Valora este post

¿Alguna vez te has preguntado por qué la piel de los genitales es de un color diferente a la del resto del cuerpo? Si ese es el caso, te invitamos a que continúes leyendo y descubras las respuestas a esta interrogante.

¿Por qué la piel de los genitales es de un color diferente?

Tanto en el caso de la vagina como del pene el color de la piel suele ser diferente al del resto del cuerpo. Las razones son mucho más comunes de lo que crees, y en la mayoría de los casos no debe generar ningún tipo de preocupación, puesto que se trata de algo perfectamente normal.

pielgenitales1

El periódico inglés Daily Mail recoge las impresiones y comentarios de dos dermatólogos estadounidenses, el doctor Cameron Rokhsar y la doctora Lindsey Bordone, con respecto al por qué la piel del pene es de un color diferente a la del resto del cuerpo. La clave de esta diferencia cromática se  debe principalmente a las hormonas.

En este sentido, explican que los niveles de las hormonas como testosterona y estrógeno influyen profundamente en las células llamadas melanocitos, las cuales a su vez regulan la melanina que es el pigmento que define el color de nuestra piel. Una mayor presencia de estas hormonas es la responsable de que en esa zona del cuerpo el color de la piel se un poco más oscuro, tal y como ocurre en el pene.

En el caso de las mujeres ocurre lo mismo: la mayor presencia de hormonas en ciertas partes del cuerpo hace que la piel de estas sea más oscura. Además, la piel de los labios de la vagina puede oscurecerse aún más cuando se tienen relaciones sexuales, esto ocurre por un incremento del flujo sanguíneo hacia los genitales.

pielgenitales2

El incremento del flujo sanguíneo durante las relaciones sexuales trae como resultado que el color sea más oscuro, variando de una mujer a otra entre rojo, tonalidades parecidas a las del vino tinto y morado oscuro. Cuando la presión sanguínea vuelve a la normalidad, también lo hace el color de los genitales femeninos.

Los dermatólogos advierten que si bien es normal que la piel de los genitales sea más oscura que la del resto del cuerpo, así como también que las variaciones del color cambie de un cuerpo al otro, siempre se debe estar atento ante un oscurecimiento repentino de dicha área. Esto debido a que podría representar la presencia excesiva de azúcar en la sangre, lo cual podría traducirse en una señal temprana de diabetes.

Si te gustó este artículo, te invitamos a leer: 7 curiosidades sobre la piel, esa tela que nos viste

Imágenes: Este cuerpo no es el mío (2002), Rodolfo Edelmann, Anais Gómez-C, Martin Cox

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here