Las probabilidades de tener un accidente mortal viajando en avión son mínimas. Sólo tienes 1 entre 1’2 millones. Prácticamente, en cualquier otro vehículo, tus posibilidades de accidente con consecuencias fatales, son mucho mayores. Sin embargo, mucha gente siente un gran temor al viajar en avión, aun sabiendo que el 95,7% de personas que padecen un siniestro aéreo salen con vida.

El lugar más seguro del avión

Es muy sencillo. Cuando más atrás mejor. En la parte trasera hay un 40% más de posibilidades de sobrevivir. Es cierto que cada accidente es diferente, pero estadísticamente se ha comprobado que los que van en la parte trasera salen con vida con mayor frecuencia.

avión

La explicación es simple: los aviones suelen estrellarse de morro. La «primera clase» sufre más el impacto que la «turista», y dentro de ésta mejor las últimas filas.

Consejos

Si quieres aumentar tus posibilidades de supervivencia, en caso de accidente aéreo, puedes seguir estas pautas que aconsejan los expertos.

  1. Que tu asiento esté situado entre las 5 filas contiguas a la salida de emergencia, ya sea hacia delante o hacia detrás. Tu acceso a la puerta sera más rápido.

2. Viajar en un asiento de pasillo. Las personas que están en estas butacas tienen ventaja sobre las de ventana. El acceso a las salidas de socorro les será más fácil.

3. Estar alerta los 3 primeros minutos en que el avión alza el vuelo y los 8 que suele durar el aterrizaje.

cabina avión

Estos son los periodos en que suelen haber más accidentes y conviene estar atento para reaccionar rápidamente en caso de siniestro.

4. Salir lo antes posible, el primer minuto y medio es vital.

5. Sobre todo ¡Olvídate de tu equipaje! Te entorpecerá y te hará perder instantes valiosísimos para tu supervivencia.

Los expertos aconsejan también llevar el cinturón de seguridad abrochado durante todo el vuelo, ya que en caso de que el accidente ocurra mientras estás dormido, no saldrás disparado.

pasillo avión

No llevar ropa de tejidos inflamables, pues en caso de incendio es más fácil que prenda. No quitarnos los zapatos, ni viajar con tacones o sandalias, ¿por qué? Porque si hay que salir corriendo entre fuego y objetos extraños dispersos por el suelo, lo mejor es un calzado plano y que proteja el pie.

Una vez fuera del avión aconsejan alejarse de él por la posibilidad de explosiones. Eso sí, se también se recomienda no ir demasiado lejos, para que los equipos de emergencia puedan hallarnos y rescatarnos si perdemos la consciencia.

En todo caso, es vital mantener la calma y actuar con la máxima celeridad posible.

Si te interesan los casos de supervivencia, quizá quieras leer 3 casos increíbles de bebés supervivientes.

Imágenes: LucasMatthew Hurst

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here