La felicidad es un objetivo que todas las personas ansían alcanzar, para este fin nos entrenan desde pequeños. Nuestros padres se encargan de proporcionarnos todo lo que necesitamos y lo que nos gusta para hacernos felices, alejan los peligros para que esta “felicidad” no se vea de ninguna manera perturbada, nos consuelan cuando no obstante todos sus cuidados algo sale mal y no podemos evitar estar tristes. Pero ¿es realmente beneficioso para nuestra estabilidad emocional ese perenne estado de felicidad?

¿Por qué estar triste puede ser bueno para ti?

Recientes estudios llevados a cabo por la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia han querido profundizar sobre la importancia que tienen los sentimientos en nuestra salud mental. Así han conducido un experimento en el que se les mostraba alternativamente películas tristes y alegres a los participantes con la finalidad de testar las cambios que se producen tanto en el rendimiento de sus capacidades cognitivas, como en las conductuales obteniendo un resultado verdaderamente sorprendente.

Por qué estar triste puede ser bueno para ti, psicológicamente

Pues en contra de lo que quizás podríamos imaginar, estar triste nos mejora en muchos aspectos. Por ejemplo, en la Memoria en cuanto tras una desdicha nos esforzamos por centrar nuestra atención para huir del dolor, nos hace más imparciales, ya que la desdicha minimiza los prejuicios volviéndonos más escépticos. Otro beneficio de la tristeza es la Motivación, pues las heridas nos convierten en combativos para vencer la adversidad y cuando estas se curan nos hacen más fuertes, incluso nuestra Expresión Oral mejora cuando estamos tristes, centramos la atención y tenemos las ideas claras nos ayuda a expresarlas mejor.

 

Un buen ejemplo de todo esto, lo encontramos muy bien representado en el film de animación de la Pixar, Inside Out, Del revés, donde se nos muestra la personalidad de una niña como un futurístico centro de operaciones gobernado por cinco personajes, que son en realidad las cinco emociones básicas Joy (Alegría), Sadness (Tristeza), Anger (Miedo), Fear (Ira) y Disgust (Asco) que se van alternando para responder a los estímulos que la niña afronta en su día a día y almacenar cuidadosamente los recuerdos que se van originando para mantener en equilibrio el estado mental de la pequeña. Hasta que a esta le toca afrontar el primer momento difícil de su vida cuando debe trasladarse con su familia y dejar sus amigos, su casa y escuela.

Por qué estar triste puede ser bueno para ti, psicológicamente

 

Momento en el cual la Tristeza, un sentimiento que todos consideraban inútil, entra en juego haciendo que la Alegría se sienta desplazada, por lo que entran en conflicto hasta llegar a confín del olvido donde se vuelven a encontrar con el amigo imaginario de Ridley, con el que viajarán en el tren de los recuerdos para descubrir que todos los sentimientos son importantes y deben coexistir en equilibrio para que la psique no entre en el caos. Que es lo que ocurre cuando queremos suprimir nuestras emociones porque son difíciles de afrontar.

Por lo que deberíamos afrontar la tristeza en nuestras vidas como algo natural en lugar de quererla descartar a toda costa,  porque gracias a la tristeza desarrollamos la empatía, la compasión y en definitiva nos vuelve más humanos.

Descubre:

– TEST: ¿Quién está al mando en tu mente?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here