7 niños prodigio cuyos finales fueron terribles
Valora este post

¡Hola Supercurioso! Antes de leer el artículo nos gustaría que conocieras una nueva forma de descubrir nuestro curioso mundo, ¡a través de Youtube! Tenemos un canal del que nos encantaría que formaras parte. ¡Puedes suscribirte y conocerlo aquí –> YouTube Supercurioso!

Sobresalir positivamente en algún campo es una meta muy codiciada en la sociedad porque nos hace sentir de alguna forma especiales e incluso superiores al resto la humanidad, mucho más aún cuando esta genialidad se da a muy temprana edad, como es el caso de los niños prodigio, pero ¿hacen estos dones la vida más fácil y feliz ? ¿O son por el contrario muy difíciles de sobrellevar? ¿Qué precio tiene el éxito?

7 niños prodigio cuyos finales fueron terribles

1. Aaron Swartz

Empecemos examinando la vida de este famosísimo programador, escritor y activista estadounidense creador de las licencias Creative Commons y coautor de la RSS, entre otros, que con solo 13 años empezó a destacar en el mundo de la informática ganando el premio Arsdigita que le brindó la posibilidad de entrar en contacto con expertos de la red, como Network, con los que sólo un año más tarde colaboraría para crear los formatos RSS, para la distribución de contenidos web, momento en el cual despega su carrera. Bien, pues este muchacho en el 2013 se quita la vida tras ser acusado de descargar archivos JSTOR, disponibles sólo previo pago, de una red abierta del MIT.

2. Robert Peace

Es otra de estas mentes prodigiosas, que destaca en el campo de la Bioquímica Molecular graduado con honores por la Universidad de Yale que pierde la vida a los 30 años a manos de unos asesinos por asuntos de drogas en las calles de Newark, su ciudad natal.

7 niños prodigio cuyos finales fueron terribles - Supercurioso

Su corta vida y trágica muerte ha sido recogida en libros e incluso en el cine. 

3. Barbara Follett Newhall

Un caso inquietante es el de ésta escritora, que alcanza el éxito con sólo 12 años con su primer trabajo la novela: La casa sin ventanas.

La niña prodigio de la literatura desapareció a los 25 años: Barbara Newhall Follett. ¿La conocías?

Años más tarde y tras superar una depresión atribuida al abandono de la familia por parte del padre, un buen día sale de  su apartamento con tan solo 30$ en el bolsillo y nadie ha vuelto a tener noticias suyas.

4. Peaches Geldof

Más reciente es la desaparición, en 2014, de esta famosísima periodista, presentadora y modelo británica, que al igual que la anterior con solo 15 años se hace columnista de la revista Elle Girl, y posteriormente para The Daily Telegraph y The Guardian, llegando a ser presentadora de televisión e incluso modelo. 

7 niños prodigio cuyos finales fueron terribles - Supercurioso

En este caso, será el abuso de sustancias lo que provoque su muerte con solo 25 años de edad y dos hijos pequeños.

5. Walter Pitts

Un brillante matemático estadounidense al que se deben grandes avances en el campo de la Neurociencia Computacional, que también por el abuso, en este caso del alcohol, atribuido a una depresión provocada por el divorcio de su esposa, pierde la vida con 45 años a causa de la cirrosis.

7 niños prodigio cuyos finales fueron terribles - Supercurioso

6. Brandenn Bremmer

Un pequeño genio que con solo 18 meses leía, con 6 años terminó el instituto y con 10 se graduaba en la Universidad, convirtiéndose así en pianista y compositor con dos trabajos en el mercado. Una carrera tan fugaz como su propia vida, que acaba trágicamente a los 14 años cuando él mismo decide ponerle fin con un disparo en la sien. Su psicóloga decía: “A un niño prodigio no se le puede imponer una falsa normalidad porque acaba destruyéndole”. Está claro que con Bremmer nadie pretendió tal cosa, entonces… ¿qué le destruyó?

7. Natalia Strelchenko

Otra pianista que, desgraciadamente, perdía la vida en este mismo año. Al parecer un caso de violencia doméstica, pues fue encontrada agonizante con numerosos traumas por todo el cuerpo. Una de las mejores pianista de Escandinavia que con tan solo 12 años ya tocaba para la Orquesta Sinfónica de San Petersburgo. Otro prodigio perdido.

Nada tienen en común todos estos terribles finales salvo esa genialidad que un día les hizo brillar como las estrellas. ¿No estas de acuerdo?

Imágenes: Sage Ross, Dark Hamlet, The Times, MySpace,

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here