El cuerpo humano es, sin lugar a dudas, bastante singular. Solo hay que sentarse un momento a pensar en todas las conexiones y el entramado de músculos, neuronas, articulaciones, células y organismos que habitan en nuestro cuerpo y que hacen que funcione normalmente. Se trata de una gran maquinaria muy bien hecha, resultado de años y años de evolución que hasta acá nos trajo, hasta este punto en el que podemos cuestionarnos sobre lo que somos y sobre cómo funciona, precisamente, nuestro cuerpo. En Supercurioso somos unos fanáticos del cuerpo humano, y por eso siempre estamos investigando sobre todas y cada una de las curiosidades de su funcionamiento y desarrollo. En esta oportunidad nos hemos preguntado qué determina el color de los ojos. ¿Lo sabes? Sigue leyendo para que lo descubras.

¿Qué determina el color de los ojos?

¿Qué determina el color de los ojos?

Las curiosidades del cuerpo humano son muchas y muy variadas, y una de ellas son, sin duda, los ojos, uno de nuestros órganos más delicados, pero también más hábiles. A través de ellos percibimos el mundo y nos relacionamos con él, a través de tus ojos, precisamente, estás leyendo estás palabras. Mucho se ha dicho sobre ellos, incluso en muchas culturas se cree que estos son la ventana del alma. Se dilatan, por ejemplo, cuando mentimos, y con ello nos delatan; cuando estamos tristes, es a través de ellos que lloramos; y una mirada es muchas veces la mejor manera de decir algo.

Sin embargo, entre las tantas curiosidades de los ojos, la que nos atañe en estos momentos es qué determina el color de los ojos. Y es que todos nos hemos topado con algunos ojos que nos derriten, con una mirada que nos nubla todo, pero, ¿de dónde proviene el color de los ojos? Por supuesto, la respuesta tiene mucho que ver con genética, pero elaborando esta idea un poco más, ¿sabes qué es lo que hace que algunos tengan los ojos azules y otros marrones? Vamos a descubrirlo.

1. ¿Genética y ya?

Pues sí, todos vimos esa clase de genética en la que nos explicaban que los ojos oscuros suelen ser un gen dominante, mientras que los ojos de color claro suelen ser un gen recesivo. Pero, ¿eso resuelve todo el problema? Antes los científicos creían que sí, pero la verdad es que las recientes investigaciones de los expertos en la materia han demostrado que el tema es un poco más complicado que eso. Y es que aparentemente el color de los ojos no solo se obtiene por herencia genética, sino que puede ir determinado por otras cosas por igual.

De hecho, las investigaciones recientes demuestran que o bien todavía no se conoce el patrón exacto para determinar el color de los ojos, o bien es el azar el que decide. Sin embargo, sí se ha logrado dar con varios elementos que determinan el color de los ojos. Sin embargo, parecemos estar lejos todavía de las respuesta exacta a la pregunta sobre qué determina el color de los ojos. No obstante, vamos a ver qué dicen los expertos.

2. La melanina y el color de los ojos

Qué determina el color de los ojos

El color de nuestros ojos viene determinado por la cantidad de melanina que se acumule en ellos. Como sabemos, la melanina es ese pigmento que se haya en la mayor parte de los seres vivos y que determina cosas como nuestro color de piel, el color de nuestro cabello e, incluso, el color de nuestros ojos. Mientras más melanina se acumule en nuestros ojos, entonces serán de color más oscuro; por el contrario, mientras menos haya, más claros son. Esto es lo que se suele denominar una relación directamente proporcional.

Ahora bien, ¿qué determina la cantidad de melanina que habrá en nuestros ojos? Ahí es donde está el problema. Como te decíamos más arriba, antes los científicos creían que la respuesta se encontraba en la genética y ya. Sin embargo, recientemente se ha descubierto que son muchas más las variables que forman parte de este proceso.

De hecho,  lo que la ciencia señala al respecto es que lo que determina el color de los ojos es más que el resultado del color de la iris de los padres de la persona. De hecho, cada ojo parece tener toda una gama de tonos particulares, que a su vez devienen de otras paletas de colores que provienen de sus padres y que se mezclan haciendo una paleta más grande y elaborada. Es en este punto donde señalan los científicos que si bien la genética influye, incluso analizando los genes de los padres no se puede dar con el color que tendrán los ojos del niño, ya que se trata de una gran cantidad de colores distintos que, al final, terminan siendo seleccionados en algo así como una ruleta de colores donde el azar es el único ganador.

3. Cada ojo es único

De hecho, cada ojo es único, ya que cada uno ofrece una tonalidad que no se repite. ¿Por qué? Pues porque durante el desarrollo de nuestros ojos estos van generando ciertas marcas, las cuales son una especie de huella digital de los ojos. Es por esta razón que el escaneo de retina es uno de los dispositivos de seguridad e identificación más usados en la actualidad, puesto que cada ojo es irrepetible. Es por esto y mucho más que nuestros ojos son uno de los órganos más particulares que tenemos.

De hecho, si miras de cerca tu iris podrás darte cuenta de que esta no tiene un color exactamente, sino que es más bien una combinación de claroscuros que, de lejos, parecen ser un solo color. Pero la verdad es que nadie más tiene una iris como la tuya, ni tu mismo color de ojos.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre qué determina el color de los ojos? ¿Te esperabas esta respuesta? Y, ¿sabías que tu ojo era único? Déjanos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here