Todo surge de un impulso precario, de una emoción, de una idea, que viene a cambiar el mundo, un emprendimiento, una nueva manera de hacer las cosas, nuevos métodos, nuevas tecnologías y, con todo eso, nuevos comercios. En Supercurioso somos unos eternos empedernidos de aprendizaje, y en esta ocasión queremos responde a qué es una franquicia y cuál es el origen de las franquicias. Te lo compartimos a continuación.

¿Qué es una franquicia?

Qué es una franquicia

Antes de adentrarnos en la historia de las franquicias, en el cómo surgieron propiamente, conviene que antes hablemos un poco acerca de qué es una franquicia. Y es que para entender el origen de las cosas primero tenemos que saber qué son estas cosas. Para empezar a entender el significado de este término recurramos, por un momento, a la Real Academia Española. Según esta institución, el término franquicia significa: «Concesión de derechos de explotación de un producto, actividad o nombre comercial, otorgada por una empresa a una o varias personas en una zona determinada». Esto, no obstante, no parece decirnos mucho, razón por la cual nos toca buscar en portales o fuentes más especializadas al respecto.

Según quienes han investigado el trasfondo de esta palabra indican que el término franquicia no es de data reciente, sino todo lo contrario. De hecho, explican que el origen de la palabra franquicia se remonta a la edad media, época en la cual se otorgaban privilegios a través de unas llamadas «cartas francas» para realizar actividades como pesca y caza en determinados territorios. Pero no fue sino hasta el siglo XVII que surgió la palabra franquicia, la cual, como la rae lo indica, quería significar un tipo de concesión de derechos que se le otorgaba a alguien, sobre todo con fines comerciales.

Sin embargo, este término ha venido cambiando, sobre todo a partir del siglo XX. Hoy en día una franquicia es una relación comercial entre dos partes, por la que una de ellas paga una cierta cantidad de dinero para tener la licencia para comenzar un negocio utilizando una marca ya consolidada en el mercado. Un ejemplo de esto es McDonalds, quien vende su imagen y sus productos a un comerciante que paga por utilizar sus productos y su marca.

Cómo y cuándo fue el origen de las franquicias

Ahora que ya hemos repasado brevemente qué es una franquicia es hora de averiguar cuál es el origen de este tipo de negocios. Como te dijimos más arriba, el origen de la palabra se remonta al medioevo. Ya para el siglo XVII la palabra existía, pero con un significado un poco distinto al actual. Y no fue sino hasta mediados del siglo XX que la palabra acuñó el significado que tiene actualmente, el de un modelo de negocio particular en el que una compañía da autorización para el uso de su marca y venta de sus productos. Ahora bien, ¿cuál es el origen de las franquicias? ¿En qué momento el término pasó a significar una cosa a la otra? Y, ¿cómo se originó este modelo de negocios? Vamos a verlo.

Aunque el término no haya mutado hasta entrados en el siglo XX, este modelo de negocios empezó a surgir en el siglo XVIII, y se lo debemos a algunas compañías cerveceras alemanas que tuvieron la idea de ofrecer sus productos a algunas tabernas específicas y más exclusivas. Es decir, ellos le daban los derechos de utilizar su marca de cerveza solo a algunas tabernas, de manera que las dotaban de algún tipo de exclusividad y, por lo tanto, quienes querían beber esas marcas específicas tenían que ir a esas tabernas. Esto fue en el siglo XVIII, pero para entonces no se volvería todavía un modelo demasiado popular.

Ahora bien, este modelo se empezó a popularizar durante el siglo XX en Estados Unidos. Específicamente, este modelo nació después de la Primera Guerra Mundial, cuando muchos empresarios notaron que sus negocios podrían crecer de una manera mucho más rápida de esta manera. Así, no tenían que hacer ellos mismos toda la inversión, sino que se dedicaban a hacer crecer la marca y su línea de producción, mientras que otros se dedicaban a la comercialización directa con el público. De esta manera todos ganaban un poco. Con el tiempo este modelo de negocio se fue afianzando en norteamérica y se fue moviendo hasta Europa y otros países de la región, hasta ser el popular modelo que es hoy en día.

Cómo surgieron algunas de las franquicias más famosas

Cómo surgieron algunas de las franquicias más famosas

Ahora que hemos visto cuál es el origen de las franquicias, es momento de que veamos cómo surgieron algunas de las franquicias más famosas. Nada más en Estados Unidos se contaban, para el año 2015, unas 883.000 franquicias. Este fue un modelo de negocios que empezó a expandirse a partir de la década de los 60, cuando comenzaron a surgir muchas franquicias rentables que todavía el día de hoy gozan de gran nombre y popularidad. Pero, ¿cómo surgieron las franquicias más famosas? Pues, sobre todo, gracias a la visión de sus fundadores. Grandes cadenas como McDonald’s, Burger King o KFC surgieron, sobre todo, al incorporar un producto exclusivo a su cadena. Además, otro de los elementos que hacen que una franquicia sea exitosa es el buen cuidado de los productos que ofrece.

Para una gran cadena de locales que funcionan a manera de franquicia es muy importante que todos los productos que ofrecen conserven la misma calidad en todos sus comercios, de manera que las personas que se casen con la marca puedan conseguir los mismos productos en todos sus locales. Otro elemento fundamental, por supuesto, es la buena atención y buena imagen de quienes atienden. Y, por supuesto, algo que no puede dejar de lado ninguna franquicia es la proyección de la marca, pues toda franquicia depende, fundamentalmente, de esto, y es este el principal producto que ofrecen.

En esencia, parece ser que los principales elementos que debe tener toda buena franquicia son: 1. un producto exclusivo (no necesariamente que nadie más lo tenga, sino que la manera en la que tú lo ofrezcas sea única); 2. una buena marca en la que las personas confíen y que mantenga la calidad del producto en todos lados; 3. un buen modelo de negocios que sea productivo tanto para quienes compran los derechos como para quienes los venden.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre cuál es el origen de las franquicias? ¿Conocías la historia de este modelo de negocios? ¿Te gustaría asociarte con alguna franquicia? Y, ¿cuál es tu franquicia favorita? Déjanos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here