El tango es uno de los bailes argentinos más esplendorosos que se conocen. Dentro de sus movimientos nos perdemos en medio de lo romántico, lo místico, esa magia que nace cuando dos cuerpos se mueven a un ritmo con pasión y desenvoltura. Sin lugar a dudas, el tango es uno de los bailes más hermosos que conocemos, tanto al momentos de admirarlo como al bailarlo. Tan hermoso como misterioso, puesto que los orígenes del tango, este baile tan hermoso que ha cruzado fronteras, se han debatido durante años. ¿Quieres descubrir cuál es el origen del tango? En Supercurioso nos hemos puesto a investigar al respecto y ahora te traemos este artículo para que descubras todo lo que debes saber sobre este baile y sus orígenes. ¡Acompáñanos a descubrir cómo nació este famoso y hermoso baile!

¿Cuál es el origen del tango, el baile tradicional argentino?

Cuál es el origen del tango, el baile tradicional argentino

El tango es uno de los bailes más famosos que ver en Argentina. Como tango se conoce tanto al género musical como a la danza que suele acompañar a este género, y hasta el día de hoy se ha mantenido como uno de los bailes más hermosos y apasionados que nos ha regalado Latinoamérica. Sus raíces, sin embargo, son bastante difusas. Para empezar, aunque lo conocemos como un baile de procedencia argentina, los primeros pasos de esta danza se dieron por igual en Argentina y Uruguay. En todo caso, ha pasado a la historia como una danza argentina, y como tal se ha popularizado. Pero, ¿cuáles fueron los orígenes del tango? Este es un tema del que se ha hablado mucho, e incluso en la actualidad se sigue debatiendo. Vamos a conocer un poco más acerca de los orígenes del tango.

1. El origen del tango

Si bien el origen del tango no es un tema que se tenga delimitado con exactitud, en la actualidad sabemos que el comienzo de este estilo musical y de danza se vio en gran medida vinculado a la inmigración, proveniente de distintas partes del mundo, que desembarcó tanto en Argentina como en Uruguay durante el siglo XIX. De hecho, aunque una de las grandes ciudades del tango es Buenos Aires, la capital argentina, y aunque allí se vivió en gran medida el origen del tango, el primer gran crecimiento que tuvo este baile fue en ciudades costeras de ambos países, donde miles de inmigrantes provenientes de Europa y África se habían establecido.

Aunque en la actualidad relacionemos este baile como un gusto cultural elevado o un baile propio de las clases altas, es importante reconocer que el tango no proviene precisamente de las clases más pudientes de la sociedad. De hecho, todo lo contrario, el tango nació en sectores completamente desfavorecidos: personas que llegaban a Argentina y Uruguay en condiciones desfavorables y a quienes les tocaba comenzar la vida de cero. Así, entre argentinos y uruguayos de origen africano, indígena y caribeño se fue gestando el tango poco a poco, como un baile que nació de la mezcolanza de distintas culturas que, finalmente, tuvo su propia identidad.

Hasta aquí la cuestión es fácil de entender, pero se complica un poco más si buscamos ser más precisos. Mientras algunos sostienen que el tango nació en la primera década del siglo XIX, otros señalan que fue más bien a mediados de siglo cuando emergió este canto y, posteriormente, esta danza. Según algunos autores, el primer tango que existió fue Dame la Lata, del compositor Juan Pérez. Sin embargo, este pareciera ser solo el primer autor consagrado del tango, más no el primer compositor de este género. La verdad, es muy difícil marcar el origen del tango, en vista de que se trata de un estilo musical que fue naciendo en varios lugares distintos a la vez, y en todos con las mismas características, lo que hace de esta música algo bastante particular. No obstante, otro aspecto que nos puede ayudar a definir sus orígenes son la etimología de esta palabra.

2. El origen del vocablo

El origen del vocablo

Según quienes se han dedicado a investigar este tema, el término tango llego a América desde Portugal, y lo llevaron consigo hasta el nuevo mundo los esclavos africanos que mandaban a trabajar en América. Según algunos autores, la palabra puede provenir del latín tangare, el cual viene a significar tocar o palpar una cosa. Sin embargo, otros autores defienden que la palabra tango proviene de la raíz africana Tambo, la cual podría venir a ser una etapa media de la transformación de la palabra «tambor» a «tango». Es decir: Tambor, luego tambo y, finalmente, tango, versión que es sostenida por varios lingüistas uruguayos.

Esta versión queda respaldada por los primeros registros de esta palabra en un diccionario. Ya para 1836 un diccionario de voces cubanas recogía la palabra, la cual definía como: “Tango. N. s.m. Reunión de negros bozales para bailar al son de sus tambores o atabales”. Lo mismo significaba la palabra tango en Buenos Aires de principios de siglo XIX, cuando este género se mantenía como un estilo musical y de danza propio de las clases bajas de la ciudad. De hecho, Ricardo Rodríguez Molas, uno de los más dedicados historiadores del tango y la cultura afro en Argentina, constató la existencia de una casa de Tango que funcionaba en Buenos Aires para el año 1802.

Siendo así, si perseguimos la palabra tango, etimológicamente hablando, nos damos de bruces con que parece ser un baile y un canto con raíces profundamente africanas. Y estas no son las únicas pruebas que lo demuestran, pues tanto en Uruguay como en Argentina todo parece indicar que el origen del tango está profundamente vinculada con la cultura africana.

3. Un baile con raíces africanas

Por esta y otras pruebas, Rodríguez Molas sostiene, en su libro Africanía del Tango, que esta es una voz de origen profundamente africano, y que tanto este baile como este estilo musical tienen una herencia cultural indudablemente africana. De hecho, en su estudio de esta palabra se consiguió en varios lugares distintos la misma voz con significados similares, y en todos los casos la palabra tango significaba «lugar cerrado», «círculo» o «coto». Es decir, cualquier espacio vedado al que solo se podía acceder con ciertas condiciones de admisión. Es decir, tango era el lugar de concentración de los negros, y esta voz era conocida incluso antes de que llegara a América.

Siendo así, es muy fácil asumir que el origen del tango haya estado muy vinculado a la cultura africana, y a la mezcolanza que esta vivió con otras culturas de inmigrantes que fueron a parar a Latinoamérica y, específicamente, a Argentina y Uruguay. Sin duda, este es todo un nuevo aspecto del tango que no conocíamos, pero cuyo descubrimiento nos entusiasma.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre el origen del tango? ¿Te imaginabas que este sensual y apasionado baile tenía raíces africanas? Déjanos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here