El emprendimiento es un concepto que parece estar especialmente de moda en los últimos tiempos. No obstante, define una cualidad que puede remontarse atrás en la historia. Te has preguntado, por ejemplo, ¿quien podría ser considerado el primer emprendedor de la historia? ¿Se puede identificar o, por el contrario, está tan lejos de nosotros mismos que su rostro, su nombre y su figura se perdió en el pasado remoto? Estas son precisamente las preguntas que hoy nos proponemos responder en Supercurioso.

¿Quién fue el primer emprendedor de la historia?

El emprendimiento como actividad humana

Según la Real Academia Española, emprender significa «acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro». Emprender, luchar por una idea y hacer todo lo posible por convertirla en realidad implica traer algo nuevo al mundo que hasta el momento no existía. Pero, como veníamos diciendo, no es ninguna locura afirmar que desde que hay historia, hay emprendimiento. Precisamente por esta razón es que resulta tan complicado rastrear al primer emprendedor de la historia.

Cristóbal Colón, ¿el primer emprendedor de la historia?

Cristóbal Colón, el primer emprendedor de la historia

Al valorar esta cuestión, podríamos pensar en la persona que inventó la rueda o la que por primera vez usó el fuego para el beneficio humano. En la mayoría de los casos, nos quedaríamos bloqueados por el anonimato. No obstante, uno de los nombres que más resuenan es el de Cristóbal Colón.

Pero, ¿por qué se dice que Cristóbal Colón fue el primer emprendedor de la historia? Para embarcarse en su misión de darle la vuelta al mundo, en la que terminaría descubriendo América (al menos, desde el punto de vista europeo). Y es que Colón tuvo que hacer grandes esfuerzos para vender su idea a la corona española. De hecho, los reyes de España ni siquiera fueron los primeros a quienes visitó para convencerles de financiar su vuelta al globo terráqueo. Muy al contrario; había insistido en distintos lugares, y su propuesta había sido rechazada una y otra vez.

No obstante, como buen emprendedor, no se rindió tan fácilmente. Insistió hasta que consiguió hacerse con tres embarcaciones con las que partió. Y no solo tuvo que enfrentarse a dificultades relacionadas con la obtención de recursos, sino también a todas aquellas implícitas en el mismo viaje. Por ejemplo, por un error de previsión (después de todo no había mapas exactos del mundo en la época), Colón solo llevó provisiones para 60 días; una cifra sin duda escasa para un viaje que duró dos meses y nueve días antes de la primera parada. Esto, por supuesto, causó conflictos en la tripulación, pero no por esto desfalleció. Todo lo contrario, Colón se mantuvo firme en sus ideas y fue por ello que el 12 de octubre de 1412 desembarcó en América.

Como ocurre también con muchos emprendedores, Colón terminó obteniendo resultados muy distintos a los que esperaba. No llegó a la India, no pudo probar su teoría (que años más tarde se confirmaría), pero encontró todo un continente que los europeos desconocían, y esto gracias a su fuerza de voluntad y a la capacidad que tuvo para llevar a cabo sus proyectos. Es por eso que a la pregunta sobre quién fue el primer emprendedor de la historia, señalar a Colón parece una opción sensata, pues se erige en la historia como una personalidad con gran determinación y voluntad para lograr lo que nunca antes nadie había logrado.

El emprendimiento en la actualidad

Para emprender hace falta determinación, seriedad y, por supuesto, buenas ideas de negocios para emprender. Sin embargo, la idea por sí sola no es suficiente, hace falta un carácter firme, una buena planificación e, incluso, la capacidad de modificar los planes e improvisar, puesto que estos no siempre salen como queremos (de hecho, lo más habitual es que se rompan todos los esquemas). Es por eso que Colón es uno de los ejemplos que debemos mirar cuando queremos emprender un nuevo proyecto.

Ya sea al momento de escribir un libro, componer una canción, crear un invento o lanzarse a un nuevo negocio, una de las claves para lograr eñ éxito es la persistencia. Eso sí, todo eso va de la mano de las buenas ideas y los buenos colaboradores, y de un buen liderazgo capaz de encausar adecuadamente todos los esfuerzos.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre quién fue el primer emprendedor de la historia? ¿Cuál crees tú que fue? Y, ¿sabías que emprender era una parte fundamental de nuestra condición como humanos? Coméntanos qué emprendimiento te gustaría hacer, y no te olvides de dejarnos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here