En la actualidad los teléfonos han ocupado un lugar fundamental en la sociedad, han permitido la expansión económica de varias empresas con mayor facilidad, han facilitado la comunicación con personas distantes y el campo de los servicios se ha enriquecido enormemente con estos, sin embargo muy pocos realmente conocen el origen de estos aparatos y quienes afirman conocerlo se lo atribuyen al escocés Alexander Graham Bell. Pues bien, esto es cierto a medias, es por eso que en esta ocasión en Supercurioso ahondaremos en la historia de quién inventó el teléfono y dar un recorrido por su historia.

La historia completa sobre quién inventó el teléfono

1. Quién inventó el teléfono

Quién inventó el teléfono | La voz no tiene sentido

Iniciamos nuestro viaje en el tiempo a mediados del siglo XIX, el telégrafo reinaba y todas las comunicaciones se daban por este medio, sin embargo este presentaba algunos problemas comunicativos, pues los mensajes no podían ser demasiado largos y era fácil confundir algunos caracteres, esto sin mencionar la imposibilidad de recibir mensajes mientras se emitían. A este inconveniente Alexander Graham Bell ideó un telégrafo armónico que despojaría el monopolio comunicativo de la Western Union Telegraph Company, sin embargo el inventor no prestaría mayor atención a este y se decantaría por otro método comunicativo.

Sin embargo, antes que Graham Bell otro hombre esbozó el prototipo del teléfono que fundamentaría los desarrollos que el escocés llevó a cabo. En la resolución 269 del Congreso Americano de 2002 se daba solución al problema de quién inventó el teléfono, casi 130 años después que Graham Bell hiciera suya la patente del invento se declaraba que el italiano Antonio Meucci era el verdadero inventor del teléfono, sin embargo por su compleja situación económica no pudo patentar su invento y este hombre murió en el olvido y la pobreza. El prototipo que habría diseñado Meucci será expuesto en el siguiente apartado.

Pero esto no es todo, esta disputa sobre quién inventó el teléfono aún guarda muchas aristas, Alexander Graham Bell era más pillo de lo que se cuenta. La batalla por la patente no era sólo entre Meucci y Bell, Elisha Gray también estaba involucrado en ese lío; el 14 de febrero de 1876, Gray presentó la solicitud de patente de un teléfono que utilizaba un micrófono líquido, sin embargo en la oficina de patentes le informaron que un tal Alexander Graham Bell habría patentado otro diseño similar tan sólo dos horas antes. La disputa legal no se hizo esperar y, como nos ha demostrado la historia, fue Alexander Graham Bell el ganador de esta contienda legal.

2. El ancestro de la magia

Quién inventó el teléfono | El ancestro de la magia

Como ya dimos respuesta a quién inventó el teléfono, ahora es preciso designar cómo fueron estos primeros teléfonos. El invento de Antonio Meucci llevaba por nombre «teletrófono» y en 1860 habría dado una descripción del invento en un periódico en lengua italiana de Nueva York. Meucci era muy cercano a la medicina y trataba a sus pacientes mediante pequeños choques eléctricos, en una ocasión puso un hilo de cobre en la boca de un paciente y cuando fue a conectarlo a la otra sala para emitir el choque eléctrico escuchó el gemido de la persona en la otra habitación. Así es como inició el desarrollo de Meucci de un aparato que pudiera comunicar la voz.

El mencionado dispositivo contaba básicamente con dos troncos de conos de cartón, los cuales en su base poseían un diafragma membranoso. Estos conos estaban unidos entre sí por un hilo de cobre y mediante impulsos eléctricos eran capaces de transmitir la voz; como ya hemos mencionado, la precariedad económica de Meucci no le permitió realizar su patente, además tampoco consiguió adquirir a patrocinadores, pues las personas no hallaban la utilidad a un telégrafo que hablara.

El principio del teléfono de Bell era exactamente el mismo que el de Meucci, sólo que con algunas precisiones sistemáticas que conseguiría trabajando con el electricista Thomas Watson. En junio de 1875 el teléfono era casi una realidad: diferentes tonos variarían la fuerza de la corriente eléctrica en un cable, para lo que se necesitaría un transmisor con una membrana capaz de variar las corrientes electrónicas y un receptor capaz de reproducirlas, sin embargo no sería sino hasta el 10 de marzo de 1876 que se consolidaría el invento del teléfono. Las primeras palabras que fueron transmitidas por este medio fueron «Ven aquí, Watson, te necesito».

3. Evolución y revolución

Quién inventó el teléfono | Evolución y revolución

Cerramos este artículo sobre quién inventó el teléfono con un breve recorrido a través de la evolución de este aparato que viaja desde el primer teletrófono hasta los smartphones con un centenar de aplicaciones. Vale señalar que el diseño del teléfono no ha cambiado mucho con los años, pues básicamente el funcionamiento sigue siendo el mismo, se marca un número y la persona a quien corresponda este, contesta; lo que sí ha evolucionado son los sistemas de red, la calidad de las comunicaciones y las características añadidas.

La inclusión de un micrófono de carbón, con el cual se obtuvo una mucho mejor calidad y volumen en las comunicaciones fue uno de las más importantes desarrollos que tuvo la telefonía; posteriormente este micrófono de carbón sería cambiado por  por micrófonos del tipo “electret”, el cual básicamente es un micrófono de condensador, con lo que se mejoraba exponencialmente la calidad del sonido.

Y como se ha venido comentando, no sería posible dejar un artículo sobre quién inventó el teléfono sin hablar de las centrales telefónicas. La primera central telefónica se instaló en New Haven, en el estado norteamericano de Connecticut, en enero de 1878. Operaba de la siguiente manera: La persona levantaba su bocina y automáticamente era comunicado con la operadora, quien le solicitaba los datos del abonado con quería comunicarse y procedía a bajar una palanca que entabla la conectividad entre ambos usuarios. El problema con esta primera operadora era que en ocasiones los operarios debían escuchar as conversaciones para saber en qué momento terminaban.

Las centrales telefónicas automáticas, es decir, las llamadas sin operadora ni demora fueron ideadas en 1889 por un empresario de pompas fúnebres de Kansas City, Almon S. Strowger, puesto que la esposa de quien lideraba su competencia trabajaba en la operadora y esto hacía que se enterara de todos los chismes y ofreciera primero los servicios fúnebres de su esposo. Strowger pensó en un mecanismo en donde marcando un número, un abonado podría contactar a otro y charlar sin necesidad de intermediarios. Esto dio como resultado la invención del teléfono con disco marcador a los pocos años.

La tecnología telefónica continuó avanzando, a los años fuero reemplazados los cables por antenas y torres de transmisión que operaban mediante frecuencias, luego se implementó el uso de satélites, sin embargo el teléfono en funcionalidad siempre ha sido lo mismo. Sus variaciones yacen estéticamente y en sus complementos. Por ejemplo, los teléfonos celulares en la actualidad son exageradamente portables, en el pasado estos podrían llegar a pesar 36 kilos y esto sin mencionar la posibilidad de almacenar aplicaciones, las conexiones a internet y demás. ¿Qué deparará el futuro de la telefonía?

Así finalizamos nuestro artículo sobre quién inventó el teléfono, esperamos que te haya gustado y que hayas disfrutado conociendo la historia. ¿Qué tal te pareció el artículo? ¿Conocías esta historia? ¡Déjanos tu comentario!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here