Las monedas electrónicas, como Bitcoin, existen desde hace varios años y, aunque muchos expertos dicen que este es el futuro del dinero, muchos otros realmente no entienden cómo funciona. Descúbrelo.

Las monedas electrónicas y el futuro de nuestras finanzas

Los bitcoins son una moneda electrónica, también conocida como ‘criptomoneda’. Se trata de una forma de dinero público digital que se crea mediante minuciosos cálculos matemáticos y es supervisada ​​por millones de usuarios de computadoras llamados ‘mineros’.

Esencialmente, las monedas electrónicas son electricidad convertida en largas cadenas de código que tienen un valor monetario.

A pesar de su creciente popularidad, son un tema polémico y por eso los Bitcoins se han convertido en una sensación mediática.

De 2011 a 2013, los traficantes hicieron famosos a los bitcoins comprándolos en lotes de millones de dólares para poder mover dinero sin preocuparse por las autoridades. Posteriormente, el valor de los bitcoins se disparó.

Además, las monedas electrónicas son controversiales porque quitan el poder de hacer dinero a los bancos federales centrales y se lo dan al público en general. Las cuentas de Bitcoin no pueden ser congeladas o examinadas, y los bancos de intermediarios son completamente innecesarios para que los bitcoins se muevan.

El auge de las monedas electrónicas ¿Son el futuro?

Para la policía y los banqueros, los bitcoins como “pepitas de oro en el salvaje oeste”, más allá del control de la policía tradicional y las instituciones financieras.

Las bitcoins son monedas completamente virtuales diseñadas para ser “autónomas” por su valor, sin necesidad de que los bancos muevan y almacenen el dinero.

Una vez que tienes bitcoins, se comportan como monedas de oro físicas: poseen valor y  se comercian como monedas de oro en tu bolsillo. Puede usar sus bitcoins para comprar bienes y servicios en línea, o puedes guardarlos y esperar que su valor aumente a lo largo de los años.

Asimismo, se cambian de una “billetera” personal a otra. Una billetera es una pequeña base de datos personal que se almacena en el disco duro de su computadora, en su teléfono inteligente, en su tableta o en algún lugar de la nube.

Por otro lado, los bitcoins son resistentes a la falsificación. Crear un bitcoin un proceso tan intenso computacionalmente que no vale la pena económicamente para los falsificadores manipular el sistema.

Es imposible saber con certeza qué depara el futuro para Bitcoin, pero la realidad del asunto es que tiene muchas ventajas sobre el sistema bancario tradicional y, por esta razón, seguirá siendo relevante como moneda.

La gran mayoría de las transacciones de BTC por volumen se realizan en China, por lo que las dos seguirán interconectadas. Más allá de esto, la única certeza es que su precio seguirá siendo muy volátil en el futuro.

¿Qué te parece? ¿Usarías esta moneda electrónica? ¿Lo has hecho ya?

Imágenes: MichaelWuensch 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here