Algunas personas consideran que el mantenimiento de una vivienda es opcional y que realmente no ocurre gran cosa si no se hacen reparaciones con regularidad, pero no es así. Las casas pueden mantenerse en buen estado durante muchos años, si se cuidan y reparan los desperfectos que el paso del tiempo va generando. A continuación, explicaremos qué tareas incluye el mantenimiento de un hogar.

¿Por qué hacer mantenimiento en el hogar?

Una casa sin mantenimiento se deteriora en pocos años y puede proyectar una imagen negativa de su propietario. Además, es mucho más fácil reparar las cosas que reemplazarlas por completo. Estos son los principales beneficios de conservar tu casa en buen estado:

  • Ahorra dinero. Al reparar los enseres o cuidar la estructura se previenen daños irreparables y, a su vez, se ahorra dinero porque las cosas duran más.
  • Satisfacción. Contar con una vivienda hermosa, libre de goteras y otros desperfectos fomenta la satisfacción y el sentimiento de logro.
  • Une a la familia. Algunas reparaciones se pueden realizar en familia y esto fomenta el trabajo en equipo, al mismo tiempo que contribuye a una mejor convivencia. Además, de esta forma se ayuda a los hijos, incluso a los más pequeños, inculcándoles el valor de esforzarse en el trabajo.

¿Cuáles son las actividades de reparación y mantenimiento en el hogar?

tareas mantenimiento del hogar

Puedes realizar por ti mismo las reparaciones en el hogar. Aunque hay algunas tareas complejas, muchas tareas las puedes hacer tú mismo con pocas herramientas. A continuación, te indicaremos las reparaciones más importantes.

Evita filtros de agua

Las humedades en casa pueden deteriorar en pocos años las paredes, además de favorecer el desarrollo de enfermedades. Por eso, usa un buen sellador y repara las grietas producidas por el agua con independencia de si se encuentran en el grifo, techo, juntas de la ventana, etc.

Techos y canalones

Es de suma importancia que el techo esté en buenas condiciones. Revisa que los canalones no tengan hojas que interfieran con su función, de igual forma mantén limpio el techo y tapa las posibles goteras. Este tipo de inspección debes hacerla, al menos, una vez por semana. El reemplazo del techo se puede hacer cada una o dos décadas, dependiendo del tipo de material.

Servicio eléctrico

Revisa que los focos y enchufes estén en buen estado. Adquiere bombillos ahorradores de energía y sustituye cables pelados o muy desgastados. Por cierto, trabajar con electricidad es peligroso, te recomendamos que sigas los consejos de La Fundación UNAM para evitar los golpes eléctricos.

Limpia el interior de la casa

La limpieza del interior de la casa incluye aspirar el suelo y muebles, lavar los utensilios, quitar telarañas, desempolvar adornos. Del mismo modo, lavar el cuarto de baño, así como la ropa de cama debe hacerse con regularidad, casi a diario. También es importante mantener las paredes en buen estado, evitando rayones y manchas de suciedad. Si puedes, deberías pintar con cierta regularidad las áreas más expuestas.

En conclusión, hacer el mantenimiento del hogar no solo es una decisión inteligente, sino que contribuye a generar una sensación de satisfacción hacia tus bienes, a la vez que previene problemas emocionales e incluso financieros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here