las montañas francesas de los Alpes, y pertenece al conjunto de pistas de “Les 3 Vallées”, un lugar encantador anclado entre Courchevel y Val Thorens. Este sitio, al ser de difícil acceso y debido a su mini pista de aterrizaje de tan solo 406 metros, escondida entre los matorrales y setos, solo permite el aterrizaje de aviones ligeros. Además en invierno, a causa de las fuertes heladas y una zona de aterrizaje que está muchas veces cubierta por la nieve, los aviones despegan sobre esquís en vez de sus ruedas.

Este diminuto punto en el mapa de los Alpes, fue fundado por el coronel británico Peter Lindsey a principios de los años 30 y él mismo decretó la ley de que todos las construcciones que allí se hicieran, debían estar en armonía con la naturaleza y el medio ambiente. Es por eso que la mayoría de chalets y edificios están hechos de madera, incluyendo su destacado hotel de 5 estrellas llamado “Le Kaila”, que alberga un destacado restaurante poseedor de una estrella michelin, o el lujoso Hôtel Le Grand Coeur & Spa, para los visitantes de presupuesto más ancho.

3. St. Moritz, Suiza

Esta es sin duda alguna, una de las más famosas estaciones de esquí, para los viajeros que usan su Jet privado en Europa. St Moritz está ubicado en lo alto de las montañas que conforman el valle de Engadin, más concretamente en su parte Suiza. Su nieve virgen y las pendientes pronunciadas, hacen de este lugar una auténtico paraíso para los que aman el esquí de fondo, aunque también tiene zonas más llanas para los esquiadores un poco más amateurs.

Los aeropuertos comerciales más cercanos a St. Moritz, son el de Innsbruck o Milán, ambos situados a 3 horas por carretera de las pistas de esquí. Convirtiendo a los jets privados, en una de las mejores alternativas para llegar a este destino. Los aviones privados, solo tienen que aterrizar cómodamente en el aeródromo de Samedan, ubicado a tan solo 8 minutos de este formidable resorte vacacional de invierno. Una manera rápida de acceder a las pistas de esquí y sacar el máximo provecho de tu tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here