Ya se termina otro año y comienza uno nuevo: se repiten las celebraciones de cada año, las tradiciones, cada cultura con las suyas, y en todas partes del mundo nos preparamos para un nuevo comienzo. Entre esas tradiciones hay una que la mayoría de las culturas tenemos en común y es la tradición de hacer nuestros propósitos de año nuevo. No obstante, pese a que la mayoría nos sentemos unos días antes de terminar el año a anotar todo lo que esperamos del año siguiente, son pocos los que son constantes con sus propósitos: muchos los olvidan o los dejan de lado por nuevas distracciones, y esa lista que hicimos con tanto ánimo termina perdiéndose en el tiempo hasta que llegamos a fin de año sin haberlos cumplido. ¿Te ha pasado? No te preocupes, a todos nos pasa. Por eso en Supercurioso hemos querido hacer este artículo para ayudarte a conseguir todo lo que te propongas para este año nuevo. ¿Te animas a conseguirlo? Acompáñanos para que descubras cómo lograr todos tus propósitos de año nuevo.

¿Cómo conseguir todos los propósitos de año nuevo?

Cómo conseguir todos los propósitos de año nuevo

Sí, todos, o casi todos, hacemos nuestros propósitos de año nuevo, pero llevarlos a cabo no es tan fácil como parece, ¿verdad? A la mayoría se nos olvidan o los vamos postergando, le damos largas al asunto hasta que se nos pasan y luego revisamos la lista en diciembre y resulta que hemos logrado muy pocos. ¿Por qué nos pasa esto? Muchas veces nos ocurre porque no somos los suficientemente persistentes con nuestros propósitos. Y no es que no queramos lograrlo, sí lo queremos, pero muchas veces nos da flojera hacer los sacrificios necesarios para llevarlos a cabo. Entonces, ¿qué debemos hacer para lograrlos? Tranquilo, ya vamos a eso, pero primero vamos a ver para qué sirven los propósitos de año nuevo y cuáles suelen ser los más comunes. ¿Te animas?

1. Para qué sirven los propósitos de año nuevo

¿Para qué sirven los propósitos de año nuevo? Como sabemos, el tiempo es una construcción social y por lo tanto el final de un año y el comienzo de otro no tiene más significado que el que queremos darle. ¿Quiere decir esto que no deberíamos darle ninguna importancia? No, para nada. De hecho, como sociedad siempre nos hemos preocupado mucho por esto, y es que darnos lapsos para cumplir nuestras metas y vernos avanzar es una de las maneras de lograr nuestros objetivos. Por eso el ser humano mide el tiempo, y por eso es tan importante tener consciencia de él. Pero vamos concretamente a los propósitos, ¿por qué son relevantes? ¿Para qué sirven?

Pues bien, en primer lugar, tener bien en claro los objetivos que queremos cumplir nos ayuda a encaminarnos mejor hacia ellos. Es importante saber lo que queremos, pues aunque muchas veces parezca algo obvio, no siempre es así. Esa es la primera razón por la cual son importantes los propósitos de año nuevo: nos ayudan a centrarnos en las cosas que nos interesan y a dejar de lado las que no. Dicho así, claro, parece sencillo, pero en la realidad, en nuestra vida cotidiana, nos enfrentamos diariamente a muchas distracciones que nos hacen desviar la atención de los objetivos que queremos lograr. Muchas de ellas, claro está, son necesarias: no podemos dejar de comer o cumplir con ciertas actividades, pero hay otras que podemos dejar de lado para enfocarnos en lo que realmente nos interesa. Si lo que queremos es, por ejemplo, convertirnos en importantes académicos en nuestra área de interés profesional, probablemente debamos dedicar menos tiempo a otras actividades para enfocarnos en esa, ¿no?

Esa es la principal función de los propósitos de año nuevo, pero hay otra. Y es que si lo hacemos todos los años, cada diciembre no solo nos fijaremos en lo que queremos, sino en lo que hemos venido logrando durante los años anteriores: así podemos ver un avance, una progresión, a través de nuestros deseos y nuestra capacidad para darlos por cumplidos a través del tiempo. De esta manera podemos hacer un balance de lo que hemos logrado y lo que nos falta por lograr, de manera que podemos adaptar nuestros deseos a nuestras capacidades de la manera más eficaz posible. Este ejercicio, por supuesto, no debemos hacerlo necesariamente cada año nuevo, podemos plantearlo semanal, mensual o trimestral, pero el fin del año y el comienzo de uno nuevo siempre es un buen momento para comenzar a hacerlo. Y tú, ¿ya hiciste tu lista de propósitos de año nuevo?

2. Cuáles son los más comunes

Cuáles son los propósitos más comunes

Cada quien tiene un montón de deseos para su vida, algunos muy personales y otros más o menos diseñados y estructurados por la sociedad. ¿Quiere decir esto que algunos están malos y otros no? Nada que ver, lo que quiere decir es que unos provienen más de nuestra formación integral como individuos, mientras que otros pueden tener que ver un poco más con la influencia que la sociedad en la que vivimos, y de la que somos parte, ha tenido en nosotros. Siempre es bueno, claro está, reconocer las diferencias entre unos y otros, y a partir de allí vamos a saber a cuáles darles más importancia, pero ningunos de estos deseos son malos, siempre que no impliquen perjudicar a los otros.

En todo caso, te contamos esto porque entre todos los deseos que suelen anotar las personas en su lista de propósitos de año nuevo suelen haber unos que son más comunes a la mayoría de las personas que otros. ¿Son, por comunes, más banales o peores en algún sentido? No, solo son comunes, no hay que confundir las cosas ni tildarlas de malo por ser compartidas. Esto, per se, no los hace ni buenos ni malos, conceptos que además son relativos y cambiantes. En todo caso, nos pareció curioso hacer una lista de los propósitos de año nuevo que más suelen escribir las personas, quizá como una ayuda para que puedas hacer la comparación con tu propia lista de deseos.

Entre los objetivos de año nuevo más comunes se encuentran: hacer ejercicio para mejorar el aspecto físico, ahorrar dinero, hacer nuevos amigos, conseguir un trabajo nuevo, encontrar pareja, viajar, renovar la casa, aprender algo nuevo y dejar de fumar. Como puedes ver, muchos de estos propósitos tienen mucho que ver con lo social, o con lo que la sociedad espera de nosotros o el concepto de éxito que usualmente nos señalan. Como te dijimos más arriba, estos propósitos no son necesariamente malos, pero sí suelen tener más que ver con lo que los demás esperan de nosotros, y no tanto con lo que nosotros esperamos de nosotros mismos. ¿Quieres alguna de estas cosas? Pues está bien, pero siempre recuerda preguntarte por qué las quieres, no vaya a ocurrir que de tanto perseguirlas termines cayendo en el agotamiento emocional.

3. Claves para cumplir todos tus propósitos de año nuevo

Ahora sí, entremos de lleno en qué debemos hacer para cumplir con nuestros propósitos de año nuevo. En primer lugar, te recomendamos que no te propongas más cosas de las que puedes lograr: muchas veces, en la emoción del año nuevo, anotamos muchas cosas que queremos lograr, pero que no somos capaces de llevar a cabo todas juntas. Mejor limítate un poco, deja algunas cosas para el año siguiente y dale prioridad a lo más importante. Es mejor estar enfocado en unas pocas cosas que llenarse de estrés con más cosas de las que podemos lograr.

Otro aspecto que puedes mejorar en tu lista es hacer tus propósitos un poco más específicos, de esta manera sabrás como llevarlos a cabo. Trata de desarrollar un poco más tus propósitos para saber cómo llevarlos a cabo, de esta manera todo el proceso se hará mucho más simple. De esa manera podrás concluir un sistema que te respalde y que te ayude a lograr esos propósitos.

En tercer lugar, siempre ten en claro por qué quieres lograr ese propósito de año nuevo, de esa manera tu motivación no decaerá o, si decae, sabrás dónde conseguir más.

4. ¿Por qué las personas suelen fallar a la hora de cumplir con sus propósitos?

¿Por qué suelen fracasar los propósitos de año nuevo? Pues bien, es típico de las frases de año nuevo decirlo todo con optimismo en medio de esa emoción que nos anega. Todo lo vemos fácil, y solemos ponernos más metas de las que podemos lograr. Pero para hacer un plan realmente factible a veces tenemos que pensar con la cabeza un poco más fría. ¿Significa esto que no debemos dejarnos llevar por las emociones? No: disfrute sus emociones, vívalas al máximo. Pero siempre recuerde, al momento de plantearse metas, revisar bien y ver qué es lo que podemos lograr y qué no, de acuerdo con nuestras facultades.

En todo caso, ya arriba te dejamos los consejos y claves necesarias para llevar a cabo tus propósitos de año nuevo, así que este nuevo año no debería ser tan difícil lograr todos esos propósitos de año nuevo que te propones. Así que arriba, vamos con todas esas frases de un nuevo comienzo que este año apenas empieza, pero no te descuides, que no queremos que llegue diciembre y la lista esté en el olvido.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre los propósitos de año nuevo? ¿Crees que estos consejos te ayudarán a lograr las metas que te propones? Y, ¿qué otro consejo nos darías para alcanzar todos esos objetivos? Déjanos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here