Un estudio llevado a cabo por la Universidad Purdue concluyó que la mezcla de alcohol y cafeína puede ser mucho más perjudicial de lo que se cree para la salud a largo plazo. Continúa leyendo y descubre las conclusiones de este interesante y revelador estudio.

Lo que la mezcla de alcohol y cafeína puede hacerle a tu cerebro

La mezcla de alcohol y cafeína es bastante común. Usualmente es utilizada por los jóvenes en una combinación que pretende obtener como resultado bebidas recreativas y estimulantes. Muchas personas suelen mezclar bebidas alcohólicas como vodka o whisky con bebidas energéticas, las cuales tienen un alto componente de cafeína.

La Universidad Perdue realizó un estudio para descubrir las posibles consecuencias que esta mezcla puede tener en nuestra salud. Los resultados fueron sumamente reveladores, ya que se descubrió que esta combinación puede tener consecuencias a largo plazo en el desarrollo neuronal de los jóvenes, así como también puede hacerlos más susceptibles a caer en adicciones más fuertes, como el consumo de cocaína.

Para llegar a esta conclusión, los encargados del estudio administraron alcohol con cafeína a ratones en una edad previa a la adulta, es decir, en su fase adolescente. La consecuencia inmediata fue un aumento en la actividad de los mismos. Aumento que fue aún mayor que cuando se les suministraron otras drogas estimulantes. El efecto a largo plazo se da cuando el cerebro madura y se encuentra sobre-estimulado. Si en ese caso la persona llega a consumir cocaína, va a necesitar una dosis mayor para poder sentir los efectos.

El líder del estudio, Richard van Rijn, profesor de química medicinal y farmacología molecular en la Universidad Purdue, explica:

«Los ratones que habían sido expuestos al alcohol y la cafeína quedaron un tanto insensibles a los efectos de recompensa de la cocaína en la adultez”

Otra de las conclusiones más interesantes de este estudio fue que, además de la mezcla de alcohol y cafeína, el consumo del endulzante natural sacarina, también sobre-estimulaba el cerebro. Esta sobre-estimulación cambia por completo la neuroquímica del cerebro en los adolescentes. A largo plazo este cambio los hace mucho más susceptibles a consumir mayores dosis de sustancias estimulantes -naturales o no- en su vida de adulto.

Si te gustó este artículo, te invitamos a continuar leyendo más sobre: 5 Terribles efectos de la cocaína que quizá no conocías y ¿Por qué a veces tienes lagunas de memoria después de beber alcohol?

Imágenes: (c) Can Stock Photo / zurijeta, Jeremy Brooks, Yvonne Yiwen Lee, Edson Hong

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here