Nuevamente la web comprueba que es el lugar ideal para descubrir cosas insólitas. Tal como le pasó a esta internauta cuya curiosidad fue recompensada con una espeluznante imagen de cómo luce un búho sin su plumaje.

Nunca habíamos visto un búho sin plumas y es… ¡impactante!

Usualmente, los búhos son aves hermosas, símbolo de sabiduría y conocimiento. Reconocidas por el peculiar sonido que emiten, por ser capaces de mover su cabeza de tal manera que luce como si rotaran en 360 grados –muy al estilo de Linda Blair y por tener papeles protagonistas en Harry Potter.

Sin embargo, Dana Schwartz, escritora, periodista para The Observer y usuaria de Twitter, se hizo viral cuando decidió buscar cómo lucen los búhos sin plumas y el resultado fue tan impresionante que inició una conversación en la que otros usuarios teorizaron, en broma, hasta la posibilidad de que fuesen alíenigenas.

En realidad, resulta que aunque Dana quería ver un búho sin plumas, la especie de la fotografía compartida por Schwartz es un “barn owl” o lechuza de campanario, según explicó el vice director del Santuario Mundial de Aves Jeffrey Meshach.

Las lechuzas de campanario son una especie de ave estriforme encontrada en casi todo el mundo, con la excepción de las regiones polares o desérticas, Groenlandia y algunas islas remotas. Suelen medir entre 33 y 35 centímetros de longitud y sus alas pueden alcanzar hasta 95 centímetros.

Nunca habiamos visto un búho sin plumas y es... ¡impactante!

Además son excelentes cazadoras. Se alimentan principalmente de roedores, pequeños pájaros e insectos, aunque de vez en cuando pueden devorar pequeños reptiles o anfibios. Estas aves de hábitos nocturnos o crepúsculares, no tienen muchos depredadores de los cuales preocuparse e incluso, algunos granjeros impulsan la nidificación de lechuzas para combatir infestaciones de ratones.

En la antigüedad, los romanos asociaban a las lechuzas con ritos funerarios por el hecho de ser nocturnas y su hábito de hacer nidos en lugares inaccesibles. De manera que también creían que ver una traía mala suerte y eran consideradas como señales de una inminente muerte. Casi como un gato negro, sólo que nunca se han llegado a asociar con la brujería (hasta que llegó Harry Potter, claro.)

Actualmente, japoneses, rumanos, chilenos y argentinos comparten la idea de que las lechuzas son “aves de mal agüero” en su floklore. Mientras otros, por el contrario, las perciben como señales de buena suerte.

De cualquier forma, estas extraordinarias fotografías evidencian lo importante que es el plumaje -o el pelaje- para los animales. En el caso de estas lechuzas, su plumaje conforma casi la mitad de su tamaño y además de permitirles volar, son vitales para conservar el calor.

¿Tu qué opinas? ¿Te siguen pareciendo hermosas o te convertiste en ornitofóbico Esperamos que sigas amando a las lechuzas y los búhos tanto como nosotros y que hayas descubierto un interesante aspecto de ellas que antes desconocías, ¿o habías visto antes una lechuza sin plumaje?

Descubre: La aventura del búho que confundió Laponia con África.

Imágenes: Dana Schwartz, KazCarlos Delgado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here