Warren Buffett, uno de los más grandes accionistas de todos los tiempos, expresa que “El éxito en la inversión lleva tiempo, disciplina y paciencia. No importa lo grande que sea el talento o el esfuerzo, algunas cosas sólo toman tiempo: no se puede producir un bebé en un mes por dejar a nueve mujeres embarazadas.” La bolsa ha sido por décadas una fuente de pasión, de adrenalina y de negocios, con la que muchos han logrado amasar fortunas o incrementar sus ingresos. Si te interesa incursionar en este apasionante mundo, nada mejor que hacerlo a través de algunas de las Plataformas de Trading más reconocidas.

Cuando hablamos de la bolsa de valores, nos referimos a un mercado en el que demandantes y oferentes de capital se ponen en contacto, pudiendo realizar transacciones a través de intermediarios que estén autorizados. Se trata básicamente de una negociación en la que las empresas que requieren financiamiento se muestran, para que los ahorradores, sean personas y organizaciones, inviertan su excedente de dinero, con la intención de obtener una rentabilidad. Acompáñanos a descubrir las claves del funcionamiento de la bolsa.

El origen de la bolsa de valores

La bolsa de valores

Son siglos de historia los que han acompañado el desarrollo de las bolsas de valores. La primera referencia clara sobre este modelo lo hallamos en la ciudad de Brujas, en Bélgica. Fue allí donde una familia de banqueros apellidada Van der Bursen, organizaba reuniones en las que se transaban activos y se hacían operaciones comerciales. En el mismo país, pero en la ciudad de Amberes, tuvo lugar la creación de la primera bolsa de valores moderna, en el año 1460.

En el año 1570 se creó la bolsa de Londres, en 1595 la bolsa de Lyon, en Francia y en 1792 la épica bolsa de Nueva York. Fue justo a partir de ese momento cuando la importancia de la bolsa fue consolidándose, y ha logrado mantenerse hasta nuestros días como una clara referencia de la inversión. La actividad en la bolsa de valores canaliza el ahorro hacia la inversión productiva, proporciona información veraz sobre la situación de las empresas inscritas y las operaciones realizadas, al tiempo que ofrece liquidez, pues los inversores pueden convertir sus activos en dinero.

¿Cuáles son las ventajas de la bolsa de valores?

Las bolsas de valores tienen un papel fundamental en el desarrollo económico. Permiten alimentar el ciclo en el que las empresas financian sus proyectos y crecimiento, al tiempo que los inversores obtienen ganancia y canalizan de forma más eficiente sus ahorros. Además, las operaciones están respaldadas, ofreciendo una seguridad jurídica total. Para las empresas, las ventajas de poner a disposición de los inversores un porcentaje de sus acciones, representa una mejor imagen ante el público en general y una consecuente facilidad de financiamiento.

También les permite estimar el valor de la empresa en un momento dado, e incentivar a las personas que la administran a que aumenten este valor. Los accionistas pueden obtener liquidez, vendiendo sus acciones en el momento en que lo consideren pertinente. Desde la óptica de los inversores, participar en la bolsa les permite tener un acceso más completo a la información, así como opciones para rentabilizar sus ahorros. La seguridad y la posibilidad de comprar y vender un activo cuantas veces sea necesario, también se suman a las ventajas de la bolsa.

¿Cómo funciona la bolsa de valores?

ventajas de la bolsa de valores

La bolsa se ubica en lo que entendemos como mercado secundario. Este se refiere al espacio de negociación o de transacción de operaciones en el que se negocian títulos financieros de renta variable, conocidos como acciones, o de renta fija, entendidos como deuda. También se comercializan instrumentos mixtos, que tienen la capacidad de convertirse en dinero de forma rápida.

En la bolsa de valores se transfiere la propiedad de activos financieros que ya han sido generados previamente en el mercado primario, referido a la creación de las empresas. Para la compra y venta de acciones, bonos o demás instrumentos financieros, las empresas deben hacer públicos sus estados financieros, ofreciendo información precisa sobre su situación actual, sus expectativas y potencial de crecimiento.

De igual forma, los inversores deben recurrir a un intermediario autorizado, que es popularmente conocido como corredor o agente de bolsa. Es a través de esta figura que podrán hacer las inversiones que deseen. El desarrollo del mundo online y su expansión a los más diversos rubros, ha impactado también en el área de las inversiones, facilitando y haciendo más veloces muchos de los procesos. Es el caso de las bolsas virtuales, que ofrecen a los inversores la posibilidad de comprar y vender acciones desde la comodidad de su computador.

El mundo de las inversiones ha captado el interés de miles de personas a lo largo de sus ya varios siglos de historia. Sus operaciones han representado la creación de enormes fortunas, así como también estrepitosas pérdidas. En general, se trata de una herramienta que, usada con conocimiento y conciencia, puede representar la posibilidad de un uso inteligente y productivo de tus ahorros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here