El filósofo y escritor español Fernando Savater tiene una frase, que probablemente es una cita de otro escritor, que definía a un español como una persona que se pasa toda la vida tratando de aprender inglés, sin lograrlo, naturalmente. Es algo que podría decirse de los latinoamericanos también, o de cualquier adulto del mundo que emprende el camino de aprender una segunda lengua, y ahora hay razones científicas que explican por qué sucede esto.

¿No puedes con ese 2º idioma? La ciencia sabe por qué

Un experimento realizado recientemente por investigadores de la Universidad MacGill en Montreal (Canadá), apunta a que habría diferencias en el cerebro que influirían en nuestra capacidad para aprender un nuevo idioma. Para este estudio se tomaron 15 adultos angloparlantes y se les sometió a un curso intensivo de francés de doce semanas; antes y después del curso se evaluó su conocimiento del idioma a estudiar y se les hizo una resonancia magnética, y los resultados han dado nuevas luces en torno al aprendizaje de nuevos idiomas por parte de personas adultas.

Aprender idiomas

Arturo Hernández, especialista de lenguaje de la Universidad de Houston, comentó:

“la parte más interesante de estos resultados es el análisis de las conexiones entre las distintas partes del cerebro antes de realizar el curso. No en vano los resultados muestran que algunas personas tendrían un patrón de actividad neuronal que podría por sí mismo explicar una mayor capacidad de aprendizaje de una segunda lengua”.

El estudio mostró que las personas con más y mejores conexiones neuronales entre distintas áreas del cerebro relacionadas con el lenguaje tenían mayor facilidad para los idiomas que aquellos que no han desarrollado estos enlaces.

Enlaces neuronales

Esto no significa que haya que ser fatalista y renunciar al acceso a otra lengua, como señala la coordinadora de este experimento, Xiaqian Chai:

“Nuestros resultados no quieren decir que el éxito a la hora de aprender una segunda lengua venga preestablecido por la conectividad cerebral. El cerebro es muy plástico, por lo que puede ser modelado a través del aprendizaje y la experiencia”.

El conocimiento de estas “barreras” o “puentes” naturales para el aprendizaje puede ayudar a mejorar los métodos de aprendizajes de idiomas y a sortear con mayor comprensión las dificultades y bloqueos que presentan algunos estudiantes adultos. Además, aprender un nuevo idioma ayudará a nuestro cerebro a abrir nuevos caminos neuronales, que alejarán enfermedades como el Alzheimer y la senilidad.

Te recomendamos 7 claves para aprender nuevos idiomas.

Imágenes: U.S. Embassy Phnom Penh, Charis Tsevis, Merrill College of Journalism Press Releases

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here