Las mesas de dulces son cada vez más imprescindibles en las fiestas, pues no hay quien pueda resistirse a probar un postre. Además, son un elemento perfecto de decoración. En Navidad, en las bodas, en las fiestas de los 15 años y, por supuesto, en las celebraciones de los niños, siempre son llamativas y “deliciosas”.

Con el tiempo, las mesas de dulces dejaron de ser exclusivas de las grandes celebraciones para estar en casi cualquier evento, como en despedidas de soltera, baby shower o reuniones navideñas. Para los bautizos, encuentros corporativos e incluso en una tarde de reunión entre amigos, siempre es bienvenido un espacio dedicado a las golosinas.

Una mesa perfecta

Tener una mesa de dulces en un evento no significa colocar postres y ya está. Se requiere una preparación adecuada, seleccionar los mejores aperitivos y decorar para que el espacio de los postres sea acorde con la temática del evento. Existen empresas dedicadas a hacer de la mesa de dulces una gran experiencia, tanto para los anfitriones como para los invitados.

Entre los especialistas en postres, una referencia muy buscada en la red es mesadedulces.org. En este sitio explican los pasos para conseguir una mesa de postres con mucha variedad para probar. Las decoraciones temáticas que alternan dulce con salado y postres personalizados están muy de moda en las fiestas de Monterrey, por lo que no pueden faltar como toque de diversión y dulzura para las ocasiones especiales.

La cuidadosa selección de lo que se va a colocar para degustar, la elección de la decoración para aumentar aún más su atractivo, además de recibir asesoría para personalizar la mesa, son detalles que no se deben descuidar. Cuando se conjugan todos estos elementos, el resultado es un espacio encantador que será punto de encuentro de los invitados, una foto obligada para las redes sociales y algo que dará mucho de qué hablar en los días siguientes.

¿Cómo conseguir una mesa perfecta?

Mesas dulces festivas

Para definir cómo será la candy bar, lo primero es determinar qué tipo de invitados irán al evento, porque los dulces a escoger variarán dependiendo de si será orientada para niños o adultos. Cuando se trata de los más pequeños de la casa, lo recomendable es que sean recetas sencillas, con colores bastante atractivos. Los postres más sofisticados a menudo no son del agrado de los paladares infantiles.

Para los niños, las mesas donde abundan las gominolas, el chocolate, palomitas de colores y cupcakes son perfectas. Si la mesa es para adultos, los dulces combinados con salados y que en su preparación contengan licores se convierten en una sensación.

En muchas mesas de postres se incluyen bebidas. Pueden ser fuentes para que los invitados se sirvan, aunque también se suelen utilizar botellas de plástico o vidrio, que le dan un gran toque a la decoración.

Hay quienes colocan mesas auxiliares para los platos y cubiertos, o también se puede hacer un espacio en la mesa para ellos. En cualquiera de los casos, deben ir decorados.

Decoración con flores, pompones y más

Mesas de dulces

Los dulces son lo más importante, pero el elemento decorativo, además de lograr que el lugar de la celebración sea bonito, hace que los invitados sientan más tentación de comer lo que se expone. Por eso las mesas de dulces más populares tienen una paleta de colores perfectamente combinada. Además, incluyen flores, estampados, globos, pompones de papel o velas.

La papelería también es un factor determinante. Los colores deben ser acordes con los dulces y están muy de moda los banderines. Los colgantes con el nombre del agasajado e incluso los dulces con etiquetas dan un toque de distinción a los centros de postres.

Quienes elaboran las mesas de dulces utilizan muchos elementos de altura, ya que así se obtiene un diseño armónico y los invitados pueden ver mucho mejor lo que contiene la mesa. Esta armonía de elementos con cake stand, cuencos y botes de cristal queda perfecta.

También están muy de moda los telones de fondo; pizarras en un extremo, donde los invitados pueden dejar comentarios, letras flotantes en madera o cartón, grandes o pequeñas. Todo está permitido y aporta un toque muy chic. Junto a la mesa de dulces se suele colocar un espacio donde van los detalles para entregar a los invitados. Cuando se combina con la mesa queda encantador.

Lo más importante es que la mesa de postres tenga dulces agradables con el paladar y la vista. Cuando esto se acompaña de una perfecta decoración, el resultado es el pleno disfrute con todos los sentidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here