Solemos pensar que para vernos bellas tenemos que invertir largas horas y presupuestos abultados, y acompañarlo todo de grandes esfuerzos. Pero la realidad es que si realmente conoces tu cuerpo, tu rostro, tus facciones y potencialidades, con apenas un par de pasos podrás arreglarte para cualquier ocasión y lucir perfecta. Y es que en el arreglo personal, lo que determina el resultado son los pequeños detalles. Unos delicados pendientes de mujer que realcen tu look, un peinado elegante, un labial en tono nude o la selección de la cartera o los zapatos adecuados, todo suma en la construcción de tu imagen, sin que ello implique que tengas que invertir demasiado dinero o tiempo.

Sea que tengas una activa vida profesional, que seas ama de casa y te encargues del cuidado de la familia, o que estés dedicada a los estudios, cada espacio de tu vida y cada ocasión requerirá de un arreglo particular. No podrás ir igual al bautizo de un sobrino, que a una junta de negocios o a un paseo de domingo. Ahora, lo que ha de permanecer más allá de la ocasión es tu propio estilo, en el que se refleja tu personalidad. Acompáñanos a revisar estos sencillos pasos para que te veas radiante en todo momento, y de forma rápida y práctica.

5 pasos para lucir guapa en todo momento

1. Utiliza accesorios

El poder de los accesorios es simplemente determinante. Unos pendientes específicos, un buen collar o un anillo llamativo, pueden realzar un look y transformarlo, pasando de una apariencia simple a una elegante y sofisticada. Aprovecha los accesorios para construir tu look, desde lo más elegante hasta lo más desenfadado y casual. Y además de los accesorios clásicos, recuerda que también puedes probar con pañuelos, pañoletas o sombreros, de acuerdo a la ocasión y a tu personalidad.

2. Cuida tus uñas

Otro de los elementos más importantes para transmitir una imagen pulcra y estética, es el cuidado de las uñas. Y en este sentido, la forma en la que las lleves va a depender por completo de tu estilo. Hay quienes gustan de llevar las uñas largas, más cortas, ovaladas o cuadradas. Pero más allá del estilo, hay una premisa que no te debe faltar: llévalas siempre limpias, con el esmalte cuidado y limpias. Eso transmite higiene y delicadeza.

3. Lleva siempre el cabello arreglado

Si quieres lucir siempre impecable, el cabello es una parte fundamental. Y en este sentido, es importante que sepas conocer y aprovechar tu propio cabello. Si tienes un evento nocturno, pues tendrás que ser más cuidadosa con la elección de peinados. Pero para el día a día son muchas las alternativas que te pueden ayudar. Desde el tradicional secado, hasta una cola alta y ejecutiva. Lo fundamental es llevarlo siempre limpio y bien peinado.

4. El maquillaje

El maquillaje es uno de esos elementos que hemos incorporado a nuestras rutinas diarias, naturalizándolo. Si bien hay muchos estilos y formas de maquillarse, todo dependerá en primer lugar de tu estilo, y en segundo lugar, de la ocasión. Ahora bien, como estamos hablando de consejos para realzar tu look diario, de manera rápida y sin largas rutinas, hay cuatro cosas que debes hacer en relación al maquillaje, para lucir siempre hermosa. El corrector es fundamental para corregir las ojeras, las diferencias en el tono de la piel y las imperfecciones en general. La base unifica y le da el matiz adecuado a tu rostro. Lo siguiente es la máscara de pestañas, negra o transparente, que ampliará y dará luz a tu mirada. Y por último, agrega en boca un labio en tono nude o un brillo transparente, y estarás lista para enfrentar el día.

5. Usa la talla que mejor se ajuste a tu cuerpo

tips de arreglo personal

A veces, por el simple desconocimiento, terminamos afectando nuestra imagen. Uno de los ejemplos más comunes es cuando usamos ropa que no es de nuestra talla. Sea porque nos quede demasiado holgada, haciéndonos ver descuidadas. O también porque nos ajuste demasiado, pareciendo que se la hemos quitado a nuestra hermana menor. Lo ideal en este sentido es que elijas ropa que defina y destaque tu silueta, aprovechando los puntos que más te favorezcan.

Por ejemplo, si tienes caderas anchas, puedes usar cortes de pantalones que te estilicen. Si tu busto predomina en tu figura, puedes destacarlo con cortes de blusas o vestidos femeninos. Lo mismo aplica con los colores. De acuerdo a tu tipo de piel, puede que te favorezcan los colores pasteles o los más vivos. También puedes salir de los unicolores y aventurarte con las texturas y los estampados.

En definitiva, vestirte bien o mal te llevará el mismo tiempo. Si tienes las piezas adecuadas en tu armario, estarás impecable para todos los días y ocasiones. Si sumas un poco de atención a maquillaje y a los detalles como los accesorios, verás como tu imagen se transforma en un impulsador de tu éxito.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here